Elciego – Zieko

Villa de palacios y vinos

La villa presenta una de las mayores concentraciones de palacios y de bodegas de vino de España. Entre ellas destaca la de Marqués de Riscal, ampliada por Frank Gehry.

Planifica tu escapada a Elciego

En una rica población de vinateros, el paseo por su pequeño casco histórico —viendo las fachadas de las numerosas casonas e iglesias— puede realizarse en medio día. Mucho más tiempo debería dedicarse a la cultura del vino, acudiendo a alguna bodega tradicional; sin olvidarse de la visita a las vanguardistas instalaciones de la Bodega Marqués de Riscal. Otra opción es realizar senderismo u otras  actividades de turismo activo por el parque de la sierra de Cantabria. Los aficionados a lo medieval pueden visitar los próximos pueblos fortificados de Moreda de Álava y Laguardia (éste último con gran cantidad de bodegas y casonas de similar estilo). Cerca está la ciudad de Logroño, donde es posible disfrutar de las mejores zonas de bares de pinchos de España. Para saber cuales son los platos tradicionales y reservar, sugerimos nuestra página Dormir y comer en Elciego.

¿Quieres conocer este sitio?

En 1067 está documentada la existencia de una población llamada El Zieko. Como el resto de la comunidad, en el año 1200 los castellanos expulsaron a los navarros, incorporando Álava a su reino. Fue una aldea dependiente de Laguardia hasta 1583, fecha en la que compró su independencia y el rey Felipe II le reconoció la categoría de villa. La población tomó como su escudo el del rey que les concedió el villazgo. Ya desde el siglo XVII la actividad vinícola comenzó a despuntar como la principal fuente de riqueza de la localidad. Entre los siglos XVIII y XIX de la historia de Elciego, éste se destacó definitivamente como el principal productor de vino de la zona. La prosperidad económica proveniente del negocio enólogo se tradujo en el urbanismo de la villa, en la que se construyeron numerosas casas señoriales y palacios con blasones de armas y suntuosos balcones de hierro.

Elciego en la década de los 50

A partir de finales del siglo XVIII se produjo una modernización de la producción, hecho que se consiguió gracias al esfuerzo de instituciones como la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País. Esta tendencia se reforzó años después con iniciativas privadas como la de Camilo Hurtado, marqués de Riscal, que abrió su famosa bodega en 1860 importando métodos de producción propios de la zona de Burdeos.

Hoy en día, la vida de Elciego continúa girando en torno al vino, pero con la novedad de haber sabido aunar esta cultura enóloga con el turismo. El vino, su mundo y sus bodegas, son su principal atractivo turístico, que ofrece al visitante toda una serie de experiencias relacionadas con su cultivo, su producción y, cómo no, su cata.

La mayoría de las bodegas se concentran en las afueras de la población, y de entre todas ellas, destaca Marqués de Riscal, que se ha convertido poco a poco en el símbolo físico de Elciego gracias a su moderna estructura, en la que ha colaborado el arquitecto Frank Gehry, autor también del famoso Museo Guggenheim de Bilbao.

En 1998, Marqués de Riscal promovió la idea de crear un espacio para el ocio en torno a la bodega histórica (del siglo XIX), que denominó La Ciudad del Vino. Esta tiene como objetivo dar a conocer el vino, su historia, cultura y filosofía, y el moderno edificio de Gehry, inaugurado en 2006, forma parte de él. Destinado a hotel, está configurado a partir de una composición de prismas rectilíneos que flotan sobre el suelo gracias a tres supercolumnas que soportan el edificio, generando una vistosa estructura metálica, de titanio, retorcida y coloreada en rosa, oro y plata que, a la luz del día, refleja las tonalidades rojizas del vino tinto, el dorado de la malla y el plateado de la cápsula de la botella del vino de Marqués de Riscal. Complementan el conjunto diversas instalaciones como un centro de reuniones, conferencias y banquetes, un restaurante o un centro Spa – Vinoterapia, donde el visitante puede experimentar en su piel las cualidades terapéuticas de los caldos riojanos. La bodega es visitable.

Las otras bodegas visitables de Elciego son Aladro, Bauza, Diez Caballero, Luberri, Murua, Pago de Larrea, Rojanda, Valdelana, Viña Salceda, Viñadores Artesanos y Antión.

Los aficionados al arte también tienen mucho que ver en Elciego perdiéndose por sus calles bien trazadas, unidas entre sí por pintorescas callejuelas repletas de palacios y casas de piedra blasonadas. Del patrimonio histórico-artístico del casco urbano de Elciego destaca la Iglesia Parroquial de San Andrés (s. XVI), un edificio gótico-renacentista de nave única situado a orillas del río Mayor, del que sobresalen la sacristía neoclásica, sus dos torres pentagonales y la serie de arcos rebajados sobre el pórtico. En su interior, merece la pena detenerse ante su Retablo Mayor (s. XVII), sobre una concha avenerada, totalmente policromada que cubre todo el muro. El coro, plateresco, es sencillo y elegante. Como curiosidad, en el momento de su construcción fue necesario nivelarla con una plataforma debido al desnivel donde fue erigida. Por ello, su vista resulta impresionante desde la perspectiva del río.

El Ayuntamiento, que preside la Plaza Mayor, fue construido durante el siglo XVII siguiendo la pauta de edificios porticados y destacando en su fachada un vistoso escudo de armas. En sus laterales se conservan dos puertas de acceso mediante arco de medio punto que  podrían ser restos del anterior ayuntamiento. Enfrente de él se halla la Ermita de Nuestra Señora de la Plaza (s. XVIII, levantada sobre otra anterior gótica, del XIV), edificio de planta octogonal en el que se encuentra la imagen románico-gótica de la Virgen de la Plaza, patrona de la localidad.

Entre los numerosos palacios que existen en la villa sobresalen varios, como el Palacio Zárate Nabar, del siglo XVIII, con excelentes muestras de trabajo de herrería en los balcones de su fachada principal; o el Palacio Navarrete Ladrón de Guevara o Casa de los Hierros, en la calle del Norte, casa natal del que fuera obispo de Mondoñedo y arzobispo de Burgos, Francisco Manuel Navarrete Ladrón de Guevara. Es una mansión barroca que cuenta con un impresionante balcón corrido y esquinado en su fachada, que se sustenta gracias a varias cartelas de hierro que se apoyan en la piedra. El Palacio Ramírez de la Piscina, en la calle del Barco, es otra perfecta muestra de arquitectura civil, declarado Bien Cultural Calificado. Se trata en realidad de dos palacios barrocos de los siglos XVII y XVIII, realizados en piedra de sillería y unidos entre sí. Destacan su alero de madera tallada, sus balcones de forja y su gran escudo de armas esquinado. Además, cuenta con una bodega situada en los sótanos y realizada por concatenación de bóvedas de medio cañón y apuntadas finalizada en dovelas de alargados sillares. Esta bodega cuenta con galerías que van desde debajo del inmueble, atravesando la calle y terminando en la manzana de enfrente, donde todavía se elabora vino.

Plaza Mayor de Elciego

En el extremo noroeste de la población se encuentra el Rollo de Justicia, erigido para conmemorar la independencia de Laguardia, en 1583. Junto con la emancipación, el monarca Felipe II permitió a Elciego contar con horca, cuchillo, cepo y picota como insignias de autoridad. Por este motivo, allí podemos contemplar La Picota o Rollo, una columna rematada por un tronco de cono que representa la potestad que adquirió entonces la villa para ejercer la justicia social y civil.

Si queremos que nuestra visita coincida con el buen ambiente y bullicio de las fiestas, nos podemos acercar a principios de septiembre, coincidiendo con la festividad de la Virgen de la Plaza, el día ocho, en la que se interpretan danzas autóctonas al son de la música de los gaiteros y el tamboril. El vino es también el motivo de otro de sus festejos más destacados: la Fiesta de la Vendimia de Rioja, que tiene lugar cada año a mediados de noviembre, culminando con el Día de Acción de Gracias, a finales del mismo mes. La celebración está dedicada a la degustación de los caldos alaveses y cuenta con grandes afluencias de público, varios espectáculos de jota y deportes rurales vascos.

Imprescindibles

Iglesia Parroquial de San Andrés
Marqués de Riscal

Datos prácticos

Coordenadas

42° 30′ 0″ N, 2° 37′ 0″ W

Distancias

Vitoria-Gasteiz 46 km, Bilbao 123 km, Madrid 374 km

Aparcamiento

A la entrada del pueblo, cerca de la bodega Marqués de Riscal

Altitud

451 m

Habitantes

1045 (2013)

Virgen de la Plaza (8 de septiembre), Santa Isabel (2 de julio)

Día de Acción de Gracias (último sábado de noviembre)

Otros destinos próximos

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar