Carretera del Roque de los Muchachos, un viaje por la LP-4

La Carretera del Roque de los Muchachos, denominada LP-4, se encuentra en la isla de La Palma, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, es decir, en las Islas Canarias. La Palma es la segunda isla del archipiélago canario en cuanto a altitud se refiere, pues precisamente esta montaña presenta más de 2.400 metros de altura. La ruta por la carretera del Roque de los Muchachos parte desde el barrio de Mirca, en la ciudad de Santa Cruz de La Palma. Esta última es la capital de la isla, aunque el municipio más poblado sea Los Llanos de Aridane. Un paseo de poco más de una hora de trayecto que conduce como punto final hasta el observatorio del Roque de los Muchachos. Desde el otro lado de la isla es posible llegar también por la LP-4 desde Hoya Grande hasta el Roque de los Muchachos.

Hay que destacar que en las Islas Canarias se han construido carreteras intracomunitarias, o lo que es lo mismo, no existen carreteras estatales. La autoridad para decidir en materia de carreteras es potestad de los distintos cabildos insulares. El cabildo de La Palma es el que tiene la competencia sobre sus vías terrestres. De esta manera, la red de carreteras de La Palma tiene cinco vías principales: la Circunvalación Norte de la isla (LP-1), la Circunvalación Sur (LP-2), la carretera de la Cumbre (LP-3), la citada LP-4 y, finalmente, la carretera al aeropuerto de La Palma (LP-5). ¿Te animas a conocer la popularmente conocida como la Isla Bonita?

Santa Cruz de La Palma, perderse entre curiosidades

Santa Cruz de La Palma
Santa Cruz de La Palma | Shutterstock

Si viajas a la isla de La Palma lo más normal es hospedarse en la capital, Santa Cruz de La Palma. Desde aquí parte la LP-1 que más tarde encuentra punto de unión con la LP-4 en Mirca. No obstante, merece la pena dedicar parte de la mañana a descubrir el casco antiguo de Santa Cruz de la Palma y todo lo que tiene para ofrecernos antes de coger rumbo por la carretera del Roque de los Muchachos.

La ciudad cuenta con una extensa tradición marinera que combina con los bellos balcones de madera llenos de flores y el pasear por las calles adoquinadas. Si solo se contaran con unas horas para descubrir la isla, sin duda, aquello escogido para ver sería la capital, pues su ubicación es perfecta al estar tanto cerca del aeropuerto como del puerto. El casco histórico es uno de los más bonitos de Canarias, tanto es así, que está catalogado como Conjunto Histórico-Artístico.

La bonita plaza de España

Iglesia del Salvador en La Palma
Iglesia del Salvador | Shutterstock

Un buen punto de partida puede ser la plaza de España, ya que en ella misma guardan distintos monumentos y edificios que admirar. Está considerada como el mejor conjunto renacentista de las Islas Canarias, y a su vez es el centro neurálgico de la isla siendo plaza mayor y plaza de la parroquia. Aquí se dan encuentro varias casas señoriales, como la casa Monteverde, erigida en 1618 y después reformada; la casa Lorenzo del siglo XVIII y con fachada clasicista; la casa Massieu; la casa Pereyra; así como las consistoriales.  Mención especial merece la fuente pública que data de 1588. 

En el centro de la plaza de España se localiza el monumento al padre Manuel Díaz. Fue una figura imprescindible en la política, cultura, educación y filantropía palmeras. Por su parte, aquí también encuentra su espacio la iglesia y torre-campanario de El Salvador, construida en los inicios del siglo XVI. Al entrar en su interior es común sorprenderse con sus artesonados de estilo mudéjar que le otorgan un toque arabesco.

Pasear por el centro histórico y la avenida marítima

Tanto si Santa Cruz de la Palma es el inicio o el final de esta ruta por la carretera del Roque de los Muchachos, hay localizaciones que se conocen mejor caminando. Es el caso del centro histórico de la capital de La Palma. Aquí se hallan varias de las calles más bonitas como son la calle O’Daly y la calle Pérez de Brito, que enlazan entre sí. Las fachadas de diferentes colores conviven en armonía con las tiendas, bares y restaurantes que guardan la estética de antaño. Algunos de los ejemplos de arquitectura tradicional palmera que aquí pueden verse datan de los siglos XVI al XVIII.

La Palma
Centro histórico | Shutterstock

Otra de las localizaciones más visitadas dado su belleza son los balcones de la avenida marítima, situada al lado de la calle Real, en el centro histórico. En realidad, los balcones pertenecen a casas ubicadas en las calles anteriormente mencionadas, por lo que se trata de las fachadas traseras. Fotografiados en miles de instantáneas, estos balcones de madera llenos de flores decoran toda una avenida por la que la idea de perderse es toda una delicia.

Barco de La Virgen en La Palma
Barco de La Virgen | Shutterstock

Por supuesto, Santa Cruz de La Palma tiene mucho más puntos de interés con los que disfrutarán sus visitantes. Por ejemplo, el Barco de la Virgen que alberga en su interior el Museo Naval de Santa Cruz de La Palma o el elegante Mercado Municipal de Abastos, entre otros.

Mirca, inicio real de la AP-4

En esta localidad de la periferia de Santa Cruz de La Palma pasaremos para enlazar la AP-1 con la AP-4, nuestra carretera del Roque de los Muchachos. Por lo tanto, este es el principio de la carretera que lleva hasta el observatorio astronómico de la isla. Para ello hay que partir desde el “camino vecinal de Mirca”.

Ubicada al norte de la capital, lindando con Puntallana por la zona del Barranco Seco, Mirca se divide en poblaciones llamadas antiguamente caseríos. Si nos detenemos a conocer la localidad de Mirca, podremos pasear por Candelaria, donde ver la ermita de la Virgen de Candelaria, El Lomo de Los Gomeros y El Dorador en la parte alta o, en la parte central, Miranda, entre otros.

La Ermita de Nuestra Señora de Candelaria

Ermita de Nuestra Señora de Candelaria en La Palma
Ermita de Nuestra Señora de Candelaria | Shutterstock

En honor a la Virgen de Candelaria se realizó esta ermita, concretamente se erige a principios del siglo XVII aunque tuvo que reconstruirse entre 1978 y 1980. La ermita de Nuestra Señora de Candelaria se encuentra en el barrio de Mirca. Llama la atención la presencia en su fachada de un característico balcón canario, lo que le da todavía más encanto. En su interior destaca una talla de la virgen del siglo XVII y dos lienzos dedicados a San Bernabé y a San Andrés.

Los Álamos (kilómetro 1)

Siguiendo el trazado de la carretera podemos parar en Los Álamos, kilómetro 1. En este punto se pueden visitar el Museo del Puro Palmero, con información sobre el origen de este producto en la isla y su desarrollo, así como el Museo de la Fiesta de las Cruces, ligado a la tradición que cada tres de mayo une a los vecinos de los municipios del lado este de la isla, concretamente en Mazo, Santa Cruz, Breña Alta y Breña Baja donde tienen lugar las procesiones de las cruces. En el entorno también se halla una tienda en la que se pueden adquirir productos de la isla como artesanía, vinos palmeros y licores. A su vez, en el Parque de Los Álamos se ubica un parque infantil y pueden verse plantas endémicas como gacias y tajinastes. 

Barrancos (kilómetros 1 al 22)

carretera del Roque de los Muchachos
Carretera del Roque de los Muchachos | Foto: obrapublicalapalma.com

Es conveniente tener en cuenta que a partir de aquí la carretera del Roque de los Muchachos toma muchas curvas. A partir de aquí el interés de la carretera pasa a ser paisajístico, desde el kilómetro 1 al 22 y a ambos lados de la carretera se pueden observar verdes estampas. Durante esta ruta se pasará cerca de varios acantilados que marcarán un ritmo vertiginoso: el barranco Seco, el barranco del Agua, el barranco de Dolores y el barranco de Las Raíces. No obstante, no hace falta parar para deleitarnos con la sucesión de imágenes de montañas y cumbres.

Parque Nacional de la Caldera de Taburiente (kilómetro 23)

Parque Natural Caldera de Taburiente, vista desde Roque de los Muchachos
Parque Natural Caldera de Taburiente, vista desde Roque de los Muchachos | Depositphotos

La carretera del Roque de los Muchachos se adentra en el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente en el kilómetro 23. Hablamos de uno de los paisajes volcánicos más espectaculares de las Islas Canarias que tiene el honor de ser uno de los 14 parques nacionales que encontramos en España. Por si esto fuera poco, también es Reserva Mundial de la Biosfera

Mirador de la Cumbrecita

Ya que se atraviesa el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente lo lógico es conocer el mirador con una de las mejores vistas de la caldera. Ese es el Mirador de la Cumbrecita, aunque adelantamos que para poder aparcar el coche en los alrededores hay que pedir autorización previa. Después de contemplar este cráter lleno de flora y fauna, se puede barajar la posibilidad de realizar una ruta hasta el Mirador Lomo de las Chozas, lo que no nos quitará mucho tiempo.

Cascada de Los Colores

Cascada de Los Colores en La Palma
Cascada de Los Colores | Shutterstock

En el parque nacional se encuentra la conocida como Cascada de Los Colores. El agua que cae por ella procede de nacientes y lluvias que se unen en el Barranco de Las Angustias, en el término municipal de Tazacorte. Lo curioso es que no se trata de una construcción natural, sino que la pared por la que cae la cascada fue construida artificialmente para contener el agua de la caldera. El agua de la cascada posee minerales que provocan los característicos colores, como el naranja y el amarillo.

Roque de los Muchachos (kilómetro 26)

Roque de Los Muchachos en La Palma
Roque de los Muchachos | Shutterstock

La parada final de esta ruta por la carretera del Roque de los Muchachos es, precisamente, en el monumento natural que le da nombre. Hablamos de la cumbre más alta de La Palma con 2.426 metros de altura, y la segunda de toda Canarias, solo superado por el Teide en la isla de Tenerife. Esta formación rocosa cerca la Caldera de Taburiente por el norte. Es uno de los monumentos más emblemáticos de la isla. Para alcanzarlo hay que realizar un último tramo por la LP-403.

Parque de la Caldera de Taburiente
Parque de la Caldera de Taburiente | Shutterstock

El Roque de los Muchachos es una formación rocosa que se originó por la fuerza del magma. Su denominación proviene por unos roques de tres metros de altura que se encuentran en la montaña, pues recuerdan a un grupo de muchachos. Los días en los que existe buena visibilidad, además del paisaje palmero, se pueden ver el resto de islas de la provincia: La Gomera, El Hierro y Tenerife

observatorio astrofísico del Roque de los Muchachos
Observatorio astrofísico del Roque de los Muchachos | Shutterstock

En las inmediaciones del mismo se sitúa el observatorio astrofísico del Roque de los Muchachos. Aquí abundan las cúpulas y telescopios desde donde científicos de todo el mundo realizan sus investigaciones y estudios. Con cita previa, se puede acceder al observatorio y descubrir el Gran Telescopio Canarias, el mayor telescopio óptico-infrarrojo del mundo.

Parar a comer en la carretera del Roque de los Muchachos

Papas arrugadas con mojo
Papas arrugadas con mojo

La gastronomía canaria está llena de recetas y productos característicos. Lo mejor es aprovechar para degustar la cocina canaria si se viaja a las islas afortunadas. Sin embargo, esta ruta por carretera discurre cerca de muchos barrancos y un parque nacional, por lo que son pocas las opciones para comer a mitad de camino. Los mejores restaurantes se encuentran en el inicio y final de la carretera del Roque de los Muchachos.

Restaurante Parrilla Los Braseros (kilómetro 1)

carretera del Roque de los Muchachos
Foto: Facebook Parrilla Los Braseros

Antes de llegar al punto kilométrico 1 nos encontraremos con el Restaurante Parrilla Los Braseros, en el barrio de Mirca. Se trata de un restaurante sencillo que, aunque no destaca por su decoración, sí lo hace por su cocina. Los platos se elaboran con productos de la tierra y de calidad. Las raciones son abundantes. Mientras saboreas la comida puedes disfrutar de unas buenas vistas del mar y de Santa Cruz de La Palma. Los protagonistas de esta carta son las carnes a la parrilla.

La Isla de Goya (kilómetro 1)

La Isla de Goya La Palma
Foto: Facebook La Isla de Goya

En la misma avenida marítima de Santa Cruz de La Palma se encuentra el restaurante La Isla de Goya. Es perfecto para comer de raciones y así degustar varias recetas. En su carta ofrecen tostas y tablas de embutidos. Sirven croquetas, papas arrugadas, huevos rotos con jamón, queso asado… A destacar la amabilidad del personal.

El Bodegón de Los Álamos (kilómetro 1)

carretera del Roque de los Muchachos
Foto: Facebook Helados Artesanos Taburiente

El Bodegón de Los Álamos, en el parque de Los Álamos, es un restaurante perfecto para disfrutar en verano de su gran terraza. Durante el invierno se puede comer a la carta en su interior. La oferta no es muy amplia pero son recetas elaboradas con mucho mimo, como las milhojas de calabacín, queso y bacon o los rollitos de pato con salsa agridulce. También tienen productos locales como el queso palmero de cabra. Cuentan con una buena relación calidad-precio y postres muy apetecibles. 

Por otro lado, al lado del parque se sitúa la famosa heladería de Helados Artesanos Taburiente. La fama de sus helados caseros ha llegado a todos los rincones de la isla.

Restaurante Briesta (LP-1)

Cerca del Roque de los Muchachos se encuentra el restaurante Briesta, en el municipio Garafía. No obstante, hay que realizar un cambio a la carretera LP-1 para llegar hasta él. Algunos de los platos que se pueden pedir son muy comunes en la gastronomía local, como el cabrito asado, papas arrugadas con mojo de queso, escaldón de gofio… Un establecimiento en el que dar por finalizada (o empezar) la ruta por la carretera del Roque de los Muchachos.

About the author