Monasterio de Oseira

El Escorial gallego

El Monasterio de Santa María la Real de Oseira (Osera, en castellano) es, junto al de Sobrado, el de mayor tamaño e importancia de Galicia. Los monjes cistercienses lo habitan y cuidan, procurando un ambiente de espiritualidad.

Planifica tu escapada al monasterio de Oseira

Éste monasterio se instaló estratégicamente en un lugar muy aislado, al pie de la sierra de la Peña Viedosa, para que los monjes oren y mediten. Así mismo, actualmente tiene el papel de final de etapa y espacio de descanso de los peregrinos a Compostela. Para quienes deseen hacer de Oseira el objetivo de su escapada el motivo principal es conocer el extraordinario edificio y ser partícipes de la rutina y actos litúrgicos del monasterio; para lo cual es recomendable dormir en la hospedería que gestionan los monjes cistercienses. Los principales planes alternativos pasan por recorrer la sierra de la Peña Viedosa. Más sofisticados lugares para comer y dormir pueden encontrarse en la cercana O Carballiño.

¿Quieres conocer este sitio?

El Monasterio de Oseira es quizá, después de las catedrales, el monumento arquitectónico más grandioso de los que podemos encontrar en Galicia. Es un monasterio trapense (es decir, de la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia o de la Trapa) de fundación real que, a lo largo de su historia, tuvo una gran importancia económica y social en la comarca. Es el primer convento del Císter en la historia de Galicia, se encuentra entre los grandes monumentos de esta comunidad autónoma y algunos, por su magnificencia, lo denominan “el Escorial Gallego”. Se dice que cuatro ermitaños tuvieron una visión y decidieron hacer vida monacal en este lugar apartado donde entonces debían de abundar los osos (Ursaria, de ahí su nombre). Documentalmente, se conoce su existencia desde 1137, cuando Alfonso VII legalizó la fundación. Poco después se convirtió en un monasterio dependiente de la Orden del Císter y, en el año 1141, se instaló una colonia de monjes franceses enviados por San Bernardo.

Vista del Monasterio

Los siglos XII y XIII fueron los de mayor esplendor de Oseira, que empezó a decaer en el XIV. En el siglo XVI, el Monasterio entró en la Congregación Cisterciense de Castilla, aflorando de nuevo con una renovación artística que impulsó las obras realizadas durante los siglos XVI, XVII y XVIII. El conjunto monástico fue abandonado en 1835 con la desamortización de Mendizábal, lo que favoreció el expolio de sus obras de arte. Los monjes regresaron en 1929 y su retorno dio comienzo a una gran labor de restauración, que continúa en la actualidad y que les hizo merecedores del premio “Europa Nostra”, concedido por la Unión Europea en 1989.

El monasterio, que llama la atención por su monumentalidad en medio de la naturaleza del valle gallego, aúna elementos románicos, góticos, renacentistas y barrocos. En el exterior, las fachadas barrocas de la iglesia y el convento, ambas almohadilladas, forman un ángulo recto. Cuenta con una iglesia románica de transición, tres claustros de distinta época y una sala capitular de gran vistosidad. La entrada se hace por el Claustro de los Caballeros (1713 – 56), con la escalinata de honor herreriana, que posee una llamativa decoración en los peldaños. De aquí se pasa al Patio de las Procesiones (siglo XVI), con efigies situadas en las arquerías, que representan rostros de personajes históricos; y al Claustro de los Pináculos (segunda mitad del XVI), con una elegante fuente en el centro.

La Iglesia Abacial fue construida hacia los años 1200 y 1239 y está considerada como una de las obras maestras de la arquitectura cisterciense en la Península Ibérica, claramente influida por el modelo de iglesias de peregrinación, en concreto por la catedral de Santiago en elementos como la disposición de las capillas y de la girola, aunque hoy está muy alterada. Es de planta de cruz latina con tres naves (muy estrechas las laterales), crucero y cabecera con girola. Sobre el crucero hay una cúpula nervada decorada con pinturas murales. A través de la sacristía se entra a la Sala Capitular(conocida como sala de las palmeras), obra gótica del siglo XV cubierta con bóvedas estrelladas que se apoyan en ménsulas y cuatro columnas helicoidales de las que parten los nervios en forma de palmera. Estos soportes con forma de palmera, que se abren en infinidad de nervios, recuerdan los soportes de la lonja de Valencia, realizada en la misma época.

Claustro de las Procesiones

En el antiguo refectorio monacal puede visitarse el Lapidarium o Museo da Pedra, una colección de objetos y fragmentos de piedra que forman parte de la historia del monasterio, obtenidos durante las restauraciones y excavaciones arqueológicas, como lápidas, capiteles, columnas, elementos decorativos, etc.

Junto al monasterio, un edificio alberga el Museo Etnográfico Olimpio Liste, cuya visita supone un recorrido detallado por cuatro aspectos fundamentales de la cultura tradicional del Ayuntamiento de Cea: el trabajo agrícola, los oficios tradicionales, objetos de carácter singular en la vida rural gallega y la exclaustración monacal.

Posee también un albergue de peregrinos que permite el hospedaje sin reservas y una hospedería monástica donde, con previa reserva, se puede compartir la vida de los monjes.

Imprescindibles

Datos prácticos

Coordenadas

42° 28’ 21’’ N, 7° 58’ 55’’ W

Distancias

Ourense 30 km, Vigo 110 km, Lugo 76 km, Santiago de Compostela 84 km, Madrid 536 km

Aparcamiento

Con facilidad

Altitud

520 m

Habitantes

2 634 en el municipio de San Cristovo de Cea (2011), sólo en Oseira 389 (2011)

Santa María la Real de Oseira (15 agosto)

En Pintarolo se pueden encontrar productos artesanales pero lo que más destaca es el pan de Cea elaborado en los hornos de la localidad

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar