La peligrosa tierra de nadie: el Camino del Cid

Bienvenido al Camino del Cid, un viaje apasionante por la Edad Media Hispánica tras la huella del Cid Campeador, del que te dejamos un breve resumen para proponerte recorrer una de sus etapas.

AtienzaGuadalajara y Medinaceli fueron hasta principios del siglo XI enclaves de gran importancia militar, encargados de las defensas de la frontera y suministro de tropas contra los cristianos. Entre los años 1085 y 1104 sucumbieron a la ofensiva leonesa y castellana pero nunca perdieron su carácter fronterizo y fueron escenario de conflictos entre los reinos de Aragón y Castilla. Prueba de este conflictivo pasado son los numerosos castillos, amurallamientos y atalayas de las que disfrutaremos en nuestro peligroso viaje. Para hacer nuestro itinerario turístico cultural, seguiremos la trama del Cantar del Mío Cid, redactado  a principios del siglo XIII, cien años después de la muerte de Rodrigo Díaz, desterrado en 1086 por Alfonso VI y muerto en 1099, como príncipe de Valencia, ciudad que gobernó su esposa hasta 1102, cuando fue conquistada por los almorávides.

El Camino del Cid
Castillo de Jadraque

Expulsado de Castilla por el Rey, al noveno día de su destierro cruza de noche la frontera entre el reino cristiano y la Taifa de Toledo. Tras evitar la fortaleza de Atienza, los desterrados necesitados de víveres toman una población fortificada identificada como Castejón de Henares o Jadraque (no dejes de probar sus asados de cordero y cabrito, los mejores de la zona)En este punto, te aconsejamos visitar el Parque Natural del Barranco del Rio Dulce, una hoz rocosa de gran belleza presente en el Camino del Cid que comienza en Aragosa, atraviesa la Cabrera y finaliza en Pelegrina. Allí encontraras el Castillo de Pelegrina construido en el siglo XII. El pueblo situado en un paraje espectacular fue en tiempos una aldea importante al amparo del Castillo. Se conserva la estructura medieval de sus calles y la pequeña iglesia románica.

El Camino del Cid
Castillo de Pelegrina

Al mismo tiempo el lugarteniente del Cid, Álvar Fañez, se lanza con 200 caballeros a saquear el Valle del Henares pasando por Hita y Guadalajara. Desde Castejón se encaminan, atravesando territorios inhóspitos, al Valle del Jalón. Las poblaciones musulmanas dedicadas a la agricultura se ven obligadas a mantener a las tropas del Cid. Pasan por Medinaceli. En el decimosexto día, El Cid acampa frente a la Villa fortificada de Alcocer, muy cerca de Ateca, que tarda tres meses en conquistar. En represalia un ejército llegado de Valencia se enfrenta al Cid, a los que vence en una batalla muy sangrienta narrada por el Cantar. Los vencidos son perseguidos hasta Terrer y Calatayud (buen lugar para comerte un ternasco o unos estupendos garbanzos con congrio o los fardeles). Con esta victoria el Cid acrecienta fama y riqueza para seguir su camino hacia tierras valencianas, configurando una ruta, el Camino del Cid, que sigue recreándose a día de hoy.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar