La catedral de Santa María de Urgell, el símbolo del Románico catalán

La Catedral de Santa María de Urgell

Si estás de visita por Lleida y pasas por el municipio de Seo de Urgell, no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar uno de los edificios más importantes no solo del lugar, sino de toda Cataluña. La catedral de Santa María de Urgell es uno de los mayores símbolos del Románico en toda la comunidad autónoma, gracias a su interesante mezcla de estilos italianos, franceses y alemanes.

Este conjunto religioso ha ido sufriendo diferentes modificaciones a lo largo de los siglos pero, hoy por hoy, sigue siendo la única manifestación catedralicia totalmente románica que tiene Catalunya. Su historia data del siglo XII y está dedicada a la Virgen de Urgell, patrona de la ciudad que preside la catedral y que cada año atrae a miles de curiosos del arte y la historia de España.

Historia de la catedral y su trascendencia cultura

La catedral de Urgell es un referente del Románico catalán
La catedral de Urgell es un referente del Románico catalán. | Shutterstock

La catedral de Santa María de Urgell comenzó a construirse concretamente en 1175 y supuso en su momento toda una revolución dentro de la arquitectura y distribución de los edificios que se estaban haciendo en lo que hoy es Catalunya. Se estima que desde el momento que se terminó su construcción hasta la fecha ha sido la única construcción de su tipo enteramente románica de toda la comunidad.

Después de que cientos de expertos hayan analizado y estudiado su construcción, se ha llegado a determinar que esta catedral , en su día, habría sido construida con un doble propósito. Por un lado era un espacio de culto religioso pero, a la vez, también una fortaleza. De esta forma daba protección en caso de ataque a la ciudad. Tal conclusión llegó del estudio del inusual grosor de sus muros.

A lo largo de su historia, se ha llegado a determinar que ha habido varias edificaciones en este mismo emplazamiento. Durante el siglo V se construyó una iglesia a San Justo. Años después, en el mismo lugar, también se llegó a edificar otro lugar de culto religioso. Sin embargo, debido a los continuos ataques y la inestabilidad de la estructura, finalmente fue en el siglo XII cuando se mandó construir la catedral que hoy se puede visitar.

La estructura de la catedral de Santa María de Urgell

La catedral de Santa María de Urgell llama poderosamente la atención a los visitantes de esta zona del Pirineo catalán por su estructura única. Asimismo, el templo rinde culto a la Virgen de Urgell, la cual preside el edificio en una talla policromada que consta del siglo XIII.

En su exterior, se puede apreciar hasta cinco puertas de acceso y una estructura un tanto inusual para los edificios románicos que determina la influencia italiana que tuvo durante su diseño. Normalmente, el Románico se caracteriza por la sobriedad de sus fachadas. Sin embargo, en el caso de esta catedral se puede apreciar cierta decoración marcada por un campanario y varias ventanas geminadas. Además, cuenta con un gran claustro, un ábside visible y ornamentado y varias torres. Este ábside demuestra una vez más su clara influencia italianizante.

La Catedral de Santa María de Urgell
La Catedral de Santa María de Urgell. | Shutterstock

Todo el conjunto de la catedral está construido en granito, dándole la sobriedad característica de este tramo arquitectónico. Consta de tres naves centrales que conforman un transepto nada usual para la época debido a su longitud. En su interior, lo que más suele llamar la atención es la sensación de amplitud, sobre todo de la nave central. A través de columnas se separan las diferentes naves. A todo esto, también se pueden apreciar columnas adosadas en los ángulos. Su aspecto noble y austero lo convierte en lugar con un espacio abierto, capitaneado por una imponente bóveda de cañón para la nave central y dos bóvedas de crucería en las naves laterales.

Otro de los espacios que más suele llamar la atención es su claustro, ubicado en uno de los laterales de la catedral. Este fue construido durante el siglo XIII y tiene un acceso desde el interior. Las columnas que soportan los arcos del claustro, así como algunos de sus pilares del interior, están decorados con relieves y figuras vegetales, figurativas y geométricas.

Construida en un primer momento de forma independiente, también puedes encontrar en el conjunto de esta curiosa catedral , la iglesia de San Miguel, a la que se accede desde la parte sur del claustro. Esta pequeña construcción adosada con planta de cruz latina está formada por una sola nave. Desde fuera, contribuye a la extraña silueta del edificio que durante tanto tiempo ha llamado la atención de los expertos.

Las últimas restauraciones trajeron un nuevo descubrimiento en la catedral de Urgell

Un acceso a la catedral de Urgell
Un acceso a la catedral de Urgell. | Shutterstock

Durante el siglo XX, la catedral de Santa María de Urgell vivió una serie de restauraciones por parte de  Josep Puig i Cadafalch. No sólo habilitó su entrada y diseño lo que ahora conforma el museo catedralicio, sino que también hizo un descubrimiento nuevo y desapercibido desde hace siglos. Tras realizar unas obras en el interior de la catedral , más concretamente en la torre del reloj, se llegó a descubrir un asombroso campanario, una torre de dos pisos coronada por unas vistosas almenas que, en la actualidad, se pueden observar durante la visita al conjunto.

Gracias a toda la trayectoria histórica y cultural, a su relevancia dentro de Románico español y al conjuntos de extensiones y modificaciones que ha ido teniendo y que lo han hecho tan especial, la catedral de Santa María de Urgell se llegó a ganar en 1931 el título de Bien de Interés Cultural. Desde entonces, son miles los turistas que se acercan en sus vacaciones por Cataluña y el Pirineo, a conocer este característico edificio que simboliza la única muestra que se conoce del Románico de la comunidad.