fbpx

7 playas de Cataluña que son auténticos paraísos naturales

7 playas de Cataluña que son auténticos paraísos naturales

En la belleza de los parques naturales de la geografía catalana se esconden magníficas playas que presentaremos a continuación. Una muy buena forma de estar en contacto con la naturaleza. En las próximas líneas, exploramos una lista de playas de Cataluña en entornos naturales de ensueño.

Playas de Cataluña que brillan rodeadas de parques naturales

Playa de la Marquesa

Playa de la Marquesa
Playa de la Marquesa. | Shutterstock

En el extremo norte del Parque natural del Delta del Ebro, alrededor de la imponente península de arena de unas cuatrocientas hectáreas, se encuentra la llamada Punta del Fangar; allí se ubican el bello y emblemático faro y la llamada playa de la Marquesa.

La playa de la Marquesa es una de las más extensas de Cataluña, con unos cinco kilómetros de arena. Otro de los grandes atractivos de esta península es la gran cantidad y variedad de aves que allí nidifican; circunstancia que obliga a ser muy respetuosos con sus áreas de nidificación entre el 1 de abril y el 15 de agosto. El principal lugar de pernoctación de calidad de la zona es Amposta.

Playa del Serrallo

En la zona más oriental del Parque Natural del Delta del Ebro, cerca de la isla de Buda, se encuentra la playa del Serrallo. Se trata de más de tres kilómetros de arena, frecuentada en gran medida por nudistas. La población importante más próxima es Amposta.

Playa de Migjorn

Para quienes no deseen estar en una playa nudista, un poco al norte de la Playa del Serrallo, en el borde de la isla de Buda del parque del Delta del Ebro, se encuentra la Playa de Migjorn. Es un importante arenal de casi tres kilómetros de longitud de parecidas características a la anterior; con servicios de hostelería pero sin socorristas. Se trata también de una excelente zona de avistamiento de aves.

Playa de El Prat de Llobregat

Delta del Llobregat
Delta del Llobregat. | Shutterstock

Lindando con el aeropuerto de Barcelona se encuentra el exquisito e ignorado espacio protegido del delta del río Llobregat. En ese parque natural se encuentra una excelente playa de más de cinco kilómetros de longitud. Como es lógico, es frecuentada por público procedente de la cercana Barcelona, que observan aves, practican el windsurf y otros deportes.

También te puede interesar  Maravillas de Cáceres que hay que ver al menos una vez en la vida

Playa de la Gola del Ter o La Fonollera

Playa de la Gola del Ter
Playa de la Gola del Ter. | Shutterstock

Una de las mejores playas de la Costa Brava es la playa de la Gola del Ter, también conocida como Playa de la Fonollera. Se sitúa dentro del Parque natural de las islas Medas el Montgrí y el bajo Ter. Se trata de una gran arenal de unos cinco kilómetros de longitud, cercano a los humedales de la desembocadura del río Ter; desde allí se ven unas espectaculares vistas de las islas Medas. La mayor parte de los paseantes y bañistas provienen de la histórica población de Torroella del Montgrí.

Playa de la Cala de Ferriol

Cala de Ferriol
Cala de Ferriol. | Isidro Jabato, Wikimedia

La cala de Ferriol es una de las más profundas y espectaculares de la Costa Brava, situada en la sección del Montgrí del antes mencionado parque que incluye también el Bajo Ter de la playa de La Gola, aquí no encontramos con una recóndita cala situada a casi 3 kilómetros del camino. Por ello, la mayor parte de los que la visitan lo hacen en pequeñas embarcaciones.

A final de la cala se encuentra una diminuta playa de solo unos cincuenta metros de largo y con muy escasa cantidad de arena. Dado que la mayor parte de la superficie son bolos (pequeñas piedras) y que muchos se colocan en las rocas de los lados, conviene ir provistos de calzado adecuado y de esterilla para colocar debajo de la toalla. La localidad base más cercana es Torroella de Montgrí.

Playa de Cala Montjoi

Cala Montjoi
Cala Montjoi. | Shutterstock

Muy cerca de la frontera francesa, en la Costa Brava, se encuentra la Cala Montjoi, incluida en el Parque Natural del Cabo de Creus. Tiene poco más de 300 metros de longitud y está formada por bolos y arena negra. Está al lado de una escuela de submarinismo, por lo que es frecuentada por submarinistas que se sumergen para explorar las zonas de rocas próximas. Los usuarios provienen generalmente de la localidad de Roses.

También puedes leer este artículo en inglés y francés.

Sigue nuestro canal de WhatsApp para descubrir lo más fascinante de España 😍​🎉