Elizondo

Solar de indómitos hidalgos.

La capital del pirenaico valle de Baztán, fronterizo con Francia, es una bella localidad que cuenta con una larga historia de hidalguía colectiva, así como la épica gesta de los defensores del castillo de Amaiur.

Planifica tu escapada a Elizondo.

El casco urbano es lo principal que hay que ver en Elizondo; es por ello un destino que dura lo que se quiera extender el paseo y la recomendable comida. En esta localidad hay una variada oferta de actividades de turismo activo. Se trata también de una excelente base para hacer excursiones por esta parte del Pirineo navarro, pues se puede ir a darse un largo paseo por el maravilloso Parque del señorío de Bertiz, continuando luego hacia el norte para visitar y almorzar en Vera de Bidasoa; por la tarde se puede seguir hacia el norte a hacer senderismo por el Parque de las Peñas de Aya o bien visitar las villas fronterizas de Irún y Hondarribia. La otra opción es ponerse calzado de montaña para hacer planes algo más abruptos: seguir por la carretera N-121b para visitar Zugarramurdi y sus cuevas; después de comer se pueden elegir entre las cercanas Cuevas de Ikaburua, la Peñas de Itxusi o los dólmenes de Izpegi.. Para conocer la cocina local del valle del Bidasoa y reservar donde quedarse sugerimos la página Dormir y Comer en Elizondo.

¿Quieres conocer este sitio?

La historia de Elizondo comienza en 1025 con la instauración del Señorío de Baztán en la persona de Semen i Ochoaniz y la primera documentación de la existencia de caseríos en torno a su primera iglesia. Apropiadamente, Elizondo significa “junto a la iglesia” en vascuence, el núcleo fue configurándose como capital del valle.

Al tratarse de una zona por la que se conectaban la Navarra del sur (Hegoalde) con los dominios de ultrapuertos (Iparralde) tenía gran importancia estratégica, razón por la cual en 1397 el rey Carlos III concedió hidalguías a gran número de lugareños de todos los pueblos. Al pasar a ser hombres libres, estos redujeron su dependencia del señor de Baztán.

En 1512 el valle fue ocupado por las tropas del partido beamontés (navarros partidarios del rey de Castilla), castellanas y vascas que conquistan la Navarra del sur, estableciéndose una guarnición en el castillo de Amaiur, situado en el próximo monte Gaztelua. Desde este controlan la nueva frontera entre la Navarra “castellana” y la parte del reino que permanece fiel a la dinastía Albret. En el mismo año de 1512, en 1516 y en 1521, el valle y su castillo son escenario de combates, cambiando varias veces de manos. En julio de 1522 una pequeña guarnición de unos doscientos agramonteses (navarros fieles a los Albret) fueron cercados por un gran ejército de beamonteses y castellanos. Tras varios días de combates la fortaleza capituló el 22 de julio y los defensores trasladados a Pamplona. Allí, el alcaide Jaime Velaz de Medrano y su hijo fueron envenenados. Para evitar que el castillo fuera de nuevo base de nuevos ataques, los castellanos lo derruyeron tiempo después.

En 1603 se estructura un influyente poder vecinal a partir de las “Nuevas ordenanzas, cotos y parámetros del noble valle y universidad de Baztán”. Se establecen Juntas Generales en las que participan todo los ciudadanos que tienen el privilegio de elegir alcalde.

La hidalguía de la mayor parte de sus habitantes facilitó que muchos ciudadanos hicieran carrera en el ejército y la burocracia de la Monarquía Hispánica, durante la historia de Elizondo. Destacó en especial Juan de Goyeneche, fundador del primer periódico de España, político y promotor del palacio y fábrica de Nuevo Baztán en las inmediaciones de Madrid.

Afluente del río Bidasoa

Los baztaneses tienen una reputación de señorío que ha trascendido a la literatura. En la obra Carmen, que Próspero Mérimée escribió en 1845, aparece un personaje que se presenta así: “Yo, señor, he nacido en Elizondo, en el Valle de Baztán. Me llamo don José Lizarrabengoa. Usted conoce mi tierra lo bastante como para sacar por mi apellido que soy vasco de origen y de sangre, y cristiano viejo. Si antepongo el don a mi nombre no es por presunción ni por antojo, sino por derecho de bien probada hidalguía. En mi casa de Elizondo podríais revisar el pergamino de mi linaje”.

Actualmente Elizondo es una moderna ciudad de servicios que todavía conserva entre las calles de su casco histórico el sabor de los grandes linajes familiares de su pasado. La Iglesia de Santiagoactual fue edificada en el siglo XX sobre el anterior edificio del siglo XVI tras las inundaciones de 1913, que dejaron el inmueble en tal estado que se decidió reedificarlo en lugar de restaurarlo. De apariencia neogótica, cuenta con el sillar rojo típico de la zona en sus muros exteriores y sobresalen sus dos torres de planta cuadrada rematadas con pequeñas cúpulas. Cuenta con atractivas imágenes policromadas en su fachada.

El edificio más representativo de la ciudad, y máximo exponente de la arquitectura nobiliaria en el valle, es el Palacio Arizkunenea. Su construcción fue promovida en el siglo XVII por Miguel de Arizcun, primer marqués de Iturbieta. Con planta en forma de U, destaca su fachada retranqueada en piedra. En su centro se aloja un gran escudo de armas con diversos motivos ornamentales: animales, motivos florales y cuernos de la abundancia. En la actualidad acoge actividades culturales. Se sitúa en la calle Jaime Urrutia, de famosos soportales con arcos inmortalizados por Javier Ciga y eje cultural de Elizondo. El Ayuntamiento es otro gran edificio que ver en Elizondo, centro administrativo del valle de Baztán, es un edificio barroco erigido en 1696 e influenciado por el Palacio Jaiola de Elvetea. Se trata de un edificio en piedra rojiza y blanca articulado en tres plantas y rematado por un notable alero de madera. Otro edificio singular es la Casa Istekonea, vinculada a Pedro de Mendinueta y Múzquiz, virrey de Nueva Granada nacido en Elizondo en 1736. En su fachada ligeramente retranqueada respecto a los cuerpos laterales destaca el frontón triangular que remata su fachada y corta su alero. La Casa Arozarena  cuenta con un pórtico arqueado en su planta baja y alero de madera cortado por tres ventanas abuhardilladas. Destaca su blasón que, por las armas representadas, empareja con el linaje del Palacio de Arizkunenea. A las afueras, el Palacio de Datue es una construcción típica baztanesa que fue vivienda de Agustín de Jauregui, virrey de Perú y gobernador de Chile en el siglo XVIII.

En la Casa Puriosenea se encuentra el Museo Etnográfico Jorge Oteiza, formado a partir de donaciones particulares desinteresadas de habitantes del valle. El espacio se organiza en tres alturas que constituyen un recorrido por las forma de vida tradicionales del Baztán. La segunda planta contiene además una exposición permanente con obra del pintor Javier Ciga.

Iglesia de Santiago

Elizondo se encuentra a escasos kilómetros del Parque Natural del Señorío de Bertiz, espacio que perteneció al linaje homónimo hasta 1898, fecha en que fue adquirido y remodelado para su posterior cesión a la Comunidad Foral de Navarra. Aloja en su interior una interesante colección botánica de gran belleza y diversidad.

Gastronómicamente, Elizondo es famoso por el Urrakin Egina (literalmente “hecho con avellanas”), un dulce de piezas de chocolate artesanal, relleno de avellanas enteras, que hará las delicias de los amantes del dulce.

Imprescindibles

Balcones típicos de la localidad
Ayuntamiento, Plaza de los Fueros

Datos prácticos

Coordenadas

43° 8′ 42″ N, 1° 31′ 12″ W

Distancias

Pamplona 50 km, San Sebastián – Donostia 64 km, Madrid 484 km

Aparcamiento

Alrededores del Ayuntamiento

Altitud

200 m

Habitantes

3258 (2013)

Santiago (25 de julio)

Danzas del Baztán, Baztandarren Biltzarra: mutildantza y
comida de hermandad del Valle del Baztán (domingo anterior al 25 de julio), Ferias de Primavera y Octubre

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar