Escapadas de fin de semana para disfrutar del verano en septiembre

Escapadas de fin de semana en septiembre

¿Escapadas de fin de semana, septiembre y verano todo junto? Así es. Sí, es habitual sentir que el verano concluye con el último día de agosto. Para muchos es tiempo de volver a la rutina, de concluir las vacaciones. Los colegios abren sus puertas, las calles de las ciudades vuelven a llenarse de gente y las temperaturas experimentan, poco a poco, un descenso gradual. Llegan las primeras lluvias, como una amenaza del otoño inminente, y en muchos rincones de la geografía ya se empiezan a cerrar las ventanas para dormir a gusto.

Así que es lógico que a veces se olvide que septiembre es más un mes de verano que un mes de otoño, pero no hay que dejar de reivindicar sus posibilidades. Su buen tiempo, sus todavía horas de luz, la tranquilidad que habita desde este momento las playas y esos destinos que se vacían también gradualmente. Con el deseo de poner en valor todo esto nace este texto. Para presentar esas escapadas de fin de semana perfectas para septiembre, cuando a muchos les puede la necesidad de hacer el verano un poco más largo.

Escapadas de fin de semana perfectas para septiembre

Cabo de Palos, calidez murciana

Playa de Calblanque, Murcia, para una escapada de fin de semana en septiembre
Playa de Calblanque, Murcia. | Shutterstock

Lo de la calidez se siente con todas las de la ley. Además del acogedor ambiente murciano, esta región conserva las temperaturas estivales hasta finales de septiembre. Hay que echar el bañador en la maleta para disfrutar de esta escapada, porque lo habitual es tener en torno a 30º durante el día y 20 cuando cae la noche. Claro que se llevan mejor si uno tiene la oportunidad de aventurarse a las preciosas playas de Calblanque, posiblemente las mejores de Murcia. Salvajes, pero cuidadas, con unas vistas maravillosas y todavía en septiembre perfectas para un baño. Si uno es aficionado al senderismo, no hay que dejar de recorrer la costa a pie y obtener todas las postales que se puedan del faro de Cabo de Palos, visible prácticamente desde cualquier rincón.

Tabarca, para un fin de semana mediterráneo

Tabarca, Comunidad Valenciana
Tabarca, Comunidad Valenciana. | Shutterstock

El Levante español es lo que tiene: el verano se alarga un poco más. Para esta escapada de fin de semana en septiembre no se puede dejar de recomendar Tabarca, isla a la que ya se han dedicado varios textos. ¿Por qué? Muy sencillo: esta pequeña isla habitada de la comunidad es un paraíso en cualquier época del año, y cuando agosto dice adiós poco a poco va despidiendo a los numerosos turistas para abrazar la serenidad con que afrontar el final de año. Durante estas fechas las temperaturas oscilan entre los 20 y los 25º, así que todavía no hace falta dedicar un mínimo pensamiento a hacer el cambio de armario.

Málaga, siempre una escapada ideal

Alcazaba de Málaga, Andalucía, para una escapada de fin de semana en septiembre
Alcazaba de Málaga, Andalucía. | Shutterstock

De una pequeña isla a una gran ciudad. Málaga capital no conoce las mínimas inferiores a los 20 grados en todo el mes de septiembre, que además se caracteriza por ser poco lluvioso. Es decir: similar a lo que se vive en agosto, pero con más tranquilidad. Cuanto más se aleje uno de las temporadas altas, más se encuentra con precios asequibles con los que poder descubrir una ciudad que lo tiene todo. El Mediterráneo para mecerse con sus aguas, que todavía conservan algo del calor del verano, una vida cultural cada vez más activa y monumentos como la alcazaba, una fortificación palaciega del siglo XI desde la que disfrutar de un paseo con vistas imperdibles.

Fuerteventura, donde siempre es verano

Fuerteventura, Islas Canarias
Fuerteventura, Islas Canarias. | Shutterstock

En la segunda isla más grande de Canarias siempre es verano, pero dentro de este clima envidiable hay momentos aún más ideales para visitarla, y uno de esos momentos es cuando agosto ha pasado. Los vientos alisios son menos potentes, hay muchas horas de luz, los precios son, por lo general, más económicos y la tranquilidad, si es lo que se busca, está garantizada. Una escapada de fin de semana a Fuerteventura quizá se quede corta, porque esta isla debe recorrerse con calma para empaparse de sus contrastes, pero un primer contacto permitirá terminar de cargar pilas y soñar con fuerza con regresar a un destino del que es difícil querer marcharse.

Ibiza cambia de cara en septiembre

Atardecer en Ibiza, Islas Baleares
Atardecer en Ibiza, Islas Baleares. | Shutterstock

Con casi 30º de máxima y no menos de 20 de mínima, Ibiza se prepara en septiembre para darse un lavado de cara. Se acabaron las aglomeraciones, la velocidad con la que parece moverse todo en los meses de julio y agosto, los ruidos y la falta de descanso. Ibiza no abandona la festividad, pero los siguientes meses en la isla son más tranquilos y permiten que el turista disfrute de otro tipo de estímulos. Los atardeceres cobran más importancia, también los mercados en las calles, esos pueblos preciosos que no siempre reciben la atención que merecen y el espacio que merece la población local. Por todo esto es una de las mejores escapadas de fin de semana para este septiembre en el que las ganas de viajar siguen igual de vivas que en agosto.