fbpx

9 viajes por España que se disfrutan más en septiembre

viajes septiembre

A veces parece que el verano acaba cuando acaba agosto, como si la llegada del mes de septiembre implicara el fin del calor. Cierto es que la mayoría de los trabajadores deben de volver entonces a sus puestos y que los estudiantes regresan a las aulas, pero ni significa el fin del calor ni significa que todo el mundo haya disfrutado ya de sus vacaciones.

Aunque la llegada de este mes sí implica ciertos cambios estacionales, como temperaturas más suaves y días más cortos, cada vez son más los turistas que optan por viajar en dichas fechas. La oportunidad de recorrer casi en soledad rincones idílicos que hasta no hace mucho estaban abarrotados, de sumergirse de lleno en fiestas populares o de participar en eventos culturales de lo más variado son algunas de las ventajas que implican los viajes en septiembre.

Dónde viajar por España en septiembre y por qué

Una época para la “bonanza” en la isla del viento

playa cofete
Playa de Cofete en Fuerteventura. | Shutterstock

Las islas, sobre todo las Canarias, están entre los viajes de septiembre más demandados. Esto se debe, además de a la bajada de la demanda, a que es la época en la que llega la conocida como “calma” o “bonanza”. Es decir, es el momento en el que los alisios son menos intensos, el mar pierde bravura y las aguas alcanzan las temperaturas más elevadas de todo el año.

Las semanas previas a la llegada de otoño se convierten así en las mejores para disfrutar de la belleza salvaje de las playas de la isla del viento o, lo que es lo mismo, de Fuerteventura. Tal vez no sean las mejores fechas para surfear, pero sí para relajarse sobre la arena o pasear por playas espectaculares como las de Cofete, Corralejo o Barlovento.

Celebrar la cosecha de las uvas en Logroño

Viñedo Rioja
Viñedo a las afueras de Logroño, en el municipio de Clavijo. | Shutterstock

Es septiembre y en muchos lugares de España, sobre todo del norte, es también época de vendimia. Y de fiesta. Porque a la recogida de las uvas le sigue casi siempre una celebración. La fiesta de la vendimia de Logroño es una de las más destacadas y una excusa perfecta para descubrir la ciudad. Así, además de participar en los eventos de la recolección de las uvas, es imprescindible recorrer la calle Laurel, sembrada de tabernas donde catar los excelentes vinos de esta tierra.

También te puede interesar  Los paisajes de primavera más bellos para ver la floración en España

Hay, por supuesto, otros planes para disfrutar de un momento tan especial como el final de la cosecha. Y no solo en Logroño. Recorrer La Rioja en septiembre o en cualquier época permite descubrir campos infinitos sembrados de vides, bodegas de renombre y villas medievales.

Galicia está de moda

Rías Baixas
Rías Baixas. | Shutterstock

Que Galicia está de moda nadie lo duda. Verano tras verano bate récords de visitantes. Por un lado, de peregrinos que tras un largo camino llegan a Santiago. Por otro, de aquellos otros que simplemente buscan disfrutar de la belleza de los paisajes gallegos y de su gastronomía.

Las Rías Baixas son precisamente uno de los destinos imprescindibles de la comunidad. Extendidas entre el cabo de Finisterre y la ría de Vigo, ofrecen un sinfín de planes atractivos para una escapada a finales de verano. Aún es buena época para surfear en la playa de La Lanzada o recorrer la ruta de los Molinos de Samiera. También lo es para descubrir pueblos encantadores como Combarro o asomarse al atardecer desde cabo Home.

Septiembre es, además, una buena época para admirar la belleza de las islas Cíes o de la isla de Ons sin tener que preocuparse de aforos o controles de acceso.

Siempre es buen momento para visitar Asturias

Iglesia de San Pedro, la iglesia más antigua de Gijón
Iglesia de San Pedro, la iglesia más antigua de Gijón. | Shutterstock

Cuando el otoño se acerca, el encanto de Asturias es, si cabe, aún mayor que durante el resto del año. Son semanas para disfrutar casi en solitario de lugares tan bellos como los lagos de Covadonga, para recorrer sin prisa la ruta del Cares o para contemplar cómo el cambio de estación se adivina ya en los bosques de Muniellos o Taramundi. También sigue siendo tiempo de recorrer sus playas, ya sea para simplemente dar un paseo o, para los viajeros más intrépidos, darse un baño.

En septiembre, además, tienen lugar celebraciones tan importantes como el Día de Asturias, las fiestas de Oviedo o la Noche Blanca de Gijón. Esta última es una iniciativa en la que galerías de arte y centros culturales abren sus puertas para el disfrute de todos. Una forma diferente de conocer la ciudad.

Altea se viste de medievo

Altea con la Sierra de Bèrnia de fondo
Altea con la sierra de Bèrnia de fondo. | Shutterstock

Disfrutar de alguna que otra jornada playera antes de que llegue el frío siempre es buen plan para despedir el verano. Alicante, mucho más vacía en el último mes estival, es un destino perfecto para un viaje en septiembre. Pero hay otros motivos de peso para visitar la provincia valenciana en esta época. Por ejemplo, el de contemplar las fiestas de Moros y Cristianos que se celebran en algunas localidades como Altea o Villena.

También te puede interesar  El pueblo rodeado de cascadas y piscinas naturales en Valencia

En Altea las fiestas de Moros y Cristianos se solapan, además, con las patronales a finales de septiembre. De esta forma, verbenas, barracas, pasacalles y espectáculos salpican las calles de una de las localidades con más encanto de la costa mediterránea española. Es el momento perfecto para mezclar diversión y turismo.

Una ciudad de película: San Sebastián

Palacio Congresos San Sebastián
Palacio de Congresos San Sebastián. | Shutterstock

La siempre elegante y distinguida Donostia se llena de glamour cuando llega septiembre. El Festival Internacional de Cine de San Sebastián extiende su alfombra roja cada año durante dichas fechas para acoger a lo más destacado del momento en el séptimo arte. Por tanto, es el instante perfecto para ver películas fuera del circuito comercial o aprovechar alguno de los eventos que pone a disposición el festival.

Por supuesto, las atracciones habituales de la ciudad, como pasear por el casco antiguo o por el paseo de La Concha, nunca defraudan. Incluso, quién sabe, quizás el visitante tenga la suerte de encontrarse a alguno de sus actores favoritos por la calle.

Si el viaje no coincide con este evento, tal vez sí lo haga con otra de las citas marcadas en rojo en el calendario de septiembre de San Sebastián: las Euskal Jaiak. Es la ocasión perfecta para sumergirse de lleno en la cultura de Euskadi. Regatas de Traineras en La Concha, exhibiciones de música y folklore, competiciones de deportes tradicionales vascos y muestras de la gastronomía vasca son solo algunos de los platos fuertes de estas fiestas. Un viaje en septiembre de lo más recomendable.

Visitar Sevilla al ritmo del flamenco

Flamenco en Sevilla
Flamenco en la plaza de España de Sevilla. | Shutterstock

Nadie duda de que Sevilla es una ciudad que tiene mucho que ofrecer. Dejarse llevar por la magia de los barrios de Santa Cruz o Triana, admirar su catedral o admirar la belleza de los Reales Alcázares son motivos más que suficientes para planear una escapada a la capital andaluza. Pero el calor abrasador de julio y agosto hace imposible disfrutar de la ciudad como se merece.

También te puede interesar  Las mejores escapadas cerca de Almuñécar

Por eso, septiembre es un buen momento para viajar a la capital hispalense. Y no solo para verla, sino también para escucharla, pues durante casi todo el mes se celebra la Bienal de Flamenco de Sevilla, un evento que reúne a las grandes figuras de este arte cada dos años. Bailaores, cantaores y guitarristas flamencos exhiben sus artes a través de espectáculos y exhibiciones que hacen de Sevilla uno de los mejores destinos para visitar en septiembre.

Divertirse en las fiestas patronales de Barcelona

Fiesta Merce
Barcelona, durante las fiestas de la Mercè. | Shutterstock

Septiembre es un mes con una agenda muy apretada en Barcelona. Sin perder ese aire cosmopolita y elegante que la caracteriza, la ciudad se viste de colores y el bullicio inunda sus calles. Es el mes de las fiestas mayores de los barrios de Horta, Poblenou o La Barceloneta, que se visten de gala para despedir el verano por todo lo alto. Pero si hay unas fiestas que se viven con intensidad son las de la Mercè, celebración que conmemora a la patrona de la ciudad.

Por eso, septiembre se convierte en una oportunidad única para sumergirse en el ambiente más popular de la ciudad condal, disfrutando de los tradicionales castells, de los correfocs, de bailes típicos y de teatro en la calle, entre otras muchas actividades. Por supuesto, disfrutar de las fiestas de Barcelona es también una excusa perfecta para visitar la ciudad del modernismo, con atracciones turísticas tan importantes como la Sagrada Familia o el Park Güell.

La renovación cultural de Madrid

Madrid
Vista aérea del centro de Madrid. | Shutterstock

Septiembre es también un mes fantástico para viajar a Madrid. A su siempre atractiva oferta cultural se le suman los primeros estrenos en la cartelera teatral o citas como la de la Apertura Madrid Gallery Weekend, que marca el inicio de la temporada expositiva de las galerías.

La lista de eventos que se celebran a lo largo del mes es larga. Algunas propuestas: Madrid Top Week, para contemplar la ciudad desde las azoteas más icónicas; hotel Tapa Tour, para los amantes de la buena mesa, o WAH Madrid para aquellos que deseen probar experiencias culinarias diferentes. Sin contar con todos esos sitios turísticos que esperan al viajero con los brazos abiertos.