Mundaka – Mundaca

Cuna de valientes y de la mejor ola de Europa

Cuna del legendario primer Señor de Bizkaia, la pintoresca localidad pesquera de Mundaka se hizo mundialmente famosa en el siglo XIX por la intrepidez de uno de sus hijos, en tanto que su ola izquierda la ha convertido desde finales del siglo XX en todo un referente en el mundo del surf.

Planifica tu escapada a Mundaka

Mundaka es una histórica y bella localidad que puede recorrerse paseando durante una mañana; la tarde puede emplearse para ver el cercano Centro de interpretación de la Reserva natural de Urdaibai. Un plan de día completo es disfrutar de las olas en la magnífica playa de Laida; para ello se deberá de tomar un transbordador que en los meses estivales conecta ambas orillas de la ría de Gernika. Mundaka es una buena base para recorrer la comarca, pues tiene una excelente hostelería y varios buenos hospedajes; las opciones de excursión son dirigirse hacia el sur —para pasar el día en Gernika y ver sus museos— o el norte (a la villa pescadora de Bermeo y unos kilómetros más al oeste, la singular ermita de San Juan de Gaztelugatxe). Para hacer reservas sugerimos nuestra página sobre donde Dormir y Comer en Mundaka.

¿Quieres conocer este sitio?

Mundaka es un pequeño pueblo pesquero situado en la margen izquierda de la desembocadura del río Oka. La etimología de su nombre es incierta y ocasionalmente envuelta en orígenes fabulosos. Se cuenta que siglos atrás atracó ahí un navío escocés en el que viajaba una princesa desterrada. Al llegar a las costas de la actual población, los escoceses quedaron maravillados ante la limpieza de sus aguas y así denominaron al lugar Agua Limpia, en latín Munda Aqua. Esta princesa escocesa tuvo un hijo al que llamó Jaun Zuria y sería, con el paso de los años, el primer Señor de Vizcaya. Pero esa es ya otra historia de Mundaka. Otra interpretación del nombre de la localidad sugiere la posibilidad de un asentamiento vikingo en la zona y la procedencia nórdica del nombre.

Sea como fuere, en 1071 el nombre aparece escrito por primera vez como Mondaka. La localidad y la iglesia fueron donados ese mismo año al Monasterio de San Juan de la Peña, en Jaca. A pesar de tan lejana dependencia, debió de gozar de cierta reputación en la zona debido al puesto de honor que siempre ocupó en las Juntas Generales de Vizcaya.

En 1446, durante las luchas entre oñacinos y gamboínos, el banderizo González de Butrón destruyó la torre situada al lado de la Iglesia Parroquial de Santa María.

Iglesia Parroquial de Santa María

En el ámbito económico, y ya desde sus primeros tiempos, Mundaka se dedicó a la pesca y al comercio marítimo, con la particularidad del pequeño tamaño de su puerto y la incapacidad geográfica de éste para crecer y desarrollarse industrialmente a la par que el de otras poblaciones cercanas. También ha sido cuna de ilustres marineros como Rodrigo de Portuondo, amigo de Ignacio de Loyola y general de la Armada de Carlos I de España. Con el paso de los siglos, el pueblo se fue modernizando gracias a las ganancias de sus navegantes y, durante los siglos XIX y XX, fue reorientando su actividad principal hacia el turismo.

El sábado de gloria de 1878 se desató una devastadora galerna y el marino José Ramón Luzárraga realizó un intrépido salvamento que fue objeto de atención mundial.

La localidad vizcaína de Mundaka está situada en un entorno paisajístico incomparable, en el extremo norte de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. De Mundaka destaca su puerto, pequeño y pintoresco, escondido tras el dique y protegido por el acantilado. Su forma y su tamaño impiden la entrada a grandes embarcaciones, tanto de recreo como de pesca, por lo que éste mantiene un aspecto limpio y colorido, sin trazos de modernidad. Se puede visitar la Cruz del Calvario, monumento penitencial del siglo XVII situado en la calle homónima.

De su entorno sobresale la Iglesia Parroquial de Santa María, erigida ya en el siglo XI sobre una atalaya, a notable altura. Durante el siglo XVI sufrió un incendio y fue reconstruida en estilo gótico tardío con elementos renacentistas, como la portada edificada en el siglo siguiente en su ala oeste, con capiteles jónicos. En el siglo XIX se añadió la torre neogótica y el pórtico actual.

Hay que ver en Mundaka la Ermita de Santa Catalina, del siglo XIX, que se alza en la península del mismo nombre y notablemente alejada del núcleo de la población, es un lugar perfecto para admirar la belleza del paisaje de Mundaka. La actual construcción es de 1879 y estilo neogótico, pero desde la antigüedad ha venido ejerciendo de lugar de reunión, almacén, hospital e incluso fortín.

Ermita de Santa Catalina

En el mundo del surf, Mundaka tiene fama mundial. Su ola izquierda es reconocida internacionalmente como la mejor de toda Europa. Esta puede alcanzar hasta los cuatro metros de altura y los cuatrocientos de largo adquiriendo una forma tubular que, como valor añadido, permite admirar la costa desde su interior. La ola de Mundaka se ha convertido en un reclamo turístico de primer orden tanto para amantes del surf como para ajenos a la práctica de este deporte. En la localidad se han celebrado numerosos certámenes internacionales de surf y ha sido sede del Circuito Mundial en numerosas ocasiones. Una buena zona para contemplarla es el Mirador de la Atalaya.

Imprescindibles

Arquitectura local
Iglesia de Santa María

Datos prácticos

Coordenadas

43° 24′ 26″ N, 2° 41′ 54″ W

Distancias

Bilbao 39 km, Donostia-San Sebastián 104 km, Madrid 434 km

Aparcamiento

Frente al Casino

Altitud

3 m

Habitantes

1929 (2013)

San Pedro (29 de junio), San Juan (23 de junio), Día de la Magdalena (22 de julio), Santa Catalina (25 de noviembre)

Fiesta vasca (último fin de semana de agosto)

Vino Txakoli D.O. Bizkaia Bodegas Berroja, Eguzkialde y Kokolo

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar