Lugares para Visitar Fascinantes



Teruel existe, es algo que los habitantes de la más sureña de las provincias aragonesas se han encargado de recordar. Atrapada entre formaciones montañosas, el interior se presenta variado, predominando el monte bajo. Al igual que las otras dos divisiones de Aragón, esta fue altamente fortificada en la Edad Media. Acompaña una buena gastronomía en la que, entre otras delicias, brilla el jamón local. Con mucho por descubrir y sin masificaciones, el territorio turolense es merecedor de más de una visita.

De entre todo lo que ver en Teruel, su capital es un elemento prioritario. Con una gran concentración de arte Mudéjar y la leyenda de sus amantes, ofrece una interesante escapada. Albarracín con su muralla y su sierra es otro destino turolense de referencia. Este pueblo es considerado como uno de los más bonitos de España. Alcañiz posee un bello castillo y MotorLand acoge el Mundial de MotoGP. Mirambel o Cantaviejas son destinos idóneos en la zona del Maestrazgo.

El paisaje de Teruel sostiene diversos lugares donde la naturaleza es la protagonista. Compartida con Zaragoza, la Laguna de Gallocanta permite la observación de aves, especialmente grullas. Los macizos montañosos que rodean la provincia están a su vez repletos de oportunidades turísticas. El Parque Cultural del Maestrazgo turolense, al este, contiene diversos monumentos naturales. Destacan también los Puertos de Beceite y los Montes Universales. Gracias a todos ellos es posible practicar deportes de invierno en los meses más fríos.

Descubre lo que hay que ver en Teruel