Lugo

Ciudad de murallas romanas

Lugo es la ciudad más antigua de Galicia; su muralla romana es la única del mundo que conserva íntegro su perímetro, por lo que fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

Planifica tu escapada a Lugo

La visita a la ciudad de Lugo puede llevar uno o dos días en función de lo detallada que se quiera realizar y cuantos de sus excelentes restaurantes se desee probar. Para los amantes de la naturaleza y los lugares poco transitados, es recomendable tomar la autovía A6 dirección sur hacia el parque de la sierra de los Ancares, uno de los más salvajes de España. Si apetece más la arquitectura, una excursión para todo el día puede ser el importante monasterio de Sobrado dos Monxes, para lo cual debería tomar las carreteras N540 y N547 para luego virar hacia el norte. Para saber la gastronomía local y donde reservar, ofrecemos nuestra página de Dormir y Comer en Lugo.

¿Quieres conocer este sitio?

Construida en el año 25 a. C. por el general romano Paulo Fabio Máximo, Lugo recibió el nombre deLucus Augusti. En el año 460 fue conquistada por el pueblo godo de los suevos y en el 714 sería ocupada por los musulmanes. Treinta años después, fué tomada por el rey Alfonso I de Asturias, prácticamente sin oposición. La ciudad estaba entonces en tan mal estado que hubo que reconstruirla casi por entero; así pudo ejercer de lugar de descanso en la ruta primitiva del Camino de Santiago. Permaneció siendo villa de realengo hasta que fue cedida por el rey Alfonso VI al obispado, en 1088. El cambio de señor –del lejano Rey al cercano Obispo– no gustó a la población, que en el año 1312 atacó al obispo y a sus soldados, expulsándolos de la ciudad. Los villanos fueron liderados por el infante Felipe de Castilla y Molina, hijo de rey Fernando IV y representante suyo en la ciudad.

Calle de la Reina

En 1833 fue designada capital de la provincia del mismo nombre, lo que supuso un crecimiento constante de la ciudad en población y extensión, crecimiento reforzado con la llegada del primer ferrocarril en 1875. El 2 de abril de 1846 el coronel liberal progresista Miguel Solís encabezó un levantamiento de la guarnición de Lugo contra el Gobierno moderado del general Narváez; el coronel y once de sus partidarios serían derrotados y fusilados unos días después en Carral, a las afueras de Compostela.

Además de su variada gastronomía (“Y para comer, Lugo”, como reza el famoso lema de la ciudad), Lugo concentra, entre otros tesoros, importantes vestigios medievales, como la catedral y el burgo viejo, o barrocos, como algunos de los edificios más hermosos de la ciudad. Para difundir este legado, cuenta con una red de museos municipales especializados en el patrimonio arqueológico, heredado fundamentalmente de la época romana. Todos ellos cuentan con una cuidada programación cultural que desarrolla el Ayuntamiento a lo largo de todo el año. El más importante es el Museo Provincial, situado en el antiguo convento de San Francisco, del que se conservan, integrados en su discurso museístico, el refectorio, la cocina y el claustro. Entre sus fondos, son de especial interés las obras de artistas gallegos de los siglos XIX y XX, como Dionisio Fierros, Santiago Bonome, Castelao, Colmeiro y Maruja Mallo, entre otros.

La práctica totalidad de los monumentos que hay que ver en Lugo se encuentran agrupados dentro de las murallas romanas. En esta área cercada todo está muy próximo, lo cual hace muy agradable un paseo por la zona. La Muralla, del siglo III, sigue cautivando por su magnitud (2.100 m de largo en los que se suceden 71 torres y 10 entradas, la altura media es de 10 a 15 m y puede recorrerse en su totalidad). De las 10 entradas actuales merecen ser destacadas la Porta Miñá o del Carmen, de creación romana y usada por los peregrinos jacobeos, y la de Santiago o del Postigo, también abierta por los romanos y usada exclusivamente por canónigos hasta el año 1659.

La Puerta de Santiago, reformada en 1759 y decorada con un Matamoros, nos conduce directamente a la Catedral de Santa María, una obra iniciada en 1129 en estilo románico, con planta de cruz latina, tres naves longitudinales y tres ábsides en la cabecera, que sería reformada con el paso de los años, hasta llegar a la fachada neoclásica actual. La catedral de Lugo es de notable tamaño y merece un buen recorrido con especial atención a la Puerta Norte, entrada habitual, de estilo románico, con doble arcada trilobulada de acceso y frontón presidido por una imagen gótica de Cristo en Majestad sobre un capitel colgante que representa la Última Cena (considerado como una de las obras maestras de la escultura románica gallega). Merece asimismo atención la barroca Capilla de la Virgen de los Ojos Grandes, primera patrona de Lugo, que fue construida entre 1726 y 1734 por Fernando de Casas Novoa (1670-1750), autor de la fachada del Obradoiro de la Catedral de Santiago.

La Catedral

Por la calle Obispo Basulto se alcanza la animada zona de los vinos, presidida por la típica Praza do Campo, que ocupa el lugar del foro romano y del mercado medieval. La estrecha rúa Nova deja a un lado el ex Convento de San Francisco (ahora Parroquial de San Pedro), cuya iglesia es claro exponente de la arquitectura mendicante medieval. Haciendo esquina está la entrada al mencionado Museo Provincial.

También intramuros se encuentra el Convento de las Agustinas, antiguo cenobio de dominicos ocupado por las recoletas en 1844, tras las desamortizaciones, con iglesia gótica de finales del siglo XIII y reformada en el XVII, en cuyo interior se alberga el sepulcro y estatua yacente de Fernando Díaz de Ribadeneyra en el ábside izquierdo; el Centro Cultural de Uxío Novoneyra, dedicado al poeta y escritor de cuentos infantiles y que en la actualidad se concentra en la realización de exposiciones de arte contemporáneo; el amplio edificio decimonónico de la Diputación Provincial (antiguo Palacio de San Marcos, en un principio destinado a hospital), la Iglesia de San Froilán (s. XVII), con su fachada barroca en la que puede apreciarse las armas del obispo Izquierdo y una estatua de San Rafael; y el Ayuntamiento, una de las obras más importantes del barroco civil gallego, con su peculiar fachada pétrea decorada con placas, orejeras, gotas y volutas, obra de Lucas Ferro Caaveiro en 1740.

Imprescindibles

Murallas Romanas

Datos prácticos

Coordenadas

43° 1′ 0″ N, 7° 33′ 0″ W

Distancias

Santiago de Compostela 112 km, Ourense 94 km, Madrid 500 km

Aparcamiento

Intramuros en las plazas Sto. Domingo, Ferrol y, en superficie, el de Vía Romana (Ánxel Fole). Extramuros, próximos a la Ronda, los de la plaza de la Constitución (Estación de autobuses), Kursal (Nicómedes Pastor Díaz) y el Ronda

Altitud

465 m

Habitantes

98 761 (2013)

San Froilán (del 4 al 12 de octubre)

Arde Lucus (22, 23 y 24 de junio), Fiestas en el barrio de A Milagrosa ( primer fin de semana de septiembre)

Cerámicas populares de Bonxe, Gundivós o Mondoñedo. Loza industrial de la fábrica Sargadelos. Cerería, curtidos y producción de instrumentos tradicionales gallegos, Quesos Arzúa-UlloaSan Simón y Tetilla

Comentarios Facebook

About the author

Comentarios

  • Mario R Neira. 6 junio, 2016 at 5:52 am

    Me entere de este sitio por otro no menos interesante y es españafascinante.com , alguna vez me encantaria poder realizar el camino de Santiago , el de la costa, y poder recorrer esos lugares de Galicia toda y en especial Lugo que es donde se origina mi apellido paterno : Neira, y recorrer sitios y lugares ricos en cultura y tradicion, reciban un afectuoso saludo desde Ramos Arizpe Coahuila, Mexico.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar