Lugares para Visitar Fascinantes



Acreedora de grandes lazos con la vecina Madrid, la provincia de Segovia posee muchos y variados atractivos. Sus asados pueden ser suficiente para hacer viajar a más de uno, por ejemplo. El esplendor monumental capitalino se complementa con lugares recónditos y rurales. Al tiempo, es posible tanto visitar llanuras como abruptas sierras. Al constituir una zona de paso al interior, varias fortalezas trufan el territorio segoviano. Por todo lo anterior se puede decir que se trata de una región apta para todo tipo de intereses.

La capital provincial supone una visita compleja si se quiere conocer esta en profundidad. El Alcázar y la Catedral son prioridades a la hora de elegir que ver en Segovia. Extramuros está  el celebérrimo acueducto, cómo no, imprescindible. El municipio de Riaza luce diversos pueblos muy fotogénicos. Ayllón, Sepúlveda o Pedraza son buenos ejemplos de fortificaciones segovianas. Además de su carácter defensivo, Cuellar muestra su mudéjar castellano.

El terreno de lo natural está muy bien representado con tres actores principales. Las Hoces del Duratón, hacia el centro de Segovia, permiten el avistamiento de buitres leonados. Sus angosturas son también notables. Al norte recortan el paisaje las Hoces de Riaza, un entorno también muy sugerente. La vertiente segoviana de la Sierra de Guadarrama es el último atractivo principal. Sus requiebros verticales son muy frecuentados por senderistas. Existe la opción de practicar esquí en La Pinilla, así como otros deportes invernales.

Esto es lo que tienes que ver en Segovia