Vera de Bidasoa – Bera

A orillas del río fronterizo.

A orillas del río Bidasoa, en la frontera con Guipúzcoa, se encuentra Vera de Bidasoa – Bera, una villa pintoresca que cuenta con un interesante casco urbano repleto de edificios de gran valor patrimonial.

Planifica tu escapada a Bera.

Lo que hay que ver en Vera de Bidasoa son exteriores: las fachadas de los edificios de su casco urbano. Por ello, el paseo por el mismo y los aledaños pueden llevarnos un par de horas. En la cercana Igantzi hay una empresa de turismo activo que organiza actividades en el valle. La excursión puede continuar en dirección norte visitando las villas guipuzcoanas de Irún y Hondarribía, disfrutando del mar; los que prefieran montaña pueden ir a pasear por el Parque de las Peñas de Aya. Hacia el sur se puede visitar el Parque del señorío de Bertiz, continuando por la carretera N-121b hasta Elizondo, bello pueblo donde se puede comer muy bien; por la tarde se puede continuar por esa carretera hacia el norte y visitar Zugarramurdi y sus cuevas. Para conocer la cocina local del valle del Bidasoa y reservar donde quedarse sugerimos la página Dormir y Comer en Vera de Bidasoa.

¿Quieres conocer este sitio?

No existe un acuerdo claro en torno al origen del nombre de la localidad. A lo largo de la historia de Vera de Bidasoa se ha empleado indistintamente en lengua castellana y vasca y de ahí derivan diferentes teorías ajustadas a cada idioma. Podría deberse a que la población se encuentra en la orilla del río Bidasoa, pero si Bera deriva de la palabra vasca behera, parte baja, entonces haría referencia al hecho de ser una de las poblaciones situadas a menor altura de Navarra. Sea como fuere, el sobrenombre “de Bidasoa” se añade en 1916 a fin de evitar la duplicidad de nombres en determinadas poblaciones españolas.

Vera de Bidasoa es una población fronteriza. A lo largo de la historia ha tenido que servir de defensa al Reino de Navarra frente a los franceses y a los guipuzcoanos (segregados de su reino e integrados en Castilla en 1200). En 1402 Carlos III el Noble reconoció su labor otorgándole privilegios. Este carácter fronterizo también ha fomentado que Vera de Bidasoa se viese favorecida a lo largo de su existencia por una de las actividades económicas históricas más florecientes de la zona: el contrabando.

La iglesia de Vera tenía como patrón al Señor de Alzate y Urtubie, que en 1606 nombró párroco a Lorenzo de Hualde. Este fue uno de los principales colaboradores de los inquisidores a la hora de generar la  paranoia brujesca que desató el Proceso de Logroño, interviniendo para que muchos de sus vecinos fueron acusados de brujería.

En el verano de 1794 Vera de Bidasoa fue ocupada por tropas francesas de La Convención, que realizaron toda clase expolios. También sufrió destrozos durante la Guerra de la Independencia y los conflictos carlistas. En 1872 el pretendiente don Carlos de Borbón entra en España por Vera de Bidasoa para comenzar la última de las guerras carlistas.

Panorámica de Vera de Bidasoa (Postal Ed. A. Olleta)

A principios del siglo XX, Pío Baroja compra un caserío en la localidad y desde entonces la historia de Bera queda ligada al linaje del escritor. Por sus calles han sido habituales, además del propio autor, figuras como Carmen Baroja, antropóloga, escritora y madre del también antropólogo e historiador Julio Caro Baroja. También vinculado al mundo de las letras, es natural de Vera de Bidasoa el escritor y académico de la Real Academia de Lengua Vasca, Euskaltzaindia, Ignacio Larramendi.

El Casco urbano de Bera se extiende a través de la margen izquierda del río Bidasoa en su camino hacia el mar Cantábrico. Se trata de un conjunto patrimonial de gran atractivo plagado de casonas nobles construidas según los parámetros de la arquitectura tradicional de la zona. Es habitual en la localidad ver fachadas con entramados de vigas de madera, balcones decorados con multitud de macetas, plantas bajas porticadas o grandes tejados a dos aguas. De entre todas las casas destaca el Caserío Itzea, edificio del siglo XVII adquirido en 1912 por el escritor Pío Baroja y ocupado durante generaciones por su familia. Es notable su espectacular alero de madera.

La Casa Lazarobaitia, de estilo renacentista, alojó al pretendiente don Carlos en 1872, poco antes de estallar la última guerra carlista. Otro edificio interesante que ver en Vera de Bidasoa es la Casa Arostegia, erigida en 1796. Ahí durmió José Bonaparte en su huida a Francia desde Vitoria poco antes de que también se alojase en ella el duque de Wellington. Presenta en la parte alta de su fachada el escudo de armas de la familia Legia.

La Casa Zelaia cuenta con una estructura tradicional de gran armonía, con entramado de vigas de madera en sus plantas superiores y grandes balcones también de madera. En su terreno se asienta la Hornacina del Cristo de Contrabando, una figura que, como su nombre indica, proviene de los frutos de dicha actividad. El origen extranjero de la imagen queda patente en el hecho de estar sujeto por cuatro clavos, uno en cada extremidad, en lugar de por los tres que rige la tradición española.

Casa Itzea, perteneciente a la familia Baroja

Sobre todas estas casas, el elemento civil que más resalta en Vera de Bidasoa es su Ayuntamiento, construido en 1776. En 1983, en plena tarea de restauración de su fachada, se descubren restos de antiguas pinturas murales que representan a las cuatro virtudes cardinales. El conjunto pictórico fue estudiado y completado por Julio Caro Baroja para ser restaurado posteriormente por el pintor local Juantxo Larramendi.

La Iglesia de San Esteban se construye en el siglo XVI en una antigua casa torre reconvertida a fines eclesiásticos. Pese a posteriores remodelaciones, todavía es posible adivinar en su fisonomía su anterior carácter de vivienda fortaleza. Guarda en su interior el considerado como mejor órgano románico de toda Navarra y una excelente sillería de madera junto a él.

Datos prácticos

Coordenadas

43° 16′ 42″ N, 1° 40′ 57″ W

Distancias

Pamplona 65 km, San Sebastián – Donostia 34 km, Madrid 484 km

Aparcamiento

Paseo de Julio Caro Baroja y alrededores de la estación de autobuses

Altitud

56 m

Habitantes

3829 (2013)

Corpus Christi, San Esteban (del 2 al 6 de agosto)

Carnaval ( Pastores y niñeras, comparsa dominical,
cuestación y desfile de carrozas el Lunes de Carnaval y finalmente, cuestación y el iñude
esta artzaiak representado por niños en el Jueves Gordo),
Feria de Artesanía, Lurraren Eguna, Día de la Tierra (cuarto domingo de octubre)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar