Islas Cíes

Paraíso natural

Las islas Cíes son tres hermosas islas en la boca de la ría de Vigo. La de Monteagudo o del Norte es la de mayor extensión y posee las cotas de mayor altura. La de Faro o del Medio tiene en su cumbre una torre luminosa comunicada por un curioso camino en forma de zigzag. Ambas están unidas por la naturaleza a través de una lengua arenosa y la ensenada del lago, y por el hombre a través de un dique. La isla de San Martiño o del Sur es la menos visitada. Acceso a página de naviera.

Planifica tu escapada a las islas Cíes

En las islas Cíes solo es posible pernoctar en los meses estivales, cuando está abierto su camping. Durante el resto del año las posibilidades se limitan a la excursiones de día desde los barcos que salen de Vigo. Para más información véase nuestra página Dormir y Comer en las islas Cíes.

¿Quieres conocer este sitio?

En las Islas Cíes (apodadas por Ptolomeo como las Islas de los Dioses, por Plinio como las Siccae -áridas- e identificadas por muchos como las míticas Casitérides de Herodoto), se encontraron restos arqueológicos que datan la presencia humana sobre el 3500 a.C. Sin embargo, las huellas del primer asentamiento humano del que se tiene constancia son de un castro -fortificaciones prerromanas asociadas a la cultura céltica- de comienzos de la Edad de Hierro: el Poblado de As Hortas, en la isla del Medio.

Los romanos pasaron por estas islas y dejaron en ellas diversos vestigios, como un anillo de oro, ánforas, cerámica y diversos útiles, que hoy se exponen en el Museo de Pontevedra (hipervínculo a Pontevedra en España Fascinante). Se considera que en ellas estuvo Julio César en el año 60 a. C. persiguiendo al pueblo de los Herminios, que huyeron allí procedentes del sur. Julio César desembarcó en la playa de Rodas, derrotándolos allí.

En la Edad Media, las Cíes fueron habitadas por monjes de diversas órdenes: los benedictinos (que las abandonaron y volvieron después), los franciscanos y también la Orden de Cluny. De estas sucesivas ocupaciones quedaron como pruebas los monasterios de San Estevo -en la Isla de O Faro- y de San Martiño -en la isla del Sur- así como una fábrica de salazón, sobre cuyos restos se construyó un restaurante. Las idas y venidas de los monjes se debían a los continuos ataques que sufría el archipiélago. Esta situación se prolongó hasta el siglo XVIII, y acabaría con el despoblamiento del archipiélago.

Islas Cíes, desde el Castro

A lo largo de los siglos las islas recibieron la visita de numerosos piratas, que saquearon los monasterios. El saqueo más conocido fue el realizado por Francis Drake en 1585. A mediados del XIX se construyó el primer faro en la Isla del Medio (a partir de entonces, Isla del Faro). Por esas fechas, las islas se vuelven a poblar con algunas familias que se dedicaban a la pesca y a la ganadería, pero en la década de 1960 se despueblan definitivamente. A partir de los 70 y 80, la gente empieza a acudir al archipiélago para disfrutar de las playas, el sol y la naturaleza.

Declaradas Parque Natural en 1980 e incluidas en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia en 2002 (formado por el conjunto de archipiélagos, islas e islotes de las Cíes, Ons, Sálvora, Noro, Vionta, Cortegada y Malveiras), las Islas Cíes son uno de los destinos turísticos más importantes de Galicia, sobre todo desde que en febrero del año 2007 el periódico británico The Guardian eligiera la playa de Rodas como la mejor del mundo. Son un auténtico paraíso natural y un lugar donde pasar un fantástico día en verano, gracias a sus principales atractivos: la naturaleza, la posibilidad de dar buenos paseos y hacer rutas de senderismo, las espectaculares vistas y playas y el poder disfrutar de un remanso de tranquilidad.

Los barcos hacia las islas salen diariamente de Baiona, Cangas de Morrazo y Vigo, y los billetes pueden reservase en las distintas webs de Cruceiros Rías Baixas y Mar de Ons. Hoy pueden visitarse (con un máximo de 2200 personas al día) especialmente en Semana Santa y en verano, desde finales de junio a finales de septiembre (consultar otros horarios posibles en las mencionadas compañías). Al estar deshabitada y protegida, sólo se permite el alojamiento por un máximo de 15 días consecutivos en su único camping, que cuenta con 800 plazas.

Visitando las Cíes, lo mejor es hacer alguna de las varias rutas de ida y vuelta que parten de la caseta de información de la isla de Monteagudo. La Ruta del Monte Faro (7,4 km, 2.30 h) es la más larga y emblemática de todas. Durante el recorrido hasta el Faro se puede ver la Playa de Rodas, el lago de los niños, la playa y merendero de Nuestra Señora, la Isla Sur, los restos del Castro das Hortas y la zizgageante subida al faro. La Ruta del Faro da Porta (5,2 km, 1.45 h) es más fácil y breve que la anterior, con la que comparte parte de la ruta, salvo que en vez de subir al faro hay que desviarse y seguir hacia el Faro de Portas, mucho más bajo. La Ruta del Alto do Príncipe (3 km, 1.15 h) es la más breve y bonita, ya que se llega hasta el alto del príncipe, donde hay un excelente mirador para admirar el paisaje. Por último, la Ruta de Monteagudo (5,6 km, 1.45 h) continúa la anterior siguiendo por la zona de A Valgada, hasta llegar al Faro do Peito y al observatorio de aves, desde donde se pueden disfrutar de excelentes vistas sobre la Ría de Vigo y la costa da Vela.

Acantilados

Entre la fauna y la flora de este paraíso se encuentra la colonia de aves marinas más importante y espectacular del litoral español, sobre todo de gaviotas patiamarillas (de hecho el mayor refugio del mundo de esta especie), destacando asimismo sus fondos acuáticos, de una gran riqueza biológica. También se puede también disfrutar de sus tres magníficas playas, concentradas en la Isla de Monteagudo: la de Rodas, la más conocida, en forma de arco; la de Nuestra Señora, más pequeña pero también más acogedora, y la de Figueras, una playa nudista conocida también como la playa de los Alemanes, porque estos eran en origen los únicos que se atrevían a ir desnudos. Por último, es recomendable visitar las ruinas del Monasterio de San Estevo, donde se ha instalado un Centro de Interpretación, donde vídeos y maquetas informan sobre los aspectos más interesantes del Parque Nacional.

Imprescindibles

Faro
Playa de Rodas

Datos prácticos

Coordenadas

42° 13′ 24″ N, 8° 54′ 14″ W

Distancias

Vigo 18 km, Pontevedra 35 km, Ourense 110 km, Madrid 607 km

Aparcamiento

Se accede a las islas en barco desde Baiona, Cangas y Vigo (del 20 de junio a finales de septiembre.
Cruceiros Rías Baixas y Mar de Ons

Altitud

Isla del Sur (Monte Pereira, 172 m), Isla del Medio (Monte Faro, 173 m), Isla del Norte (Monte Agudo, 176 m y Alto Cíes, 193 m)

Habitantes

3 habitantes (vigilantes del parque)

Rutas de senderismo

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar