fbpx

8 pueblos bonitos a menos de una hora de Madrid

Pueblos bonitos a menos de una hora de Madrid

Cuando se vive en grandes ciudades como Madrid, de vez en cuando se necesita hacer alguna escapada para huir del estrés, el ruido y el tráfico. Por fortuna, estos pueblos bonitos se encuentran a menos de una hora de Madrid. Son ideales, por tanto, para animarse con una excusión de ida y vuelta en el día. Todos merecen la pena.

Escapadas cerca de Madrid: huyendo de la gran ciudad

Buitrago de Lozoya

Buitrago de Lozoya
Panorámica de Buitrago de Lozoya. | Shutterstock

Uno de los pueblos más bonitos cerca de Madrid es Buitrago de Lozoya. Se trata de una villa medieval amurallada y a orillas del río Lozoya. Su monumento estrella es el castillo de Mendoza, del siglo XVI y estilo mudéjar, del que destacan sus siete torres desmochadas. La Iglesia de Santa María del Castillo y el Museo Picasso son también dos lugares interesantes que visitar. No hay que dejar de pasear sus murallas medievales e ir de tapas por las tabernas de la plaza de la Constitución y la calle Real. Es recomendable también disfrutar de las vistas del pueblo desde su mirador natural, pasando el puente Viejo.

Chinchón

Chinchón
Popular plaza de Chinchón. | Shutterstock

Entre los planes que uno puede llevar a cabo a menos de una hora de Madrid, la posibilidad de visitar Chinchón es de las más atractivas. Chinchón es famosa por su plaza Mayor, que es de origen medieval y tiene un total de 234 balcones con barandillas de un llamativo color verde. En este lugar existen múltiples terrazas para tomar algo y restaurantes para comer, además de ser la ubicación de muchas de las fiestas del pueblo. También destaca el castillo de Chinchón, que data del siglo XVI, pasando por las manos de los condes de Chinchón y el archiduque de Austria. Euna visita a Chinchón tampoco puede faltar la iglesia de la Asunción y la torre del Reloj.

Patones de Arriba

Patones de Arriba
Patones de Arriba. | Shutterstock

Si lo que se busca es un pueblo con encanto cerca de Madrid, Patones de Arriba es la localidad indicada. Se puede llegar en coche perfectamente, aunque hay quien prefiere recorrer la senda ecológica del barranco que lleva desde Patones de Abajo a Patones de Arriba. Una vez en el pueblo, algunos de los lugares que se pueden ver son la iglesia de San José, el lavadero y los tinados, arcenes y eras, donde los locales practicaban la ganadería y la agricultura. Sin embargo, lo más interesante de Patones de Arribas es dar un paseo por sus calles llenas de casas de pizarra.

Rascafría

Rascafría
Rascafría. | Shutterstock

Enclavado en la sierra de Guadarrama, Rascafría es un pequeño pueblo con mucho encanto. Es aconsejable visitar el ayuntamiento, los puentes de Manola y Pericotón, el parque del Río, la plaza de España y la plaza de la Villa. Sin embargo, el monumento estrella de Rascafría es el monasterio de Santa María del Paular, que se encuentra a las afueras de la localidad. Es de estilo gótico mudéjar y gótico flamígero y data del siglo XIV, aunque se reconstruyó bajo el mandato de los Reyes Católicos. Mcerca del monasterio se encuentra el Puente del Perdón, también precioso.

San Lorenzo de El Escorial

Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial
Espectacular Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial. | Shutterstock

Una de las mejores excursiones que hacer desde Madrid es, sin duda, a San Lorenzo de El Escorial, ya que allí se encuentra el famoso monasterio que Felipe II mandó construir hace 500 años. Se trata, de hecho, de uno de los lugares más visitados de la Comunidad de Madrid, ya que está declarado por la UNESCO como Patrimonio Mundial. El monasterio de El Escorial se puede visitar por dentro, pudiendo acceder a la Biblioteca, la Basílica, las Salas Capitulares y los Panteones, entre otras estancias. Otros edificios interesantes dentro del monasterio son el palacio de los Austrias y el palacio de los Borbones. Por último, el jardín de los Frailes y la Casita del Príncipe tampoco pueden faltar en la visita.

Colmenar de Oreja

Colmenar de Oreja
Colmenar de Oreja. | Shutterstock

Aunque Colmenar de Oreja no es un pueblo con el que el viajero suela contar a la hora de planear sus escapadas, lo cierto es que es una localidad que esconde pequeñas joyas. Algunas de ellas son la iglesia de Santa María la Mayor, la plaza Mayor y el túnel de Zacatín. Otros lugares de interés son la ermita del Santo Cristo del Humilladero, el convento de la Encarnación y las ermitas de San Juan y de San Roque.

Manzanares El Real

Castillo de Manzanares El Real
Castillo de Manzanares El Real. | Shutterstock

Otro de los pueblos a menos de una hora de Madrid que merecen una visita es Manzanares El Real, sobre todo por el castillo de los Mendoza, que data del siglo XV y es uno de los mejor conservados de la Comunidad de Madrid. Otros puntos interesantes son el embalse de Santillana, la ermita de Nuestra Señora de la Peña Sacra y La Pedriza, un paisaje rocoso que pertenece a la sierra de Guadarrama. Es el sueño de los amantes de la escalada, pues está considerada la escalada de adherencia más difícil del mundo.

San Martín de Valdeiglesias

San Martín de Valdeiglesias
Castillo de San Martín de Valdeiglesias. | Shutterstock

Este pueblo destaca por estar muy cerca del pantano de San Juan, considerado algo parecido al mar de Madrid. Pero no solo hay que dejar transcurrir el tiempo en sus proximidades: también merecen una visita el castillo de la Coracera, la ermita de la Sangre, el monasterio de Valdeiglesias y el llamado Bosque Encantado.

Con San Martín de Valdeiglesias puede concluirse este repaso por los pueblos bonitos que se encuentran a menos de una hora de Madrid, no sin antes recordar que son muchos los que se quedan por el camino. Nada mejor que lanzarse a la carretera y dejarse sorprender.