Zalduondo – Zalduendo

El medievo más antiguo y animado

En sus proximidades se está excavando el lugar medieval habitado más antiguo del norte de España. Actualmente es famosa por sus carnavales y por haber nacido allí el célebre Celedón, paradigma de tipo majo y juerguista. Es la base de partida para el Parque natural de Aizkorri y otros espacios naturales cercanos.

Planifica tu escapada a Zalduondo – Túnel de San Adrián

El paseo contemplando las fachadas de sus bellas casonas se hace en poco tiempo; el atractivo principal consiste en tomar el Camino Real que conduce hasta el túnel de San Adrián (en la frontera con Gipuzkoa) realizando una agradable ascensión por el parque natural de Aizkorri-Aratz. Al día siguiente se puede ir hacia el sur para ver la población medieval de Salvatierra y las enigmáticas pinturas de las iglesias de Gazeo y Alaitza; dado que se abren muy pocos días al año resulta imprescindible contactar previamente con la Oficina de turismo de Salvatierra-Agurain (945302931). Los amantes del senderismo pueden dedicar días adicionales a realizar excursiones por el parque natural de la Sierra de Entzia. Dado que se trata de una localidad hasta ahora ajena al turismo, para encontrar donde reservar en las localidades de los alrededores ofrecemos nuestra página Dormir y Comer en Zalduendo.

¿Quieres conocer este sitio?

El origen de Zalduondo puede estar en Aistra, un lugar actualmente despoblado situado a un kilómetro de distancia donde se están excavando unos restos arqueológicos (entre ellos una necrópolis con 70 tumbas) que remontan su existencia al siglo VI. Al tratarse de una población de comienzos de la Alta Edad Media, en los años del desmoronamiento del Imperio Romano y comienzo de la dominación goda, se trata de la población de fundación medieval más antigua del norte de la Península Ibérica.

La primera referencia escrita en la historia de Zalduhondo es de 1025 y aparece en la Reja de San Millán, en el Monasterio de San Millán de la Cogolla. Su nombre está vinculado a su localización. En vascuence, zaldu(a) significa bosque o selva y ondo se interpreta como junto a, refiriéndose a que la aldea está situada al lado de los grandes bosques que rodean el vecino Túnel de San Adrián, famoso por la afluencia de peregrinos que utilizan este ramal en su camino a Santiago de Compostela a través de Guipúzcoa, desde Francia y el resto de Europa. Los habitantes de Zalduondo eran responsables de la seguridad de esa vertiente del paso de montaña, así como de mantener la jurisdicción de los pastos de su lado de la sierra frente a las pretensiones de sus vecinos guipuzcoanos. En la Edad Media, Zalduondo perteneció a la asociación de caballeros alaveses llamada la Cofradía de Arriaga, un colectivo que controlaba numerosas aldeas de la tierra llana (Llanada) de Álava y que se enfrentó durante más de un siglo a la villa de Vitoria y a su corregidor, nombrado por el rey. En 1332 firmaron la llamada “Voluntaria Entrega” al rey Alfonso XI de Castilla con el fin de garantizarse algunos privilegios que iba perdiendo por la pujanza de las milicias de Vitoria. Por decisión del monarca, Zalduondo pasó a depender de la vecina Salvatierra.

Posteriormente cayó en manos señoriales, pasando en 1382 (junto con Salvatierra) a manos del canciller Pedro López de Ayala. En 1412 sus señores lo separaron del condado de Salvatierra y lo entregaron como dote de Constanza de Ayala, nieta del canciller, en su matrimonio con el conde de Oñati, que mantuvo un enclave señorial rodeado por territorios vascos habitados por hidalgos. Esa singularidad motivó que, durante siglos, los habitantes de Zalduondo pleitearán a menudo con sus señores feudales.

Ermita de San Julián

La apertura durante el siglo XVII del Camino Real que comunicaba el centro de la península con la costa, a través de Salinas de Léniz, marcó el principio del fin de la hegemonía del Túnel de San Adrián y de las localidades que, como en el caso de Zalduondo, dependían de su existencia. Las nuevas vías de comunicación creadas en el siglo XIX terminaron de hundir esta ruta tradicional que, desde entonces, sobrevive gracias a su gran atractivo turístico y a constituir el paso del ramal norteño del Camino de Santiago.

El personaje de Celedón, protagonista de las Fiestas de la Virgen Blanca en Vitoria, fue creado en torno a la figura de Celedón Alzola, un vecino de Zalduondo de carácter juerguista que, año tras año, acudía a las fiestas de Vitoria y que ha inspirado al célebre muñeco que, desde 1957, abre las fiestas patronales de la capital alavesa.

Aunque no es una gran población de carácter monumental, no quiere decir que no haya nada que ver en Zalduondo, su agradable casco urbano y la riqueza de su entorno bien merecen una visita. Su principal edificio es la Iglesia de San Saturnino (s. XVI-XVIII), en la que sobresale la gran torre de seis alturas con remate piramidal y el retablo barroco (s. XVII), obra de Pedro de Ayala. La Ermita de San Julián  cuenta con un gracioso canecillo románico y una ventana visigótica en el muro del ábside.

Como muestra de arquitectura civil destaca el Palacio-Museo de Lazarraga-Amezaga, también conocido como el Palacio de los Gizones (de los Hombres), del siglo XVI, y que presenta una bella portada plateresca sobre la que se aloja un espectacular escudo de armas flanqueado por dos grandes esculturas antropomórficas. El palacio acoge en su interior el Museo Etnográfico Comarcal, que supone un repaso a la historia, la cultura y las tradiciones de la zona a través de diversas muestras artísticas y arqueológicas provenientes de lugares del entorno.

Otro edificio reseñable es el Palacio Andoin-Luzuriaga, erigido en 1683. Presenta una atractiva fachada en piedra de sillería con bellos ejemplos de forja en sus balconadas y un gran blasón sobre su entrada principal. Actualmente es la residencia del famoso escritor guipuzcoano Bernardo Atxaga.

Zalduondo cuenta también con varias iglesias y ermitas, construidas en relación con su papel en el Camino de Santiago, que se encuentran repartidas en distintos lugares del municipio. Entre ellas están la Ermita del Santo Espíritu, situada dentro de la cueva de San Adrián, y las Ermitas de San Julián y Santa Basilisa, del siglo XII, próximos a Aistra. También merece la pena transitar por sus dos puentes medievales (Zubizabal y Txaroste) y recorrer su entorno natural en un agradable paseo.

Iglesia de San Saturnino

Como homenaje al ilustre personaje de Celedón Alzaga, famoso por sus juergas en las fiestas de Vitoria, se erigió en Zalduondo el Monumento a Celedón, en el que una fuente mana vino en los días festivos, como no podía ser de otra manera.

La visita tendrá un interés muy especial si se realiza en época de carnaval, pues el Carnaval de Zalduondo está considerado como el más interesante de Álava desde un punto de vista etnográfico, atrayendo cada año a numerosos visitantes.

Imprescindibles

Monumento a Celedón
Detalle del Palacio-Museo de Lazarraga-Amezaga

Datos prácticos

Coordenadas

42° 53′ 8″ N, 2° 20′ 50″ W

Distancias

Vitoria-Gasteiz 38 km, Bilbao 97 km, Madrid 391 km

Aparcamiento

Sin problemas en el pueblo

Altitud

608 m

Habitantes

186 (2013)

Fiestas patronales (segundo fin de semana de junio), El Celedón (domingo anterior al 4 de agosto)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar