Que ver en Portugalete

El primer transbordador del mundo

Esta antigua villa medieval, escenario de apasionantes luchas caballerescas, está situada en la desembocadura del Nervión y es conocida por su puente colgante transbordador, el primero de su estilo construido en todo el mundo. Es una excelente y original case de partida para recorrer el Abra bilbaina y visitar el propio Bilbao.

Planifica tu escapada a Portugalete

No es una localidad turística, a pesar del sabor y la historia que destilan sus calles, y los numerosos lugares por los que se debe de pasear; el recorrido nos puede ocupar una mañana. El resto de la escapada puede consistir en cruzar a la orilla opuesta por su célebre Puente Colgante y pasar el día en el elegante Getxo o en las playas de Sopelana o de Plencia. También se puede ir andando hasta la vecina Santurce, con el puerto pesquero donde se descargan todavía algunas de esas famosas sardinas de la canción. También es una buena opción para quienes quieran visitar el centro de Bilbao (con un menor coste de estancia) con la ventaja de un rápido y económico transporte público que evita el coste de los aparcamientos. El principal atractivo de Portugalete es su gastronomía y el excelente ambiente nocturno; para escoger recomendamos nuestra página dormir y comer en Portugalete.

¿Quieres conocer este sitio?

Se han encontrado monedas romanas del siglo II en el cauce del Nervión, en las proximidades de Portugalete. Sin embargo, la peligrosa barra de arena de su desembocadura debió desaconsejar a los romanos que fundasen una población aquí. Años más tarde, durante la Alta Edad Media, funcionó como pequeño puerto, recibiendo después la carta fundacional de villa en 1322 de manos de María Díaz de Haro, Señora de Vizcaya, aunque ésta se perdió años después y tuvo que ser ratificada por Juan II de Castilla en 1432.

A lo largo de la historia de Portugalete, éste era el puerto más próximo a los enormes yacimientos de hierro a ras de tierra de la zona de Las Encartaciones, por lo que fue empleado para embarcar el mineral, así como los lingotes de hierro producidos por las ferrerías y la lana castellana destinada a Flandes, que había de partir de su puerto como parte de un privilegio otorgado en su carta fundacional. Esta ventaja comercial finalizó durante el siglo XVI, cuando Bilbao le arrebató el monopolio. Portugalete inició entonces varias pugnas legales contra su vecina tratando así de recuperar sus derechos sobre el comercio de la ría, pero nunca dieron los frutos deseados.

A mediados del siglo XV, el célebre banderizo e historiador Lope García de Salazar fue nombrado Señor de Portugalete. El personaje escapó de su cautiverio en el próximo castillo de San Martín de Muñatones, prolongando sus asombrosas peripecias en la torre de la parroquia de Portugalete.

Los portugalujos destacaron en el trabajo de ayudar a los navíos a sortear la peligrosa Barra de Portugalete y remontar la ría evitando así estos cambiantes bancos de arena que había en los 14 kilómetros de remontada por la ría hasta llegar a Bilbao. Entre los siglos XVI y XX se fueron realizando continuas obras de canalización y construcción de muelles cada vez más extensos y perfectos, operaciones financiadas en primera instancia por el Consulado de Burgos y la villa de Bilbao con el fin de reducir el número de hundimientos y varados de buques.

foto antigua puente colgante portugalete
Puente de Vizcaya (Puente Colgante)

Tras las guerras carlistas, el siglo XIX trajo la industrialización a Vizcaya y, con ella, la riqueza a Portugalete. Numerosas industrias se asentaron en la villa provocando una entrada de capital que permitió ampliar su urbanismo, la llegada del ferrocarril y la construcción de importantes infraestructuras como el muelle portuario. Reconocidas familias de la burguesía industrial e indiana comenzaron entonces a adquirir terrenos para construir residencias permanentes o de veraneo. La villa se unió entonces a la moda de los balnearios y sus playas, hoy desaparecidas, actuaron como un potente imán para el turismo emergente.

El 28 de julio de 1931 los políticos tradicionalistas encartados convocaron una reunión en el Ayuntamiento de Portugalete para solicitar un estatuto de autonomía propio para Las Encartaciones, como respuesta al vasco-navarro promovido en Estella-Lizarra.

A nivel patrimonial, Portugalete cuenta con un atractivo de primer orden que comparte con la vecina Getxo. Ante la necesidad de comunicar los balnearios de ambas localidades, se inauguró en 1893 el Puente de Vizcaya o Puente Colgante, un imponente puente colgante transbordador diseñado por Antonio de Palacio y fabricado en hierro, que fue el primero de su especie construido en todo el mundo. Este cuenta con una plataforma transbordadora que salva los ciento sesenta metros de longitud de la ría. La altura del puente es de sesenta y un metros y su visión resulta impactante. Es sin duda uno de los elementos arquitectónicos modernos más importante de toda España y un centro de referencia para otros puentes similares de cualquier rincón del planeta. La estructura original fue destruida tras un bombardeo en la guerra civil y reconstruida en 1941. En 2006 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Además del Puente de Vizcaya, hay mucho que ver en Portugalete, que conserva un interesante conjunto patrimonial heredero en gran medida de su edad dorada, la contemporánea. A lo largo de sus principales avenidas, y especialmente en la ribera de la ría, en la calle María Díaz de Haro, a lo largo del Muelle de Churruca o Muelle Nuevo, se pueden apreciar las construcciones que en el siglo XIX funcionaron como viviendas nobiliarias de familias industriales adineradas. Es recomendable pasear por esta vía y disfrutar de estos inmuebles, en su mayoría de clara influencia inglesa. Entre ellos destacan las casas de Zunzunegui, de Olaso, de Palacios, de Balparda, de Vicuña y de Gandarias.

El Parque del Doctor Areilza es un jardín botánico con plantas exóticas diseñado en 1913 sobre un hermoso arenal, ahora perdido, que se concibió con gran lujo y como elemento de ostentación de la burguesía afincada en Portugalete.

El Ayuntamiento, situado en la plaza del Solar, se trata de un edificio neoclásico porticado construido en 1883 en el que destacan sus balcones de hierro forjado. Próximo a él se encuentra el Monumento a Víctor Chávarri (1905), del escultor catalán Miquel Blay, escultura conmemorativa por la cual ganaría la medalla de oro en la Exposición Internacional de París de 1905. El monumento, presidido por el busto del empresario local, es de composición ecléctica, combinando las formas delicuescentes del modernismo en la piedra del pedestal con la exaltación del obrero propia del realismo en las figuras de los dos obreros, el barrenero y el ferrón, que se sitúan en la parte frontal e inferior del mismo.

Desde la plaza del Solar se puede acceder al Casco Histórico de Portugalete, declarado Conjunto Monumental en 1996 y caracterizado por sus estrechas y empinadas callejas, como las de Coscojales, Víctor Chávarri (la del Medio) y Santa María, las tres principales de la villa medieval. Estas vías ascienden hasta la Basílica de Santa María, monumento considerado Bien de Interés Cultural. La iglesia fue erigida en el periodo transicional del gótico al renacimiento y ocupa el lugar de un templo anterior, mandado levantar en tiempos de María Díaz de Haro. De la primitiva construcción sólo se conserva la Virgen María que preside el Retablo Mayor de esta iglesia, ratificada como basílica menor en 1951.

Dónde dormir en Portugalete
Basílica de Santa María

Saliendo de la basílica se accede al Mirador del Campo de la Iglesia, uno de los lugares más frecuentados por las espectaculares vistas de la ría y del puente que se disfrutan desde él. En sus jardines se encuentra además la Estatua de Lope García de Salazar, noble banderizo que fue dueño, señor y cautivo de la Torre Salazar, antigua casa torre de finales del siglo XIV que es uno de los edificios más antiguos de la villa. Fue concebida como mazmorra y vivienda y alberga en la actualidad un restaurante de alta cocina y un museo sobre la historia de Portugalete.

Siguiendo desde la Torre hacia la calle de Casilda Iturrizar destaca el Centro Cultural Santa Clara. El centro ocupa un antiguo convento barroco, fundado por unas monjas procedentes de Orduña e instaladas en la villa en 1614, que fue desmantelado en el siglo XIX durante las desamortizaciones.

Por último, en el Paseo de la Canilla se encuentra Rialia Museo de la Industria, un centro de interpretación que busca poner en valor el papel de la industria del hierro en la historia de la comarca.

Imprescindibles

Convento de Santa Clara
Dónde dormir en Portugalete
Puente colgante

Datos prácticos

Coordenadas

43° 19′ 0″ N, 3° 1′ 0″ W

Distancias

Bilbao 17 km, San Sebastián-Donostia 109 km, Madrid 408 km

Altitud

26 m

Habitantes

47 233 (2013)

Virgen de la Guía (1 de julio), San Roque (16 de agosto), San Nicolás

(4 de septiembre)

Traineras “Bandera de El Corte Inglés” (septiembre), Festival Internacional de Folklore (julio)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons