Mondoñedo

La Catedral y el mariscal

En la comarca de la Mariña Central, al norte de la provincia lucense, se asienta esta antigua villa embellecida por su catedral y una romántica historia/leyenda.

Planifica tu escapada a Mondoñedo

La visita a Mondoñedo puede llevar medio día o una jornada completa si se ven los castros y vestigios arqueológicos de los alrededores. En el caso de que se decida pasar la tarde en otro lugar, una posibilidad próxima es ir a la cercana Vilalba. Otra opción de medio día es dirigirse al norte hacia Foz, visitando el castillo de A Frouxeira en recuerdo del Mariscal de Mondoñedo. Si la excursión es de día entero hay que ver la célebre playa de las catedrales (mirar previamente el horario de la marea baja) y la bella Ribadeo, que es un buen lugar para comer y tiene magníficas vistas a su ría. Para conocer la cocina local y elegir bien donde quedarse, disponemos de la página Dormir y Comer en Mondoñedo.

¿Quieres conocer este sitio?

La historia de Mondoñedo comienza en 1112, cuando la reina Urraca I de León decretó el traslado desde la localidad de Foz del obispado de San Martiño de Mondoñedo. De este modo, la entonces Vila Maior do Val de Brea -también llamada Vallibria– pasó a denominarse Mondoñedo. En 1156 recibió del rey Alfonso VI el título de “ciudad” aunque en 1182 perdería su obispado, que fue trasladado a Ribadeo para fomentar el poblamiento de ese puerto. La diócesis fue recuperada en 1230.

Primera casa a la izquierda, antiguo Consistorio y actual Biblioteca

El mariscal Pedro Pardo de Celaza fue decapitado en la plaza de la catedral de Mondoñedo, el 13 de diciembre de 1483. Pardo de Celaza fue un señor feudal, pariente del conde de Lemos y partidario de Juana la Beltraneja, que después de haberse enfrentado a los Reyes Católicos fue traicionado y capturado. Según la tradición, cuando su esposa traía apresurada el perdón del rey, fue entretenida en el puente (a partir de entonces llamado “del pasatiempo”) por los enemigos de su esposo, mientras que en ese mismo momento aquel era ejecutado. La figura del Mariscal se convirtió en un personaje legendario, descubriéndose sus restos en 1965, dentro de la catedral. Más recientemente, Mondoñedo es un lugar donde abundó y abunda el recuerdo de grandes gallegos ilustres como Leiras Pulpeiro, Pascual Veiga, Noriega Varela o Álvaro Cunqueiro; éste último, un gran escritor al que se le rinde especial homenaje en la localidad.

El casco viejo de la ciudad, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1985, tiene como centro la plaza de la catedral, construida en el siglo XIII y hacia donde confluyen todas las calles de la villa. La Catedral fue mandada construir por el obispo Martiño entre 1230 y 1248. Consta de tres naves y crucero, con pautas arquitectónicas basadas en el Monasterio de Meira, y en su fachada convergen varios estilos: conserva la portada románica original, un rosetón gótico y torres y remate central barrocos. De notable interés son las pinturas murales góticas, situadas bajo los dos órganos del siglo VIII, que representan el Degollamiento de los Inocentes y escenas de la vida de San Pedro. En la catedral se alberga el Museo Catedralicio y Diocesano de Mondoñedo, cuyos fondos son de temática variada: esculturas de madera policromada, pintura (especialmente francesa antigua), imaginería gótica, ornamentos episcopales, cerámica de Sargadelos y fondos variados que permiten reconstruir la historia de la imprenta en Mondoñedo. En el museo llaman particularmente la atención el dormitorio del obispo Luján y los dos salones góticos de la planta alta, sobre todo el que se sitúa sobre la nave derecha del templo catedralicio, con más de treinta metros de largo, decorado con arbotantes góticos y policromía dorada sobre la piedra. Anexo a la sede catedralicia mindoniense se halla el Palacio Episcopal, edificio del siglo XVIII con capilla interior neogótica, y frente a él los soportales de la Plaza de España, donde se halla la estatua sedente de Don Álvaro Cunqueiro observando la catedral.

También hay que ver en Mondoñedo el Seminario Santa Catalina, heredero del primer seminario de Galicia del siglo XVI y tercero en construirse en toda España, aunque el actual fue levantado por el obispo Losada Quiroga en el siglo XVIII. De estilo neoclásico, es el edificio de mayor tamaño de la ciudad. Su fachada, con la característica pizarra oscura de la zona, está presidida por la imagen de Santa Catalina, patrona de jóvenes y filósofos. Acoge además una biblioteca con más de 25.000 volúmenes, entre los que destacan un centenar de incunables y un manuscrito de finales del siglo XIII. Actualmente sigue manteniendo sus funciones como seminario menor.

Catedral de Mondoñedo

Otros monumentos en la ciudad son: el Santuario de los Remedios (a la entrada de la ciudad, iniciado en 1158 y reformado en 1643 y 1733) con planta de cruz latina y naves cubiertas por bóvedas de cañón, destaca especialmente por su impresionante retablo barroco; el Convento de San Pedro de Alcántara (del XVIII) que alberga el Centro Cultural Álvaro Cunqueiro, así denominado en honor al conocido autor de la letras gallegas del siglo XX; y la Iglesia de Santiago, de estilo neogótico, consagrada a principios del siglo XX, por lo que se conoce también como la Iglesia Nueva. Con planta de cruz latina, su atrio con jardines rodea todo el templo. En el interior hay varios retablos de influencia gótica, destacando el del Altar Mayor, con una imagen de un Cristo de gran tamaño.

Cuando hablamos de Mondoñedo, es de especial mención el Ponte do Pasatempo, donde los enemigos del mariscal Pardo de Cela detuvieron a los portadores del indulto real para que fuera ejecutado. Cruza el río Valiñadares, en el que hubo antiguamente muchos molinos. Tiene un único arco de medio punto de 7 metros de luz construido en cantería con gruesos muros y sobre él pasa la antigua calzada romana.

Su paisaje arquitectónico urbano se caracteriza por los tejados de losa de las casas, que terminan en picos de piedra (almenas) para protegerse contra el viento. La ciudad de Mondoñedo es uno de los puntos por los que pasa el Camino de Santiago, siendo lugar de descanso para los peregrinos. Posee uno de los albergues más cuidados para hacer el Camino del Norte.

El valle en el que se encuentra el municipio conserva numerosos restos arqueológicos que dan testimonio de asentamientos humanos desde época neolítica: castros como el de Zoñán, dólmenes, y petroglifos (diseños simbólicos realizados en rocas).

Imprescindibles

Fonte Vella
Catedral y arquitectura local

Datos prácticos

Coordenadas

43° 25′ 41″ N, 7° 21′ 46″ W

Distancias

Lugo 64 km, A Coruña 122 km, Santiago de Compostela 160 km, Madrid 559 km

Aparcamiento

Sin dificultad en la villa y alrededores

Altitud

141 m

Habitantes

4074 (2013)

As San Lucas (del 16 al 20 de octubre, 18 el Día Grande), Os Remedios (tres días alrededor del primer domingo después del 8 de septiembre), As Quendas (1 de mayo)

Mercado medieval (2º fin de semana de agosto), Rapa das Bestas (principio del verano)

Algunos artesanos mindonienses han formando una Asociación y ofrecen sus trabajos al visitante: una alfarera, una fotógrafo, un fabricante de marionetas y teatro de títeres, un zoqueiro (fabricante de zuecos), un pastelero, una artista de moda del lino, O Rei das TartasConfitería la Alianza

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar