Descubrir todos los contrastes paisajísticos que caracterizan a El Hierro es un buen plan si se visita la isla canaria. La ruta de La Llanía es el recorrido perfecto para hacerlo. Tan solo son necesarias dos horas para conocer el espectacular entorno de la isla. Siete kilómetros de ida y vuelta que se adentran en lugares cautivadores, un regalo para los sentidos en cualquier época del año. Esta travesía es apta tanto para principiantes como expertos en eso de la montaña. Su dificultad baja y su enclave estratégico la han convertido en la senda más popular de la ínsula. Sin duda, uno de los principales atractivos turísticos de la isla.

Laurisilva en La Llanía

Laurisilva en La Llanía. | Shutterstock

Ruta La Llanía: un recorrido por los contrastes paisajísticos de El Hierro

El Hierro es una isla canaria conocida por sus numerosos recorridos de senderismo y sus entornos naturales. Tanto es así que hay más kilómetros de senderos que kilómetros asfaltados para ir en coche. Todos ellos muestran los diversos contrastes de la isla. La ruta La Llanía es una de las más populares, conocida por sumergir a los visitantes en la cara más salvaje y natural de la zona.

Se trata de una ruta circular que comienza en la fuente de la Llanía, muy bien señalizada y con baja dificultad, apta para niños y personas mayores. La duración varía, puesto que existen tres variantes durante el recorrido, diferenciadas por flechas de distintos colores.

Senderista en la ruta de La Llanía de El Hierro

Sendero de La Llanía. | Shutterstock

El color verde marca la ruta más corta, con una duración aproximada de dos horas, el color naranja tiene una duración de tres horas y el color azul tiene una duración de cuatro. La más recomendable es la opción larga, puesto que atraviesa un gran número de atractivos naturales y gracias a la escasa dificultad es fácil de realizar.

Es una travesía que discurre por los paisajes más característicos de la isla, capaz de mostrar los contrastes naturales de El Hierro gracias a que recorre el centro boscoso de la isla y conecta los clásicos paisajes de laurisilva con las cimas volcánicas. La ruta comienza ascendiendo el monte, tras esta primera parte el sendero se adentra en bosques cubiertos de musgo y acaba en un paisaje montañoso de origen volcánico. Tras ello, llega hasta el Mirador de la Llanía, con espectaculares panorámicas del entorno y con El Golfo al fondo. Si el cielo no está nublado, es posible apreciar la silueta de La Palma.

Puente en la ruta de La Llanía de El Hierro

Un aire misterioso domina todo el trayecto. | Shutterstock

Desde este mirador, hay que seguir el trayecto por el bosque hasta llegar al comienzo del trayecto. Durante esta última etapa se llega a una zona recreativa, conocida como El Bailadero de las Brujas, famoso por su leyenda. Según cuenta esta, durante la Edad Media era el lugar donde las brujas realizaban sus aquelarres. El sendero continúa unos metros hasta llegar al final de la Ruta de La Llanía.

El encantador bosque de laurisilva: primera etapa del recorrido

La primera parte del sendero transcurre por un imponente bosque de laurisilva, la vegetación estrella del lugar y con un encanto natural único. Es aquí donde se encuentran algunos de los parajes más seductores de la ruta, el conocido como El Brezal. Allá donde alcanza la vista, todo lo que se encuentra son densos árboles verdes y zonas repletas de helechos.

La laurisilva canaria es un tipo de bosque subtropical húmedo presente en algunas de las Islas Canarias, entre ellas la de El Hierro. El bosque de fayal-brezal está compuesto por plantas de un característico color verde. Esto aporta un aspecto encantador y mágico a esta parte de la ruta.

Vistas valle El Golfo, ruta La Llanía

Vistas valle El Golfo. | Shutterstock

Cualquier época es perfecta para visitarlo, aunque especialmente en los meses de primavera, puesto que los brezos están en flor. Estas flores, conocidas como “no me olvides”, son pequeñas y azules. Regalan una estampa preciosa. Esta etapa es una auténtica joya natural, sus imponentes árboles y colores brillantes son verdaderas obras de arte.

Recomendaciones para realizar la Ruta de La Llanía

El sendero de la ruta de La Llanía comienza en el municipio de Valverde, ubicado en el noroeste de la isla. Para llegar al punto de inicio hay que dirigirse al aparcamiento homónimo al recorrido, cerca de la localidad de San Andrés. Una vez dejado el coche, hay que cruzar un arco de madera que señaliza el comienzo del trayecto para disfrutar de un paisaje de cuento.

Conviene llevar calzado cómodo e ir equipado con ropa apta para el clima local, puesto que es un lugar bastante húmedo. Es recomendable llevar chaqueta para las partes más profundas, como en la zona del bosque, especialmente en invierno y otoño. Pernoctar en la isla de El Hierro es una maravilla para los amantes de la naturaleza. Existen varios puntos espectaculares para pasar la noche cerca de la ruta de La Llanía.

Valverde, El Hierro

Valverde, El Hierro. | Shutterstock

Tras una ruta de senderismo, comer es una parte esencial para reponer fuerzas. Además, es una oportunidad perfecta para degustar la gastronomía típica de la zona. Existen numerosos lugares donde comer en El Hierro y probar el auténtico sabor canario. Valverde cuenta con una amplia variedad de opciones. Muestran innovación en sus platos, pero sin olvidar los productos canarios más tradicionales.

La ruta de La Llanía es la opción perfecta para descubrir los paisajes y contrastes, un vivo ejemplo de la diversidad paisajística más salvaje de El Hierro. Este rico patrimonio natural permite que existan numerosas alternativas de turismo activo en la isla, una forma divertida y diferente de exprimir la visita a las Islas Canarias.