Lugares para Visitar Fascinantes

Barcelona es uno de los grandes centros neurálgicos de España. Sirviendo siempre como contrapunto a las capitales del interior, ha sido clave a lo largo de la Historia. Hoy ofrece innumerables oportunidades turísticas. Una variedad que permite tanto seguir las apetencias de las masas como buscar rincones mucho más tranquilos. Con cocineros de renombre internacional, su gastronomía está a la vanguardia sin olvidar los clásicos. Paisajes marinos o de montaña media y alta, industriales o medievales conviven en una provincia muy interesante.

Es incuestionable que la capital provincial centra gran parte de lo que ver en Barcelona. Arte, cultura, moda, patrimonio, gastronomía, Gaudí a espuertas… La ciudad condal es un universo en sí mismo. Cerca, atada a la industria, queda la interesante Castelldefels. El Garraf la separa de la artística Sitges. En toda la costa barcelonesa no faltan playas ni bonitos puertos. Por otro lado, el interior tiene un referente claro, Montserrat, centro espiritual de Cataluña. Villafranca del Penedès es famosa por sus vinos y castellers. Superada la importante Manresa queda Cardona con su espectacular castillo. Bagá, asociada a los cátaros, y Vic, rebelde y casa de grandes embutidos, son destinos de primera.

Fuera de grandes ciudades y pueblos, destacan sobre todo las sierras barcelonesas. El Garraf, que mira al mar, o la Sierra de Collserola quedan muy cerca de la capital. Montserrat es un macizo de redondeces casi únicas. Centro de peregrinación, posee enormes rutas de senderismo. No obstante, se recomienda mucha precaución si se transita. El Parque Natural de Sant Llorenç de Munt y L’Obac es un conjunto doble de gran interés y belleza. Montseny, compartido con Girona, y Cadí-Moixeró, también con Lleida, son de obligada visita. El litoral mediterráneo es idóneo para practicar deportes náuticos.

No te pierdas qué ver en Barcelona