Que ver en Tinajo – Lanzarote

El Timanfaya y su arquitectura tradicional

En el espectacular escenario natural del Parque de Timanfaya encontramos la más diversa oferta de la arquitectura de Lanzarote, perfectamente adaptada al medio físico. Es la base principal para quienes busquen conocer la costa oeste de la isla.

Planifica tu escapada a Tinajo

Tinajo es el lugar desde el que disfrutar de la tranquila y bien conservada costa oeste de Lanzarote; en ella se pueden practicar numerosos deportes náuticos. Este encantador pueblo tiene un casco urbano donde destaca la Iglesia de San Roque, la Ermita de la Virgen de los Dolores y la Ermita de Nuestra Señora de Regla; estas y otras atracciones de los alrededores pueden verse en una mañana. Por la tarde podemos aprovechar para hacer alguna de las decenas de rutas de senderismo que nos ofrece el increíble Parque Nacional de Timanfaya e incluso visitar el fabuloso Monumento Natural de la Cueva de los Naturalistas. Otros días pueden emplearse en hacer excursiones por los municipios próximos, como Teguise o Yaiza. En nuestra sección Dormir y Comer en Tinajo ofrecemos las claves para disfrutar de la gastronomía local junto a una lista de los mejores establecimientos y hoteles.

¿Quieres conocer este sitio?

Como el resto de la isla, los invasores normandos que se fueron estableciendo en su base de Rubicón (Yaiza) al sur de la isla de Lanzarote desde el siglo XIV, poco a poco irían extendiéndose hacia el norte de la isla. Una colonización que se iría haciendo más intensa en el siglo siguiente. Así, en 1577, el Señor de la isla, marqués de Lanzarote, concedió el lugar de Tinajo al caballero Gaspar de Bethencourt y a sus descendientes, para que lo poblara y desarrollara, incluyendo todos sus inmuebles y otros recursos.

A principios del siglo XVII la zona era tan pobre que había sido cedida para que fuera administrada por Doña Ana Viciosa, esposa del Gobernador de la isla.

En 1730 se produjo una erupción volcánica cuya lava se dirigió hacia el pueblo, amenazando sus casas; poco antes de engullirlo la lava se detuvo inexplicablemente; los lugareños atribuirían el suceso a la intervención de la Virgen, marcando con una cruz el sitio y erigiendo una ermita. En el territorio de Tinajo apenas vivían un centenar de habitantes, dedicados al cultivo del cereal. Pero a raíz de las erupciones del volcán numerosos vecinos de las zonas limítrofes, invadidas por la lava, se debieron de instalar en las tierras de Tinajo, multiplicando la población del lugar.

Esa inmigración facilitó que en 1802 se constituyera un ayuntamiento propio, segregándose de Teguise, y celebrándose las primeras elecciones a alcalde.

foto antigua romeria dolores
Romería de Los Dolores

Durante el siglo XIX se produce una evolución en las prácticas agrarias, construyendo muretes para aterrazar los huertos e introduciendo la vid; se mejoró así considerablemente la productividad de las tierras volcánicas del término.

A partir de 1960 comienza el desarrollo turístico que ha continuado hasta nuestros días con la puesta en valor de sus espectaculares paisajes.

La visita debe iniciarse ante el principal atractivo monumental del municipio: la iglesia de San Roque (1679), situada en un hermoso espacio del casco urbano. En esta iglesia de dos naves, ampliada en el siglo XVIII, sobresale su sencilla portada de piedra y el campanario; el reloj solar (1851) de su fachada, fue elaborado y donado por un vecino, marinero de profesión. En el interior destacan la techumbre de madera policromada, una escultura del Señor de la Buena Muerte, ejecutada por Luján Pérez,  y la imagen de la Virgen de la Candelaria.

De gran significado para la población local es el lugar donde está situada la Ermita de la Virgen de los Dolores (1782); a esta atribuyeron el milagroso freno de las lavas que avanzaban incontenibles hacia Tinajo durante la erupción de 1730; ocho años después, para conmemorar el evento, los lugareños clavaron una cruz tallada en madera de tea.  Del pequeño templo de una nave solo resalta su puerta de ingreso y la torre donde se ubican las campanas. Fue edificado con materiales de naturaleza volcánica; su colorista fachada está coronada por una pequeña espadaña, formando parte del conjunto un aljibe de la misma época.

En la cercana Vegueta se alza la Ermita de Nuestra Señora de Regla (finales S. XVII), edificada a raíz de la aparición de una imagen en las aguas locales.

Sin embargo, el gran atractivo que hay que ver en Tinajo es el Parque Nacional de Timanfaya, uno de los tesoros naturales del archipiélago. Es el resultado de la erupción volcánica que comenzó en 1730 y finalizó en 1736; así como de otras menores, que tuvieron lugar en el siglo siguiente. El paisaje se transformó completamente, de estar formado por campos de cereales pasó a tener una apariencia lunar. En Mancha Blanca encontramos el Centro de Visitantes e Interpretación del Parque.

Dónde dormir en Tinajo
Iglesia de San Roque

El cercano Parque Natural de los Volcanes, destaca por su avifauna. Los lugareños han sabido aprovechar las virtudes del paisaje de ceniza que un día lo cubrió todo y esto es patente  en La Geria, espacio sembrado de viñas.

Y las hermosas y caprichosas formas volcánicas tienen su máximo exponente en el Monumento Natural de la Cueva de los Naturalistas, testimonio de la fuerza alcanzada por los ríos de lava que horadaron extensísimas cavidades hoy visitables; una de estas supera el kilómetro y medio de longitud. Además, en los cantiles de los Cuchillos llama la atención la Cueva de Doña Ana Viciosa, una enorme grieta frente al mar que sobrecoge por sus dimensiones y espectacularidad.

Otro de los lugares emblemáticos de la isla es el Mirador de Guiguán, desde el que se puede observar cómo los campesinos aprovecharon las duras condiciones del territorio erigiendo muros para formar terrazas en las que plantar; hoy conforman un paisaje de singular belleza.

Entre los elementos etnográficos de interés se puede contemplar en Mancha Blanca uno de los populares “Molinos de sangre” o Tahonas que se caracterizaban por tener una doble rueda y por ser movidos por fuerza animal. Por otra parte, también hay diseminados por el municipio molinos de viento y molinas, de una sola planta.

Por último, en los años veinte del siglo pasado se levantaron en el Islote de La Santa las populares Salinas de Tinajo que aún exhiben sus vastísimas instalaciones y fueron uno de los pilares económicos de la isla. Y en La Vegueta existen también hornos de cal, otra próspera industria local.

Imprescindibles

Dónde dormir en Tinajo
La Geria
parque nacional timanfaya
Parque Nacional de Timanfaya

Datos prácticos

Coordenadas

29º 03’ N, 13º 39’ W

Distancias

Arrecife 17 km, San Bartolomé 10km, Yaiza 16 km

Aparcamiento

Es conveniente dejar el vehículo en las inmediaciones de las vías de acceso al casco urbano.

Altitud

195 m

Habitantes

5783 (2013)

Corpus Christi (junio), Nuestra Señora de Regla (La Vegueta, 2 de julio), El Carmen (julio), San Roque (16 de agosto), Nuestra Señora de Los Dolores (Mancha Blanca, 15 de septiembre), El Pilar (El Cuchillo, 12 de octubre)

Romería de Los Dolores (septiembre), Festival Nanino (septiembre), Feria Insular de Artesanía de Mancha Blanca

Alfarería, camisería, instrumentos musicales, palma, cestería, miniaturas, cuchillos.

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar