Paseo del Arte MADRID

La mayor concentración de arte en el mundo

Aunque la longitud del Paseo del Arte sea de poco más de un kilómetro, hacen falta varios días para poder ver con calma lo que en ella se concentra: tres de los museos más importantes de Europa y otras muchas instituciones y edificios de obligada visita. A su alrededor están algunas de las zonas de compras de lujo, galerías de arte y establecimientos de ambiente bohemio, bares y restaurantes más animados de Europa. La gran afluencia de turistas provoca que haya una gran disparidad de calidades en la oferta de restaurantes y hoteles; hemos hecho una selección de aquellos lugares con mejor relación calidad-precio en la página de reservas Dormir y Comer en el Paseo del Arte.

Planifica tu escapada al Paseo del Arte

Quien sea un habitual de las visitas a museos y galerías sabe lo importante que es tener un lugar donde descansar después de una mañana contemplando arte; es muy recomendable comer algo ligero y rápido temprano, para retomar la visita por la tarde y exprimir el horario de apertura de los museos, galerías y anticuarios. Por ello si se quiere poder ver lo que hemos seleccionado en nuestra sección Qué ver en el Paseo del Arte, es muy conveniente reservar hotel en su inmediaciones y planificar bien. En éste sentido conviene ser consciente que los grupos organizados acuden a primera hora a los grandes museos, por lo que recomendamos que la primera visita de la mañana sea a los jardines o iglesias, dejando los grandes museos internacionales para el medio día o la tarde. En nuestra página especializada Dormir y comer en el Paseo del Arte se puede reservar en los hoteles más próximos y tener localizados los bares y restaurantes más de moda y a mano; recomendando tener un horario flexible y dejar el deleite gastronómico para la cena. Para disfrutar de compras de lujo, Madrid es conocida por su Barrio de Salamanca, en tanto que las galerías y tiendas alternativas se encuentran en el vecino Barrio de Las Letras, entre otras zonas anexas.

¿Quieres conocer este sitio?

El Paseo del Prado y la barriada de Alfonso XII que se extiende desde éste hasta el Parque del Retiro es también conocido como el Madrid de los Borbones, en cuya dinastía se edificó.

El trazado urbanístico de lo que hoy conocemos como el Paseo del Arte parte de una iniciativa del monarca ilustrado Carlos III (1759-1788) recordado como el “Rey Arquitecto” o el “Mejor Alcalde de Madrid” y cuya estatua se alza en la Puerta del Sol. El Rey Borbón completó el Palacio Real, reformó el Paseo del Prado e impulsó la construcción de la Puerta de Alcalá , del Jardín Botánico, el Colegio de Medicina de San Carlos y los edificios de Correos y Aduanas. Además, promovió el primer programa de salubridad e higiene pública, tan necesario para el Madrid de la época.

El Paseo del Prado (en origen Salón del Prado) debe su nombre al desaparecido Prado de los Jerónimos, un conjunto de solares y prados silvestres situados alrededor del monasterio de San Jerónimo el Real. Hasta 1767 la zona era un lodazal surcado por un arroyo, la Fuente Castellana, y  el conde de Aranda (presidente del Consejo de Castilla) propuso convertirlo en un paseo de recreo anejo al Real Sitio del Buen Retiro. Se encargó el proyecto al arquitecto José de Hermosilla, que sería sucedido en 1775 por Ventura Rodríguez. El diseño se basó en un espacio circoagonal limitado por tres fuentes: la de Neptuno, la de Cibeles y la de Apolo, diseñadas por Ventura Rodríguez y ejecutadas por los escultores Michel y Gutiérrez. La monumentalidad de todo el paseo fue creciendo con la construcción del Gabinete de Historia Natural -hoy Museo Nacional del Prado- y con el Jardín Botánico.

El Salón del Prado discurría en origen desde la actual plaza de Cibeles a la glorieta del Emperador Carlos V (de Atocha) y se dividía en tres tramos: entre las fuentes de Cibeles y Neptuno, en torno a la fuente de Apolo, se encontraba el Prado de Apolo; desde Neptuno hasta el Jardín Botánico era el segundo y, por último, desde el Jardín hasta la Fuente de la Alcachofa (ahora en el Parque del Retiro) el último, levantándose al fondo, como parte de la cerca del Salón, la Puerta de Atocha o de Vallecas.

Museo del Prado. Fachada norte (hoy Puerta de Goya). Foto anterior a 1878

En cuanto a la barriada de Alfonso XII fue creada, a finales de la década de 1860, en los antiguos solares del conjunto palatino del Buen Retiro, que había sido construido entre 1632 y 1640 para el rey Felipe IV, por iniciativa de su valido el conde-duque de Olivares, fue destruido en octubre de 1812 por la guerra. Del antiguo palacio sólo se conserva en la actualidad el antiguo Salón de Reinos y el Salón de Baile -más conocido como el Casón del Buen Retiro-, hoy vinculados al Museo del Prado.

Nuestro recorrido se puede seguir a modo de paseo, si no se dispone más que de unas horas, o en varios días o incluso semanas, si lo que uno quiere es disfrutar uno por uno de todos los museos y maravillas artísticas e históricas que atesora.

Comenzamos por el extremo más al sur del triángulo artístico, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS). Instalado en el antiguo Hospital de San Carlos, diseñado por Sabatini en el siglo XVIII, y ampliado por el arquitecto Jean Nouvel en el siglo XXI. El museo acoge la colección de arte contemporáneo más importante de Madrid, con piezas desde finales del siglo XIX hasta la época actual. Su pieza más famosa es El Guernica de Picasso, aunque también cuenta con obras maestras de Miquel Barceló, María Blanchard, Eduardo Chillida, Salvador Dalí, Pablo Gargallo, Julio González, Juan Gris, José Gutiérrez Solana, Joan Miró, Jorge Oteiza e Ignacio Zuloaga, entre otros muchos artistas españoles y, en menor medida, extranjeros. El Reina Sofía cuenta también con una nutrida actividad cultural, que lo han convertido en un referente de la vida cultural madrileña y nacional.

Frente al MNCARS se encuentra la Estación de Mediodía o de Atocha, una magnífica muestra de la arquitectura del hierro y el cristal del siglo XIX reformada por el arquitecto Rafael Moneo. En su interior hay un sorprendente Jardín Tropical con más de quinientas especies de plantas diferentes. En la esquina nororiental del complejo de Atocha se ha levantado el Monumento al 11 de Marzo de 2004, en recuerdo del terrible ataque terrorista que sufrieron varios trenes a su llegada a la estación. Se trata de un panel de cristal que, según la iluminación de cada momento del día, muestra los nombres de las víctimas; su amplia cúpula de cristal y metacrilato está grabada con diversos mensajes de pésame y solidaridad.

Desde la glorieta del Emperador Carlos V podemos admirar la impresionante fachada del Ministerio de Agricultura, en el paseo de la Infanta Isabel. El edificio fue diseñado en 1893 por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco. Su monumental fachada responde a los cánones marcados por el eclecticismo, con un pórtico central rematado por un conjunto de esculturas, obra de Agustín Querol. También destacan las decoraciones de azulejos y esmaltes realizadas por el ceramista Daniel Zuloaga.

De menores dimensiones es el Museo Nacional de Antropología, situado en la esquina del paseo de la Infanta Isabel con Alfonso XII. Inaugurado en 1875, es el primer museo antropológico que se creó en España. Sus fondos, que incluyen interesantes piezas de los cinco continentes, parten de la colección del médico segoviano Pedro González de Velasco, incrementados más tarde con distintas donaciones y adquisiciones. Además, la institución organiza periódicamente distintas actividades destinadas a promover la interculturalidad.

Desde aquí podemos subir por la calle de Alfonso XII, burguesa y señorial, hasta la Cuesta de Moyano (calle de Claudio Moyano), para descender por ella rumbo de nuevo al Paseo del Prado. Esta cuesta está poblada de puestos de libreros de viejo y de segunda mano, y es uno de los lugares indispensables para los bibliófilos y amantes de la lectura, como lo fue para el escritor vasco Pío Baroja, cuya estatua podemos contemplar.

De nuevo en el Paseo del Prado, nuestra primera parada será el Real Jardín Botánico. Creado en el siglo XVIII, es el más completo de los jardines de este tipo en España. Impulsado por Carlos III fue proyectado por los arquitectos Sabatini y Juan de Villanueva en 1774 y reformado, tras una época de abandono, en 1981. El Jardín Botánico divide su superficie en tres zonas, según las especies. En la Terraza de las Ciencias podremos contemplar flores y plantas medicinales y aromáticas, con una completa colección de rosas; en la Terraza de las Escuelas las plantas y árboles se dividen por familias y en la Terraza Plano de la Flor se distribuye una amplia selección de arbustos. Más actual es la colección de bonsáis que el ex-presidente del gobierno Felipe González cedió al botánico. El recorrido se completa en el Pabellón Villanueva, una estructura neoclásica construida por Juan de Villanueva como invernadero y donde se organizan exposiciones de arte.

Frente al Botánico vemos el Jardín Colgante de CaixaForum, un atractivo y evocador muro vegetal diseñado por el botánico francés Patrick Blanc que alberga 15.000 plantas de 250 especies diferentes. A su lado se encuentra uno de los últimos centros culturales abierto en el Paseo del Prado, el CaixaForum, inaugurado en 2008, que concentra una variada actividad cultural y expositiva. El Centro Social de la Caixa ocupa un sorprendente edificio de ladrillo con remate metálico corroído que, respetando la fachada modernista de la antigua central eléctrica del Mediodía, queda suspendido sobre una plaza pública con cascadas y abierta por sus cuatro costados, con el único apoyo de un elemento de sustentación central, según el diseño de los arquitectos Herzog & de Meuron. El interior consta de cuatro plantas con exposiciones y escenarios repletos de acero inoxidable. En él se ofrecen exposiciones continuamente.

Al lado del Jardín Botánico se encuentra el Museo del Prado, una de las pinacotecas más importantes del mundo. Abrió sus puertas por primera vez en 1819, ocupando el edificio neoclásico que fue diseñado por Juan de Villanueva en 1785 como Gabinete de Ciencias Naturales; posteriormente Fernando VII y María Isabel de Braganza lo designaron sede del Real Museo de Pinturas y Esculturas. El edificio fue ampliado en el 2007 según un diseño de Rafael Moneo; incluyendo el Claustro de la próxima iglesia de los Jerónimos, construido en 1672 con granito de la zona; no perderse las magníficas Puertas concebidas por la escultora Cristina Iglesias.

Entre los más de 7.000 cuadros que atesora el Museo del Prado destacan las obras de El Bosco, Durero, Fra Angelico, El Greco, Murillo, Rafael, Ribera, Rubens, Zurbarán y Van Dyck así como las de dos genios de la pintura universal, Velázquez y Goya.

Oculta tras el Museo del Prado se levanta la Iglesia de San Jerónimo el Real, los Jerónimos, el único templo gótico que se conserva en Madrid. Fue mandado construir por los Reyes Católicos en 1501 y siempre ha estado muy vinculado a la monarquía, por su proximidad al Palacio del Buen Retiro, siendo testigo de numerosas bodas reales. El interior es una reconstrucción del siglo XIX que tuvo como modelo la Iglesia de San Juan de los Reyes de Toledo ya que el original se destruyó durante la Guerra de la Independencia. En este templo fue coronado el rey Juan Carlos I en 1975.

Jardín Botánico de Atocha

En las inmediaciones del templo se sitúa la sede de la Academia de la Lengua y tras ella, ya frente al Parque del Retiro, el edificio del Casón del Buen Retiro, uno de los pocos vestigios que sobreviven del antiguo palacio del Buen Retiro, decorado en su techo con el fresco de La Apoteósis de la Monarquía Española de Luca Giordano. El Casón es actualmente Centro de Estudios del Museo del Prado, pero se pueden realizar visitas guiadas.

El siguiente punto de interés del Paseo del Prado,  en la plaza de Cánovas del Castillo, es la Fuente de Neptuno (s. XVIII), flanqueada por el Museo del Prado, el Museo Thyssen y los lujosos hoteles Ritz y Palace. La fuente está presidida por la figura del dios del mar, Neptuno, obra del escultor Juan Pascual de Mena. Aquí celebran sus triunfos de los seguidores del club de fútbol Atlético de Madrid. En cuanto al Museo Thyssen-Bornemisza, instalado en el palacio de Villahermosa (s. XVIII) alberga la extraordinaria colección de la familia Thyissen-Bornemisza adquirida por el Estado Español a principios de la década de 1990. Ésta incluye obras clave de la pintura occidental desde el siglo XIII hasta las vanguardias del siglo XX, incluyendo a Durero, Tiziano, Tintoretto, Murillo, Rubens, Goya, Degas, Renoir, Cézanne, Matisse, Munch, Kandisky o Picasso, entre otros muchos. El recorrido se completa con parte de la colección de Carmen Cervera, esposa del barón Thyssen, que ha sido cedida temporalmente al Estado e instalada en dos edificios adyacentes.

En nuestro recorrido por el Paseo del Prado también nos llamará la atención la Plaza de la Lealtad, un lugar simbólico para los madrileños ya que en ella se produjeron parte de los fusilamientos en la noche del dos al tres de mayo de 1808. La plaza está presidida por el Monumento a los Caídos por España, compuesto por una base que aloja el sarcófago donde se encuentran las cenizas de los mismos, un monolito y cuatro estatuas que representan la Constancia, el Valor, la Virtud y el Patriotismo. A su lado permanece un fuego que nunca se apaga.

Poco antes de llegar a la fuente de Cibeles se encuentra el interesante Museo Naval, uno de los más importantes del mundo en la materia. El museo fue proyectado en 1792 por Antonio Valdés y Bazán, secretario de Marina del rey Carlos III. La colección se instaló,  el año 1930,  en el actual edificio, propiedad del Cuartel General de la Armada. En él podemos admirar fondos históricos desde la época de los Reyes Católicos hasta nuestros días, incluyendo cartas navales, como la de Juan de la Cosa (1500), óleos de marinos ilustres y de batallas navales, maquetas de barcos e incluso el submarino de Isaac Peral. Si desde aquí nos desviamos por la calle Montalbán llegaremos hasta el Museo Nacional de Artes Decorativas, donde se muestra una rica colección de objetos de época suntuosos, desde mobiliario a cerámica, alfombras, tapices y otros elementos decorativos.

Si descendemos por Montalbán hasta el Paseo del Prado, podemos acceder a la Plaza de Cibeles, glorieta coronada por la espectacular Fuente de la diosa Cibeles, obra de Francisco Gutiérrez y Roberto Michel, según el diseño de Ventura Rodríguez (1782). Al igual que su compañera de Neptuno, es punto de encuentro de celebraciones futbolísticas, en este caso del Real Madrid. Desde ella se divisan inmejorables vistas de la Puerta de Alcalá y del edificio Metrópolis. La plaza está además rodeada por cuatro interesantes edificios: el Banco de España, el Palacio de Comunicaciones, el Palacio de Linares (ahora Casa de América) y el de Buenavista (1769), actualmente Cuartel General del Ejército.

El Banco de España fue creado en 1856 como fusión de los antiguos Bancos de Isabel y de San Carlos, ubicándose en el solar de antiguo palacio del marqués de Alcañices. Fue inaugurado en 1891 según proyecto de Eduardo Adaro y Severiano Sainz de la Lastra. En 1927 se prolongó su fachada hacia la calle de Alcalá y más recientemente Rafael Moneo ha dotado al edificio de homogeneidad en su esquina con Marqués de Cubas. Su impresionante interior, todavía destinado a usos financieros, alberga también una interesante colección artística, en la que destaca algunas pinturas de Goya.

En el lado opuesto se erige la Casa de América, ubicada en el Palacio del marqués de Linares, mandado construir, a mediados del siglo XIX, por José Murga, marqués de Linares. La Casa de América  acoge una rica oferta cultural y expositiva junto a una oscura y trágica leyenda.

El más impactante de todos los edificios circundantes es el Palacio de Telecomunicaciones o Palacio Cibeles, destinado a oficinas municipales y al amplio espacio cultural y expositivo CentroCentro. Se trata de un edificio modernista, con ecos de la Sezession austriaca, diseñado por los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi e inaugurado en 1917. Durante mucho tiempo, el Palacio de Telecomunicaciones fue reflejo de la modernidad de Madrid, tanto en el ámbito arquitectónico como de comunicaciones.

Para concluir, proponemos ampliar nuestro recorrido acercándonos -ya en el Paseo de Recoletos– a la nueva sede de la Fundación Mapfre, que suele programar una variada oferta expositiva.

Por último, podemos recuperar fuerzas en el famoso Café Gijón, un local centenario que ha reunido alrededor de sus mesas prestigiosos tertulianos literarios como Pío Baroja, Benito Pérez Galdós, Ramón Gómez de la Serna, Ramón del Valle-Inclán, Gregorio Marañón o incluso más recientes como Arturo Pérez Reverte. Hay tanto que ver en el paseo del arte que conviene planificar bien su visita.

Imprescindibles

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
galeria_mardid_capital_arte_palacio-cibeles_propia

Datos prácticos

Coordenadas

40°25′08″N 3°41′31″O

Distancias

Barcelona 619 km, Bilbao 398 km, Sevilla 532 km, Valencia 352 km

Aparcamiento

Resulta difícil en el centro de Madrid (zona azul o verde). Una opción, sin coste, puede ser dejar el coche en la Ciudad Universitaria y moverse en la ciudad por otros medios. El parking de pago varía en función de los barrios

Altitud

655 m

Habitantes

3 207 247 (2013)

San Antón (17 de enero, bendición de los animales en la iglesia del Santo), Día de la Comunidad (2 de mayo), San Isidro (15 de mayo), San Antonio (el 13 de junio se celebra la verbena de San Antonio de la Florida), Fiestas de San Lorenzo, San Cayetano y la Virgen de la Paloma (mediados de agosto, especialmente en La Latina y Lavapiés), Virgen de la Almudena (9 de noviembre)

San Isidro, Cabalgata de Reyes, La Noche en blanco, La Noche de los Museos, La noche de los Teatros, Veranos de la Villa

Casa de Diego (abanicos, mantones, paraguas y sombreros), José Ramírez (guitarra española), Maty (trajes flamencos)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar