Que ver Mondragón – Arrasate

La villa del dragón

Desde el último tercio del siglo XX Arrasate-Mondragón es conocida internacionalmente por su extraordinaria cooperativa. Su peculiar leyenda, su turbulenta historia banderiza y un celebre magnicidio le dieron una reputación inquietante; en tanto que su entorno montañoso, su patrimonio monumental y los yacimientos que se encuentran en sus alrededores la singularizan como un destino original y tranquilo.

Planifica tu visita a Mondragón – Arrasate

No son muchos los lugares que ver en Mondragon – Arrasate; por ello el recorrido viendo los principales edificios de esta localidad dura un par de horas. Las opciones de continuación de escapada son las villas del valle del Deba como Bergara y la diminuta y atractiva Salinas de Leniz; se pueden ver los dos en el mismo día. Se trata de una comarca industrial con pocos alojamientos turísticos y muchos lugares donde comer bien a buen precio; los hemos reunido en nuestra página de dormir y comer en Mondragón.

¿Quieres conocer este sitio?

Si hacemos caso a la leyenda, el nombre de Mondragón homenajea la antigua victoria de la población local sobre el dragón Herensuge, que moraba en las inmediaciones del monte Santa Bárbara atemorizando a los habitantes de Arrasate y sus alrededores. Sea como fuere, no queda del todo claro si fue la leyenda la que dio nombre a la ciudad o si fue el propio nombre quién originó la leyenda.

En 1260, el rey Alfonso X el Sabio otorgó la Carta Puebla a Arrasate -segregándola de Leintz y decidió cambiar su nombre por el de Mondragón:”Queavie ante nombre de Arresate a que nos ponemos nombre de Montdragon”, reza el documento. La nomenclatura castellana se mantuvo hasta entrado el siglo XX, cuando se decidió, en aras de la conciliación, que la denominación oficial de la ciudad sería Arrasate-Mondragón, conservando la forma vasca y castellana del nombre pese a que ninguna de las dos derive de la otra.

Mondragón fue uno de los escenarios más cruentos de las luchas banderizas entre oñacinos y gamboínos, adscribiéndose a los primeros la familia Guraia y a los segundos la de los Bañez. Esta rivalidad provocó un gran incendio en la ciudad en junio de 1448. En los años siguientes los Villanos de Mondragón derribaron una torre y un castillo de los banderizos, matando a uno de los principales líderes e incorporándose activamente a la Hermandad de Guipúzcoa (milicia común de La Provincia, como se conoce históricamente a este territorio foral). En 1480 los Reyes Católicos impusieron la presencia continua de un corregidor en la villa y, diez años después, los dos bandos de Guraia y Bañez fueron disueltos.

Desde entonces, la ciudad comenzó a desarrollarse industrialmente alcanzando un elevado nivel de tecnificación durante los siglos XVI y XVII, cuando la explotación de hierro se asentó con fuerza. Se comenzó también a producir armería, convirtiéndose la villa en la principal exportadora de espadas de acero elaboradas con el mineral de hierro del monte Udalatx. Entre sus clientes más prestigiosos se encontraban por ejemplo los monarcas españoles Felipe III y su hijo Felipe IV. El acero mondragonés alcanzó así fama internacional y algunos hijos de la villa, como Garibai y los Okendo, lograron honra y fortuna. Este impulso económico derivó también en la construcción de importantes palacios en la villa.

En septiembre de 1794 se constituyó en Mondragón una “Diputación a guerra“ que aglutinó a los guipuzcoanos que se negaron a acogerse a la rendición negociada en Getaria con el ejército invasor francés. Desde allí se organizó la resistencia hasta que, unos meses después, la villa fue conquistada por los franceses.

arrasate mondragon
Arrasate-Mondragón

Durante las guerras carlistas la localidad fue tomada en diversas ocasiones por las tropas de Don Carlos. El manantial de aguas sulfurosas situado a las afueras de la localidad fue convertido en un balneario; con el nombre de Santa Agueda fue inaugurado en la temprana fecha de 1827. Tuvo un gran éxito, atrayendo a pacientes y veraneantes procedentes de toda España; el 8 de agosto de 1897, Canovas de Castillo – antiguo primer ministro y jefe del partido conservador – fue asesinado por el anarquista Angiolillo dentro de sus instalaciones. El magnicidio generó tal mancha en la historia de Mondragón que supuso el final comercial del balneario, convirtiéndose después en manicomio.

Durante el siglo XX, Mondragón se convirtió en uno de los principales núcleos industriales del País Vasco. Hoy en día, el grupo cooperativista Corporación Mondragón representa una de las mayores corporaciones empresariales españolas. Cuenta con universidad propia desde 1997.

El casco histórico de Arrasate-Mondragón, de origen medieval, se articula en base a tres calles principales: Erdiko, Ferrerias e Iturriotz Kalea, atravesadas transversalmente por Kanpantorpea, que pasa por debajo de la torre de la parroquia. Antiguamente, la villa estaba cercada por una muralla ovalada con cinco puertas de acceso, de las que ahora sólo quedan tres en pie: la del Portalón, la Zurginkantoiko Atea y la de la Concepción. La visita puede comenzar por la de Portalón, de la que parten las tres calles citadas y que luce un escudo y un relieve de la Asunción de la Virgen.

Tomando la Erdiko Kalea se llega a la plaza principal o Herriko Plaza, abierta en el siglo XVII como espacio público para celebrar festejos. En ella destaca Casa Consistorial, un edificio porticado barroco construido en el siglo XVIII como última fase de ejecución de la plaza mayor. En su fachada resalta el escudo de la villa, de estilo rococó, mientras en su interior llama la atención la escalera principal, cuyos peldaños están realizados con una sola piedra, y el impresionante trabajo de madera tallada de la sala de plenos. Enfrente del ayuntamiento se sitúa la Parroquia de San Juan Bautista (s. XIV-XVII), de estilo gótico y con un campanario que data del siglo XVI. La iglesia es de planta de salón con tres naves compartimentadas por columnas y en su interior destaca la sillería de coro. El templo fue rehabilitado durante la década de los noventa del siglo XX. La Casa Aranguren, con una galería gótica que cubre toda la fachada y doblemente blasonada, es otro edificio de interés en este espacio público urbano.

Otro importante edificio que ver en Mondragón lo tenemos en la calle Olarte, donde se levanta la Iglesia del Monasterio de San Francisco, fundada en 1578 y de estilo barroco. En ella se puede admirar un interesante retablo churriguresco hecho en madera de castaño y nogal a finales del siglo XVII. Actualmente el convento ha sido reconvertido en centro cultural.

monasterio san francisco mondragon
Iglesia del monasterio de San Francisco

Arrasate-Mondragón cuenta con numerosos palacios civiles entre sus calles, la mayoría de ellos de estilo herreriano barroco (siglo XVII). Las calles Ferrerías e Iturriotz cuentan con un buen número de estas casas solariegas blasonadas, como el Palacio Báñez de Artazubiaga (s. XVI), en el número 33 de Iturriotz, sobre cuya puerta encontraremos una inscripción en latín que traducida dice “Solo el trabajo es fuente de virtud; solo la virtud origina honor”. Saliendo por el Zurginkantoiko Atea, enfrente de una amplia avenida, se encuentra el Palacio de Monterrón, de mediados del siglo XVII. Declarado Monumento Histórico-Artístico en 1964, hoy en día alberga la Casa de Cultura del municipio. A su espalda se ubica un parque donde podremos contemplar una espectacular secuoya gigante que consta en el censo de árboles protegidos por el gobierno vasco. Algunos otros ejemplos destacados son el Palacio de Okendo, levantado a finales del siglo XVII, con dos puertas adinteladas, hermosos balcones y un gran escudo con la leyenda Solideo honor e gloria.

En julio de 2012 se inauguró el nuevo Hospital Clínico Alto Deba, un moderno edificio que no deja indiferente a nadie gracias a su vistosa fachada, organizada mediante franjas verticales onduladas de vistosos colores.

En los alrededores de la ciudad hay varios yacimientos arqueológicos, especialmente Lezetxiki, del Paleolítico Medio, donde se descubrió el brazo más antiguo del País Vasco, y Labeko Koba, del Paleolítico Superior. Otros yacimientos son los de Oterrena, Lezatxe y Kobatxo.

Imprescindibles

Dónde dormir en Arrasate
Ayuntamiento local
Dónde dormir en Arrasate
Plaza mayor

Datos prácticos

Coordenadas

43° 3′ 56″ N, 2° 29′ 24″ W

Distancias

Donostia-San Sebastián 68 km, Bilbao 68 km, Madrid 390 km

Aparcamiento

Estacionamiento gratuito en el Eroski a la entrada desde la autopista. No es fácil en el centro donde hay un parking de pago, el de Biteri

Altitud

236 m

Habitantes

22 051 (2013)

San Juan (24 de junio), San Nicolás (6 de diciembre)

Maritxu Kajoi (primer viernes de octubre), Feria de Santo Tomás (22 de diciembre)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Comentarios

  • María 22 julio, 2016 at 10:54 pm

    Me encantó la visita guiada que realicé junto a los guías de la asociación Iraganeko Oinatzak. El chico era un encanto.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar