La playa de Benijo, un secreto que empieza a despegar | El Rincón del Finde: A remojo 1

Llegar hasta la playa de Benijo no es tarea fácil, quizá por eso ha sido hasta hace bien poco uno de los secretos mejor guardados de Tenerife. Al pensar en esta bella isla, seguramente uno imagine un lugar en el que abundan playas kilométricas de aguas cristalinas abarrotadas de turistas que buscan sol y agua. Esto es Tenerife, desde luego, pero también es todo lo que es la playa de Benijo. Este rincón, el que inaugura esta nueva serie ideada para el verano de todos, encierra buena parte de la esencia de la isla.

La playa de Benijo tiene mucho de la naturaleza volcánica de la isla: arena negra y montañas inmensas. También el océano ante los ojos del visitante. Atardeceres imposibles de olvidar, formas imposibles de capturar. Este rincón para remojarse, y para mucho más, ha sido hasta ahora un secreto, pero dejará de serlo pronto. Y entonces nadie querrá ser el último en descubrirlo. O en entender por qué es así.

Las claves de la playa de Benijo

Playa de Benijo, al norte de Tenerife

Playa de Benijo, al norte de Tenerife | Shutterstock

La conquista de la playa de Benijo no es, como ya se ha dicho, una conquista fácil. Situada en el norte de Tenerife, debe abordarse desde pueblos como Taganana. Un sendero construido a base de escalones conduce hasta su arena negra. Conviene recordar que igual que se bajan, deben subirse. Requiere de un pequeño esfuerzo, de entre quince y veinte minutos, pero el visitante sentirá, sin excepción, que merece la pena. Playa virgen, salvaje incluso, no cuenta con ningún tipo de servicio más allá del que ofrece la propia naturaleza, protagonista de este rincón.

A pesar de que esta zona es una de las zonas con más encanto de toda la isla, lo cierto es que siguen siendo pocos quienes se animan a recorrerla. Por todo esto, por estas dificultades que plantea, la playa de Benijo presenta siempre una ocupación media en los meses de verano. Nunca se encuentra abarrotada. Hay espacio para moverse, respirar y colocar una toalla mientras se disfruta del océano infinito. Sobre todo, cuando la marea está baja, pues el mar realiza su propia conquista y en determinados momentos del día cubre esa arena volcánica con sus aguas.

El mar inunda la playa de Benijo

El mar inunda la playa de Benijo | Shutterstock

Estas aguas son aguas fieras, por eso es también una zona perfecta para practicar deportes como el surf. Para remojarse no hay que adentrarse demasiado, pues las olas y las corrientes son fuertes, pero un baño responsable será también un baño placentero, sobre todo por las vistas. La playa de Benijo destaca, sobre todo, por sus formas: impresionantes roques volcánicos surgen desde el fondo del mar, impregnando así la mirada del visitante. También, posteriormente, sus recuerdos: la playa de Benijo, tan particular, tan única, no se olvida.

Rincones cercanos a la playa de Benijo

Taganana es uno de los bellos pueblos de la zona

Taganana es uno de los bellos pueblos de la zona | Shutterstock

La playa de Benijo forma parte del Parque Rural de Anaga, declarado Reserva de la Biosfera. En sus alrededores, por tanto, uno encontrará naturaleza de gran valor que ha sabido mantener su riqueza y su pureza. 14.500 hectáreas de valles, montañas, barrancos y playas como la que protagoniza estas líneas. O la playa Roque de Las Bodegas, que ofrece también unos paisajes con los que uno piensa que solo podría soñar. Lo cierto es que, por las características de la isla, la costa norte es un regalo para la vista.

También, claro, pueden visitarse las pequeñas localidades que inundan la zona, como el mismo Taganana. De casas blancas, encuadrado en la montaña, Taganana puede ser el lugar perfecto desde el que partir para disfrutar de un día de playa. No muy lejos de allí, el Mirador Risco Amogoje ofrece una vista panorámica de la zona que da buena cuenta de lo que es este Parque Rural de Anaga. Sus bosques, sus senderos, sus múltiples posibilidades… Este norte de Tenerife en general, y la playa de Benijo en particular, es todavía el secreto de unos pocos privilegiados, pero ya está despegando.

Una playa única en un entorno único, por eso es nuestro Rincón del Finde: A remojo

Los atardeceres, la fuerza del mar y las formas naturales de la playa de Benijo no tienen comparación

Los atardeceres, la fuerza del mar y las formas naturales de la playa de Benijo no tienen comparación | Shutterstock

Llega el verano y con el verano, en este bello país, llegan las ganas de refrescarse. De darse un baño, de disfrutar del agua, también de sus posibilidades. Con esto en mente surge El Rincón del Finde: A remojo, que pretende las mejores zonas de baño de la península y las islas. La playa de Benijo es uno de los rincones que pueden conquistar a cualquier viajero, que no debe olvidar, en cualquier caso, que el mar y su fuerza deben respetarse.

Con este respeto siempre por delante, la playa de Benijo es un rincón perfecto para el verano. Uno de los lugares que permanecen en la memoria con el paso del tiempo. Una playa que se disfruta y que no se olvida. Un rincón perfecto para remojarse y para disfrutar del regalo que es la naturaleza más pura.