Baiona

La Villa de Pinzón y su Pinta

Puerto estratégico repleto de historia, Baiona es una bellísima ciudad medieval cargada de un pasado que se puede percibir paseando por sus bellas calles y paseos.

Planifica tu escapada a Bayona

Baiona es una de las localidades más visitadas de Galicia; en el apartado que ver explicamos los principales atractivos que justifican dos días recorriendo este lugar tan especial. Para quienes les quede tiempo adicional es posible dirigirse al sur por la bella carretera de la costa y visitar la desembocadura del río Miño y la interesante villa fronteriza de A Guarda. Si la mar y el tiempo lo aconsejan, los más aficionados a la naturaleza pueden optar por volver por la bahía y buscar uno de los barcos que permiten visitar las Islas Cíes. Para decidir qué comer al estilo local y donde parar a recobrar fuerzas, se puede visitar nuestra página Dormir y Comer en Baiona.

¿Quieres conocer este sitio?

Según la tradición, en Baiona fue martirizada la polémica Santa Librada o Santa Wilgefortis, patrona de las mujeres mal casadas, descanonizada en 1969. La fundación de Baiona se atribuye a Diómenes de Etolia, hijo del príncipe Tideo, en el año 140 a. C., y desde entonces fue presa codiciada por señores feudales, prelados, caballeros portugueses, piratas berberiscos y nobles gallegos. Uno de las primeras tropas en atracar en su puerto, en el año 60 a. C., estaba dirigida por el propio Julio César, quien usó este emplazamiento como base para su ataque contra los rebeldes Herminios, de las vecinas islas Cíes. Años más tarde, en el 997, el caudillo Almanzor iniciaría una dura época de rapiñas e invasiones a este puerto gallego.

La Edad Media es quizás la época más importante en la historia de Baiona, históricamente hablando, pues está llena de sucesos trascendentales. En el 1201 recibió una carta puebla del rey Alfonso IX de León, independizándose del vecino Monasterio de Oia y cambiando el nombre de Erizana por el actual. En 1370 el rey Fernando de Portugal la conquista y se queda residiendo allí hasta ser expulsado por los castellanos. Unos años después, en 1386, arribaron a su puerto el duque de Lancaster y su esposa Constanza, que venían acompañados de un ejército para reclamar el trono de Castilla; Baiona se rindió sin lucha, abriendo así el paso al Duque, que se coronaría rey en la ciudad de Ourense. Dos años después, el 8 de julio de 1388, se firmó en la villa un tratado por el cual la hija de Constanza y del duque de Lancaster se casaba con el hijo del rey Juan I de Castilla, concediéndoseles a los jóvenes el título de Príncipes de Asturias.

Puerto de Baiona, a principios del siglo XX

En 1474, es asaltada por el famoso caballero Pedro Álvarez de Sotomayor, Pedro Madruga, que arrasa la villa asesinando a muchos de sus vecinos. Pero el acontecimiento más importante tuvo lugar a inicios de la Edad Moderna, cuando el 1 de marzo de 1493 arribó a su puerto Martín Alonso Pinzón en su carabela La Pinta, trayendo las primeras noticias del descubrimiento de un Nuevo Mundo. Esta efeméride se conmemora anualmente en la Fiesta de La Arribada. Avanzada la Edad Moderna, en 1585, la escuadra inglesa del pirata Francis Drake también quiso hacer de las suyas en esta zona, pero fue rechazada por el conde de Gondomar, que acabaría comprando el castillo a Felipe II. Hasta el siglo XIX, su fortaleza del Monte Real seguiría sufriendo sucesivos asaltos.

Baiona es, desde hace tiempo, el destino preferido de los turistas que se acercan a las Rías Baixas gallegas. La tranquilidad y belleza de la villa, su estupenda climatología y sus hermosas playas, la amabilidad de sus gentes, la exquisitez de los pescados y mariscos de la ría y el entorno natural incomparable, son algunas de las causas de su éxito.

Situado en la península de Monte Boí, el Castillo de Monterreal es un punto de visita indispensable. Se trata de un conjunto de fortificaciones levantadas entre los siglos XI y XVII. Su mayor impulso se debe a los Reyes Católicos, que ante las incesantes incursiones piratas a que estaba sometida la costa gallega decidieron, a principios del siglo XVI, reformar la antigua fortaleza de Monte Boí para la defensa de la villa. Más tarde sería residencia del conde de Gondomar, entre otras personalidades. En su largo perímetro, con 3 km de murallas, sobresalen tres torres: la Torre del Reloj, erigida por el legendario famoso caballero Pedro Madruga, que tenía una campana para avisar de las incursiones enemigas; la de la Tenaza, donde se situaban las baterías de defensa, y la del Príncipe, al oeste, en la que la tradición local sostiene que estuvo cautivo un príncipe portugués con una máscara de hierro, igual al de la novela de Dumas. En la fortaleza se encuentran actualmente el Parador, su marisquería y el Club Internacional de Yates. Para no perderse: contemplar el atardecer desde la fortaleza.

Entre la fortaleza y el pueblo, alrededor del istmo de la península, están las playas, algo muy reseñable que ver en Baiona, como las de Ladeira o la de Barbeira, y el monumento Encuentro de dos Mundos, del escultor Picallo, próximo al lugar donde fue enterrado el primer indígena llegado de América. Simbolizando esa unión, en el interior de la bola hay trozos de tierra procedentes de todos los países. También nos encontramos con una réplica de la nao colombina, que puede ser visitada en el conocido como Museo Flotante.

El Casco antiguo, declarado conjunto de interés histórico-artístico en 1993, consta de calles estrechas y empedradas, con soportales, y casas marineras con imágenes de la Virgen y de barcos en las fachadas. Ocupa un círculo casi cerrado y cuenta con tres entradas por la plaza de Santa Liberada, por la del Padre Fernando y desde el crucero de la Trinidad. De este casco antiguo podemos destacar la ex Colegiata de Santa María de la Anunciada, de estilo románico-ojival con tres naves y tres ábsides y un hermoso rosetón en la fachada. En la misma explanada se alzó la capilla dedicada a Santa Liberada (1695), en cuyo interior se puede apreciar el retablo con la escena de su crucifixión y el martirio a que fueron sometidas sus hermanas.

Otros edificios del casco antiguo que pueden deleitar al paseante son la Casa de la Cultura, laCapilla de San Juan, el Ayuntamiento, antigua Casa Lorenzo Correa, construida en el siglo XVIII; el Crucero de la Trinidad, ejemplar gótico del XV, es uno de los pocos ejemplares con cubierta de baldaquino; y el palacio barroco de Don Lope de Mendoza. Por último, en la iglesia del Convento de las Dominicas, construida en 1547 sobre otro edificio anterior del XIII, hay un bello retablo barroco en su altar mayor que está dedicado a la Virgen de la Anunciación, patrona de Baiona.

En el barrio marinero de O Burgo está la Capilla de Santa Marta, que fue incendiada por el pirata Francis Drake en el año 1585. Con planta rectangular y una sola nave, inicialmente era de estilo románico de transición, del cual sólo se conserva la puerta orientada al sur y un tímpano liso.

Desde la entrada en Baiona al comienzo del ascenso al Monte de A Grova se extiende el Paseo Marítimo de Baiona, que forma parte de la reserva ecológica del estuario del río Miñor. En el monte se encuentra la conocida Virgen de la Roca, un monumento y faro construido por Antonio Palacios entre 1910 y 1930. La Virgen, de 15 m de altura, aparece construida en granito sobre las rocas del monte Sansón. En sus manos lleva una barca-mirador a la que se puede acceder por el interior y desde donde se tienen unas vistas espectaculares de Baiona. Junto al monumento se levantó más tarde un parque recreativo de gran superficie, dotado de un Vía Crucis, bancos y mesas de piedra, en el que se celebra el primer domingo de agosto la popular romería dedicada a la Virgen.

Imprescindibles

Detalle de los cañones
Castillo de Monterreal

Datos prácticos

Coordenadas

42° 7′ 0″ N, 8° 50′ 0″ W

Distancias

Vigo 30 km, Pontevedra
60 km, Madrid 608 km

Aparcamiento

Sin problemas y gratuito en los alrededores de la villa

Altitud

0 m

Habitantes

12 035  (2013)

Patronales de La Anunciada (2º domingo de agosto), romería con Sardiñada de la Virxe da Roca (sardinas asadas el último domingo de agosto)

Arribada de la Pinta (el 1 de marzo)

Abundan las tiendas de artesanía y decoración (Artemán), y las vinaterías (El Zaguán, A Solaina)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar