fbpx

Niembru, de playas de ensueño y cementerios de miedo

Niembru, de playas de ensueño y cementerios de miedo

Qué aventura descubrir el concejo de Llanes, definido por la constante presencia del Cantábrico. Con rincones tan curiosos como la playa más pequeña del mundo y una naturaleza auténtica, sin mancillar. Pueblos marineros y una cultura que se ha conservado sin importar el paso de los siglos. Todo esto puede admirarse en el lugar que hoy protagoniza el Rincón del Finde: Niembru, que tiene cerca un cementerio que ha sido escenario de varias películas de terror y también unas playas que son de todo menos terroríficas. Así se forma uno de los paisajes más arrebatadores de la costa asturiana.

Un poco de historia

Niembru desde el cielo
Niembru desde el cielo. | Shutterstock

Niembru forma parte de la parroquia eclesiástica de Barro, que fue constituida en 1788 por segregación del monasterio de San Salvador. A esta parroquia pertenece la misma Barro, también Niembru y Balmari. Para su creación, fue necesario levantar una figura protagonista en este recorrido: la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Dolores, con su cementerio. Es esta iglesia la que desempeña el papel principal cuando se trata de formar una postal identificativa del lugar.

Este rincón de Asturias, como se ha dicho, está condicionado por el Cantábrico y todas las formas que crea a su paso. El concejo, en general, le debe mucho a la actividad marítima. Desde que en el siglo XVI comenzase a florecer la industria pesquera, muchas personas quedaron unidas a estas aguas y sus oportunidades. Así se ha llegado hasta la actualidad.

Las claves de Niembru

Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores
Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores. | Shutterstock

La razón por la que el nombre de Niembru comenzó a ser popular en el universo turístico tiene que ver con la iglesia ya mencionada y su lugar de emplazamiento. Está situada entre Barro y Niembru, en la ría de Barro que separa ambas localidades, formando una imagen espectacular. Punto de paso del Camino de Santiago en su tramo norteño, la imagen de la iglesia sobre las aguas de la ría comenzó a dar la vuelta al mundo.

También te puede interesar  La fascinante cascada que es la más grande de Galicia

Hay que contemplarla durante la pleamar madrugadora, cuando la marea alta permite que su imagen quede reflejada en unas aguas en las que, parece, puede estar sucediendo cualquier cosa. No en vano, como ya se ha señalado, ha sido lugar de rodaje de diversas películas que necesitaban contar con este misterio que se desprende de aquí. Cuando esta marea baja la imagen cambia por completo, y entonces hay que contemplarla de nuevo. Merece la pena de una y otra manera, como merece la pena detenerse a analizar esos cambios. La iglesia es, además, preciosa.

Playa de Torimbia
Playa de Torimbia. | Shutterstock

Este pueblo tranquilo, ideal para descansar unos días, está situado en un entorno de gran belleza. Al margen de este lugar sacado de una historia de terror, Niembru tiene playas a su alrededor que ofrecen una experiencia fantástica en los meses de verano, pero también en otros momentos del año. La playa de Torimbia está situada bajo acantilados que ocupan 500 metros de extensión. También hay que destacar la playa de Toranda, de arena blanca y con fuerte oleaje. Vaya donde vaya el turista encontrará un mirador natural al paraíso asturiano.

Rincones cercanos a Niembru

Si es que el turista puede abandonar esta imagen espectacular
Si es que el turista puede abandonar esta imagen espectacular. | Shutterstock

Algunos ya se han mencionado. La playa más pequeña del mundo, la playa de Gulpiyuri, es un lugar perfecto para descubrir en una mañana y disfrutar de sus singularidades. Conforma otra imagen que atrapará a quien la contemple. Avanzando hacia el oeste, también la playa de Cuevas del Mar, estrecha y rodeada de formaciones kársticas, es un rincón que merece la atención del viajero.

A veinte minutos de este pintoresco pueblo, Ribadesella se presenta como otro destino fantástico. Tiene una amplia oferta turística y gastronómica. No en vano, claro, es uno de los pueblos marineros más aplaudidos de esta costa asturiana. Si el viajero tiene la oportunidad de disponer de más de un fin de semana, entonces no tiene que dejar de echar un vistazo a esta ruta que durante varios días recorre la costa. Siempre hay algo nuevo que descubrir en Asturias.

También te puede interesar  La 'Ruta 66 española’ que tiene pasaporte propio

Porque es un destino perfecto para el otoño, por eso es nuestro Rincón del Finde

Esta iglesia y su cementerio forman una de las imágenes más llamativas de Asturias
Esta iglesia y su cementerio forman una de las imágenes más llamativas de Asturias. | Shutterstock

Porque esa combinación de playas de ensueño y cementerios de ensueño da lugar a esta escapada perfecta para el otoño, cuando parece que el turista está un poco más predispuesto a dejarse llevar por el misterio. Además de esos Rincones Encantados que poco a poco se van presentando, Niembru, sin leyendas de por medio, únicamente con su imagen, es también un lugar ideal para ello. Para descansar en el tranquilo pueblo, para pasear por sus bellas playas, para maravillarse con esa imagen de postal y para descubrir los alrededores. Cuando se trata de Asturias nunca se ha visto lo suficiente.