La playa de Teixidelo es la única playa de arena negra en España y, posiblemente, del mundo de origen no volcánico. Esta situada en Cedeira, en la Serra de Capelada al norte de la provincia de A Coruña, en Galicia. Esta playa salvaje de fuerte oleaje y rodeada de acantilados, dispone de accesos complicados y poco conocidos que la mantienen alejada de la multitud y que preservan todo su esplendor.

Un entorno mágico

Serra A Capelada

Serra A Capelada | Shutterstock

Gracias a su situación privilegiada, en un lugar recóndito de difícil acceso,esta playa mantiene un halo de mágico misterio.En la costa aún se conservan restos de un antiguo navío, el Bonnie Carrier, que encalló en la zona en 1986 y cuyo casco oxidado sigue ahí fusionado entre la arena y las rocas.

Algo que destaca por encima de todo es el marcado contraste entre el verde de la vegetación del monte y el color oscuro de la arena de la playa. Para completar este magnífico conjunto, los acantilados de A Capelada con sus más de 600 metros sobre el mar, los más altos de toda Europa continental, proporcionan una de las mejores panorámicas de la zona. Se debe tener en cuenta que se trata de una playa salvaje, de maravillosas aguas cristalinas, pero totalmente desprovista de servicios. Del mismo modo, el baño no se aconseja debido a las fuertes mareas y a la peligrosidad de la zona.

Un curioso y único fenómeno geológico

Arena negra en la playa de Teixidelo

Arena negra en la playa de Teixidelo | Fuente: Manuel Rey-www.gciencia.com

Un curioso fenómeno geológico es el que tiñe de negro la arena y piedras de esta playa única en el mundo. Las rocas que la conforman se denominan ultramáficas o ultrabásicas y tienen un bajo porcentaje de sílice, pero uno muy elevado de minerales básicos con alto contenido de magnesio y de hierro. Son pocos los lugares donde se puede encontrar este tipo de roca ígnea, conocida como peridotita, formada por la olivina y que se cree que es la mayoritaria en la parte superior del manto terrestre. Se trata de una roca densa y de coloración oscura que se origina a gran profundidad, llegando difícilmente a la superficie y mucho menos hasta una playa, a no ser que sea por la acción de un volcán.

La olivina de Teixidelo al descomponerse forma, con la ayuda del oxígeno,la serpetina y magnetita, que son los minerales que forman y dan color la arena oscura que cubre la playa. Si se observa con la ayuda de una lupa es posible ver cristales verdes y negros. A todo ello hay que añadir que, debido a u situación recóndita, el mar no consigue desplazar hasta Teixidelo la arena de otras playas cercanas, cuyo sílice es muy distinto al que aquí se encuentra, por lo que es imposible encontrar otro elemento que no sea formado por la peridotita.

Lugares cercanos

Acantilados falla Teixidelo

Acantilados falla Teixidelo | Shutterstock

En la zona hay parajes de gran belleza paisajística y arquitectónica. Cerca de la playa se encuentra una de las bocas de las prospecciones mineras del siglo XIX dedicadas a extraer el níquel de la zona. En las proximidades es posible observar otro fenómeno de la naturaleza, la cascada o Fervenza de Teixideloconsus 50 metros de caída. Asimismo, cabe destacar la existencia de los restos de una pequeña laguna glaciar formada siglos atrás cuando presumiblemente el nivel del mar era muy inferior al actual. Restos de morrenas, estrías en las rocas o el valle en forma de U son algunos de los elementos que atestiguan su existencia.

Garita Herbetia

Garita Herbetia | Shutterstock

La Garita de Herbeira es un lugar magnífico desde donde disfrutar de una visión panorámica de la playa y la Isla de Gabeira, ya que se trata del punto más elevado del conjunto de los acantilados de Vixia Herbeira. Cabe destacar que se encuentran entre los cuatro precipicios más elevados de toda Europa después de los de Hornelen en Noruega, el Cabo Enniberg de las Islas Feroe y Coraghaun de Irlanda.

Cabo Ortegal

Cabo Ortegal | Shutterstock

El Cabo Ortegal con su faro y con sus vistas panorámicas es el inicio de la Gran Ruta de Senderismo del Medievo, única en las rías Altas. En la cercanía se encuentra el pueblo San Andrés de Teixido, conocido por sus romerías, peregrinaciones y leyendas.

Rutas para realizar

acantilados Teixidelo

Acantilados | Shutterstock

La playa en sí ya dispone de un difícil acceso con caminos poco cuidados y senderos abiertos por animales autóctonos que confunden a los visitantes. La cantidad de acantilados y su potencial peligrosidad recomienda prudencia en el momento de visitar esta zona. Ya no solo por el peligro real de caídas al vacío, sino también por el hecho de que es muy fácil perderse, por lo que se recomienda acudir con gente experta de la zona o seguir las indicaciones de otros usuarios.

El Concello de Cedeira, por ejemplo, proporciona visitas guiadas y todo tipo de rutas geológicas por Galicia, las llamadas “xeorutas”.Desde hace años y dentro del marco del proyecto para impulsar el geoparque del Cabo Ortegal, los diferentes concellos de la zona ofrecen rutas divulgativas para dar a conocer el patrimonio geológico de la zona. Una de las más conocidas es la ruta de las playas negras de Teixidelo. La ruta se inicia, y acaba en el cruceiro de Teixidelo, pasando por un mirador y un monumento dedicado a Leslie Howard, el actor que murió cuando su avión fue abatido durante la Segunda Guerra Mundial, aunque no precisamente cerca de la zona. El sendero continúa hacia el glaciar, o, mejor dicho, el lugar donde hace millones de años debió de ocupar. A continuación, la falla de A Capelada, una grieta de casi 300 millones de años, la cascada y finalmente, la playa.

*Foto principal: Manuel Rey-www.gciencia.com