Sobrado dos Monxes

A donde regresaron los monjes

Sobre un antiguo campamento romano, generaciones de monjes construyeron, reconstruyeron y regresaron una y otra vez a éste monasterio, a lo largo de más de mil años.

Planifica tu escapada a Sobrado dos Monxes

La visita al monasterio, pazos y alrededores e Sobrado dos Monxes puede hacerse en un día. Para pasar otra jornada en la zona puede dirigirse hacia el Este para pasar el día en la bella ciudad de Lugo. Otra opción es marchar hacia el Oeste hasta Santiago de Compostela. Una tercera posibilidad es recorrer las estrechasy complicadas carreteras hacia el norte hasta el parque natural de las Fraguas do Eume. En una zona con muy escasos establecimientos hosteleros y hoteleros, conviene reservar con antelación; nuestra página Dormir y Comer en Sobrado dos Monxes recoge las opciones de la zona.

¿Quieres conocer este sitio?

Su nombre tiene dos posibles orígenes. Hay quien sostiene que deriva de la palabra latina superadditum, que quiere decir “la parte alta de la casa”, y quien sostiene que viene de suberatumque es la traducción de “alcornoque”, árbol común por esa zona (y que en gallego se dice sobreira). En la zona hay huellas del paso de los romanos, como demuestra el Campamento Romano de Ciudadela, que se asentó sobre una altiplanicie de 480 metros. Este campamento ocupa más de dos hectáreas y está rodeado por una muralla, un foso y varios puestos de vigilancia. En él estuvo estacionada una cohorte romana dedicada a controlar la calzada que conectaba “Lucus Augusti”(Lugo) con el puerto de La Coruña. La historia del lugar comienza propiamente con Hermenegildo Aitez (898 – 966) caballero que fue nombrado conde de Présaras por el rey Ramiro II de León en el año 920. El nuevo condado se estableció en esta zona estratégica, que el rey le ordenó repoblar con el sistema de pressura, según el cual el primer campesino que roturaba un terreno era reconocido como propietario del mismo. Tras unos años de servicio en la Corte, Hermenegildo y su esposa – Paterna Gundesindiz – fundaron en el año 952 el Monasterio de Santa María de los Monjes. Al fallecer su esposa, Hermenegildo se incorporó como monje, legando todas las propiedades del condado al monasterio. Hermenegildo y Paterna habían tenido varios hijos, entre ellos el célebre obispo Sisnando II Menéndez, que guerreó contra los vikingos en defensa de Compostela.

Puerta de la muralla a principios del siglo XX

Poco más se sabe del monasterio de Santa María hasta su incorporación a la Congregación de Castilla en 1498, fecha a partir de la cual se erigieron la mayor parte de las actuales edificaciones, finalizadas en 1708. En 1835 fue desamortizado y pasó a ser propiedad de unos particulares, convirtiéndose en una ruina. En 1954 volvió a propiedad de la Iglesia Católica, que encargó su recuperación a una comunidad de monjes trapenses, establecidos allí desde 1966.

Sobrado cuenta con un rico patrimonio natural, compuesto por numerosos ríos y lagunas (una de ellas declarada espacio húmedo de interés europeo) y los característicos bosques atlánticos (fragas) pobladas de robles, castaños y abedules.

En el ámbito monumental, su principal atractivo es el Monasterio de Santa María del Sobrado, declarado Monumento Histórico-Artístico y uno de los principales conventos de origen medieval de la provincia de A Coruña, que aparece ya citado en documentos de finales del siglo X con el nombre de San Salvador. La historia de los ciento cincuenta primeros años de vida del cenobio no está suficientemente estudiada. Se sabe que a principios del siglo XII se encontraba abandonado.

En 1142, Bernardo de Fontaines (San Bernardo), envió desde su abadía en Claraval (Francia) una comunidad de monjes, convirtiéndose entonces en un convento cisterciense de notable importancia. Durante el resto del siglo XII y el siglo XIII, el monasterio desarrolló una gran actividad espiritual y económica. Después, como la mayoría de los monasterios europeos, conoció una etapa de decadencia que se detuvo en el año 1498, al incorporarse a la Congregación de Castilla, también cisterciense. Tras la desamortización de Mendizábal fue abandonado, adquiriéndolo posteriormente el cardenal Payá. En la actualidad, está habitado por monjes benedictinos.

El monasterio conserva en buen estado la iglesia y buena parte de las dependencias monacales: tres claustros (el de la Hospedería o de los Peregrinos, el Procesional y el Claustro Grande), la sala capitular, el refectorio, cocina, sacristía y biblioteca, entre otras. La visita se inicia por la neoclásica portada conventual, que da paso al Claustro de los Peregrinos, situado junto a la iglesia, de comienzos del siglo XVI y austeras líneas herrerianas. Desde aquí se continúa al Claustro Procesional, de las caras o de los medallones (llamado así por los medallones que decoran el piso superior, que muestran rostros de distintos personajes) al que tienen acceso la sala capitular (segunda mitad del siglo XII) y la cocina, dotada de una gran chimenea (siglo XIII). Este claustro fue el original de la construcción cisterciense del siglo XIII, aunque fue completamente rehecho entre los siglos XVI y XVII.

Interior del Monasterio Sobrado dos Monxes

El templo, del siglo XVII, constituye un monumental ejemplo del primer barroco gallego, con planta de cruz latina y tres naves a distinta altura y una gran cúpula labrada con motivos geométricos y vegetales sobre el crucero. La grandiosa fachada de la iglesia es obra de Pedro Monteagudo, con un marcado sentido ascensional y una sobrecargada decoración que recuerda el barroco hispanoamericano. En su interior, en el brazo del crucero, se abren la capilla de la Magdalena (s. XIII) y la capilla del Rosario (s. XVII).

Además del campamento romano de Ciudadela, ya mencionado, destacan otros monumentos que ver en Sobrado dos Monxes, representativos de la arquitectura civil de la zona, como el Pazo de Carrete, que llama la atención por sus escudos heráldicos. El palacio es propiedad de los descendientes de doña Antonia Losada y Sotomayor, que constituyó el mayorazgo al que está adscrito desde 1649. De mayor interés aún es el Pazo da Casa do Gado, de estilo barroco. Cuenta en sus fachadas con varios importantes escudos de sus antiguos propietarios. En las inmediaciones de este palacio se encuentra un bosque de robles centenarios llamado “A carballeira da Casa do Gado”, de extraordinaria belleza, que fue el marco natural en el que se rodó la célebre película de José Luis Cuerda El Bosque Animado (1987).

Imprescindibles

Campanario
Virgen a la entrada del Monasterio

Datos prácticos

Coordenadas

43° 2′ 24″ N, 8° 1′ 44″ W

Distancias

A Coruña 71 km. Santiago de Compostela 66 km. Vigo 155 km. Madrid 562 km.

Aparcamiento

Sin problemas en la villa y alrededores

Altitud

510 m

Habitantes

2016 (2013)

Virgen de los Dolores (3º fin de semana de septiembre)

Sendeiro das Lagoas (rutas de senderismo a las lagunas)

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar