Arrigorriaga

El lugar de las piedras rojas

A escasos kilómetros de Bilbao, en el camino entre la capital vizcaína y Vitoria, está el lugar donde se culminó la leyenda fundacional de Vizcaya. En Arrigorriaga, que significa “lugar de las piedras rojas” se celebraron dos célebres batallas entre el bando carlistas y el bando liberal. Así mismo, es una excelente localización para pasar la noche a un precio reducido si se quiere visitar Bilbao o recorrer el centro de Vizcaya.

Planifica tu escapada a Arrigorriaga

Arrigorriaga es empleada por los viajeros de bajo presupuesto como lugar donde pernoctar para sus visitas de día a la parte vieja de Bilbao y a la zona centro. Lo cierto es que hay muy poco que ver en Arrigorriaga; pero esto es de alta calidad: la Ermita de San Pedro de Abrisqueta —situada a las afueras y mal señalizada, merece la pena insistir en encontrarla— es un lugar especial y encantador; su iglesia parroquial tiene una gran importancia para la historia de Vizcaya, así como su puente. Desde Arrigorriaga se pueden realizar excursiones a los parques naturales de Urquiola y Gorbea. En nuestra página dormir y comer en Arrigorriaga, hemos recogido una serie de lugares donde dormir y comer con la mejor relación calidad-precio.

¿Quieres conocer este sitio?

Existen varias interpretaciones sobre el origen de su topónimo. La más conocida de ellas hunde sus raíces en la historia y la leyenda. Parece ser que en el actual emplazamiento de Arrigorriaga se encontraba la población de Padura, donde en el año 870 tuvo lugar la famosa batalla que lleva su nombre y que enfrentó a vizcaínos (liderados por Juan Zuría, primer Señor de Bizkaia) y leoneses. La ofensiva se saldó con una clara victoria de los primeros, que provocaron una desesperada huída de los leoneses tras diezmar notablemente sus filas. Según cuenta la tradición oral, el suelo donde se desarrolló el combate quedó completamente tapizado de sangre tras el enfrentamiento, por lo que se decidió cambiar el nombre de Padura a Arrigorriaga, que etimológicamente vendría a significar “lugar de las piedras rojas”. La versión más difundida de este mito fue escrita por Lope García de Salazar durante el siglo XV, tiempo después del episodio. Otra teoría vincula el nombre de la localidad a los antiguos yacimientos de hierro del monte Ollargan, cuya veta de mineral tintaba de rojo la piedra de los alrededores. Estas minas de hierro supusieron siempre una de las principales fuentes de riqueza de la zona, pues aunque en el año 1300 quedaron bajo jurisdicción bilbaína, su potencial económico siempre repercutió en Arrigorriaga.

Durante toda la historia de Arrigorriaga, ésta fue una anteiglesia de la merindad de Uribe con cierto peso administrativo en la comarca y cuyo juntero o representante ocupaba el asiento número 39 en la Casa de Juntas de Gernika. A ella pertenecían los municipios de Basauri, Arrancudiaga, Alonsótegui y Zarátamo. La primera referencia escrita que se tiene de la localidad data de 1107, cuando la parroquia de Santa Magdalena se incorporó al Monasterio de San Salvador de Oña.

La vida en esta población discurrió sin grandes hitos hasta el siglo XIX. En 1835 y 1872, durante las guerras carlistas, fue escenario de dos cruentas batallas, ambas en torno al puente de Moyordín, que unía el municipio con otros núcleos vecinos como Zarátamo. En 1876, al finalizar la última guerra, se suprimieron los fueros de las provincias vascas. Este hecho permitió a Basauri, Arrancudiaga, Alonsótegui y Zarátamo separarse definitivamente de Arrigorriaga, aunque no sin antes tener que pleitear al respecto.

Económicamente, y tal y como sucedió también en poblaciones cercanas, el siglo XIX supuso el despertar fabril de la localidad gracias en parte al desarrollo de la industria minera.

Arrigorriaga foto antigua
Arrigorriaga en 1918

En el siglo XX se sucedieron varias desgracias que afectaron en alto grado a la población. En 1940 un incendio calcinó el ayuntamiento dieciochesco y su importante archivo municipal mientras que, en 1983, las inundaciones producidas en Vizcaya causaron tremendos estragos en el municipio. Hoy en día, Arrigorriaga se ha convertido en una importante ciudad dormitorio por su proximidad a Bilbao.

De su casco urbano destaca la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, del siglo IX, pese a que nada quede en pie de su estructura primigenia. En el altar se encuentra una expresiva talla de Santa María Magdalena, obra de Nicolás Teite y fechada en 1705, que sorprende por el hecho de estar desnuda de cintura para arriba (lo que tradicionalmente ha atraído la atención de los varones, incluso los menos interesados en el arte). En el templo también hay una estela funeraria con un sarcófago que, según la tradición, contiene los restos del infante asturiano Ordoño, hijo de Alfonso III el Magno y heredero de la Corona de León, muerto durante la batalla de Padura. Como curiosidad, en 1920 se inauguró en el ala este de la iglesia el Salón Festivo, una de las primeras salas de cine de Vizcaya; un espacio que todavía aguanta los envites del tiempo.

La Ermita de San Pedro de Abrisqueta es posiblemente la más antigua de Vizcaya ya que, pese a que la construcción actual date de los siglos XI o XII, existen varios elementos que indican un origen bastante anterior. En la jamba de la entrada principal hay un motivo decorativo que posiblemente sea de adscripción visigoda y en el ventanal del ábside pueden apreciarse fragmentos de decoración prerromana. También en el muro sur, sobre un arco de medio punto tapiado, hay restos de estelas funerarias romanas que fueron reutilizadas, como era habitual en la Edad Media, como materiales de construcción.

La Ermita del Santo Cristo de Landaederraga, datada en 1655 aunque protagonista de distintas reconstrucciones posteriores, destaca por su sobriedad, pero especialmente por la talla de Cristo Crucificado que alberga en su interior.

Dentro del patrimonio civil sobresale el Ayuntamiento, fruto de sucesivas remodelaciones. En 1940 el edificio original de 1777 fue pasto de las llamas perdiéndose además la mayor parte del archivo municipal. La más reciente rehabilitación fue inaugurada en 2011 aportando a la casa consistorial un aspecto más moderno.

El Puente de Moyordín, actualmente rodeado de un bello espacio arbóreo, fue un estratégico punto, escenario en el siglo XIX de dos batallas entre liberales y carlistas, quienes tomaron Arrigorriaga como paso previo para los asedios con que sometieron a Bilbao.

Dónde dormir en Arrigorriaga
Ayuntamiento de Arrigorriaga

Para el viajero que acuda con tiempo y curiosidad hay mucho que ver en Arrigorriaga, se recomienda disfrutar de la ruta turística conocida como “El Secreto de las Piedras Rojas”, organizada por el Ayuntamiento. Se trata de una visita de carácter cultural y gratuita de una hora y media de duración en la que, con la ayuda de un cómic y una guía, se hace un recorrido a pie por la historia, costumbres y lugares más significativos de la localidad. El trayecto, que puede realizarse con un monitor o de manera particular, se inicia en el edificio de las antiguas escuelas, en la plaza de Arrigorriaga.

Datos prácticos

Coordenadas

43° 12′ 28″ N, 2° 53′ 10″ W

Distancias

Bilbao 11 km, San Sebastián – Donostia 93 km, Madrid 390 km

Aparcamiento

En la calle Severo Ochoa

Altitud

55 m

Habitantes

12 374 (2013)

Santa Magdalena (22 de julio), San Antonio (13 junio), Romería de San Pedro (domingo siguiente a 29 de junio)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar