Betanzos

La ciudad de los caballeros

La bella Betanzos conserva un genuino sabor medieval. Fue capital de provincia hasta el siglo XIX, por haber sido solar de la legendaria familia Andrade —los temidos señores feudales de Galicia— que dejaron en piedra gótica constancia de su poderío.

Planifica tu escapada a Betanzos

Hay mucho que ver en Betanzos, ciudad que merece una visita calmada, porque hay numerosos paseos desde los que recorrer la mirada por un casco urbano bellísimo. Salvo que se visite en alguna fiesta que explicamos en el apartado Qué ver  —y en las que la participación la misma es lo principal de la escapada— Betanzos es un destino que puede verse en un solo día completo. Uno de los atractivos de ir allí es su situación geográfica, pues tiene cerca numerosos lugares donde pasar las demás jornadas de esta escapada. Primero, para quienes no se hayan quedado satisfechos de la gran calidad de edificios típicos, de arquitectura gótica y de ambiente medieval, la cercana Pontedeume (el otro bastión de los Andrade y escenario de las guerras irmandiñas) es un destino muy complementario. Quien busque un ambiente urbano puede elegir la cercana ciudad de La Coruña. El ambiente marinero gallego auténtico se puede vivir a menos de una hora en coche hacia el norte en el bello puerto de Cedeira. Otro excelente plan de día es ir hasta Pontedeume y desde allí acceder al importante parque natural de las Fragas do Eume, donde están los monasterios de Caaveiro y Monfero. Quien acuda en verano puede aprovechar las numerosas playas de las rías de Ares y Betanzos para bañarse en sus frías aguas. Nuestra página sobre Dormir y comer en Betanzos facilita la selección de los establecimientos de sabor local.

¿Quieres conocer este sitio?

Existen indicios de asentamientos primitivos en la historia de Betanzos, aunque la existencia de la ciudad no está documentada hasta la época del Imperio Romano, con el nombre de Flavium Brigantium. Poco más se sabe de ella hasta la Edad Media cuando, en 1219, Alfonso IX dispuso el traslado desde su antigua ubicación (San Martiño de Tiobre, conocido como Betanzos O Vello) a su situación actual, sobre el antiguo castro de Untia, donde tenía una mejor defensa de los ataques vikingos que asolaron durante estos siglos toda la costa atlántica gallega. Durante el siglo XIV fue plaza fuerte del linaje de los Andrade temidos señores feudales del norte de Galicia, que provocaron la sublevación de los irmandiños en el siglo XV; guerra civil que tuvo como uno de sus escenarios Betanzos. Ya pacificada, en 1465 el rey Enrique IV le concedió el título de ciudad y, dos años después, le autorizó a celebrar una feria anual.

Betanzos en 1930

En la reorganización territorial de sus reinos, los Reyes Católicos designaron a Betanzos capital de una de las provincias del antiguo Reino de Galicia, lo que propició la época de mayor esplendor de la ciudad. La existencia allí de numerosos linajes nobles hizo que se la denominara “La Ciudad de los Caballeros”. Una serie de incendios y malas cosechas fue empeorando su situación económica; esta empeoraría a partir de 1834, cuando la nueva división administrativa promovida por Javier de Burgos integró a la antigua provincia de Betanzos en la de la Coruña.

Betanzos fue una plaza fuerte medieval, estratégicamente situada en una loma protegida por los ríos Mandeo y Mendo. Algunos la consideran la capital del gótico gallego, pues en ella hay algunas de las iglesias góticas mejor preservadas y de mayor calidad. Hay mucho que ver en Betanzos, pues cuenta con uno de los cascos históricos mejor conservados de Galicia, declarado Conjunto Histórico-Artístico ya en 1970. Betanzos ofrece algunos de los mejores ejemplos de casas góticas, puertas medievales y arquitectura popular; esta se identifica por sus galerías, balconadas de madera o por los hórreos (almacenes aéreos para la cosecha). También es el escenario de varias fiestas de gran interés.

Realizando la visita del caso histórico de sur a norte, en la calle Emilio Romay encontramos ex Convento de Santo Domingo, que alberga el Museo das Mariñas. Se trata de un museo etnológico con excelentes colecciones del traje gallego, de bordados, tapices y encajes; así como piezas arqueológicas y material pedagógico de las escuelas García Naveira; también incluye varios sepulcros medievales. Se construyó entre los siglo XVI y XVIII en mampostería, excepto la capilla mayor que es parcialmente de piedra de sillería. El acceso es un modesto pórtico renacentista, destacando la torre donada por el arzobispo compostelano Monroy en el siglo XVIII. Una de las fachadas del edificio da a la Plaza de los Hermanos García Naviera (los grandes mecenas de la localidad); lugar de celebración del importante mercado de la ciudad. Al otro lado de la explanada se encuentra el edificio neoclásico que la Junta del Reino de Galicia edificó para archivo en tiempos de Carlos III; ahora sala de exposiciones.

Entremos por la calle Castro, enmarcada por casas con balconadas acristaladas, hasta el número 2, donde se encuentra el Museo de la Estampa Contemporánea, en la sede de la Fundación CIEC. Nacido bajo el impulso de los cursos internacionales de arte gráfico que, bajo la dirección del artista Jesús Núñez, cuenta con obra de artistas tan destacados como Pablo Picasso, Salvador Dalí, Joan Miró, Amadeo Gabino o Luis Seoane, entre otros muchos. Son visitas guiadas con cita previa (llamar u oficina de turismo). Por esa misma calle se llega hasta la bella plaza de la Constitución; en la zona alta donde estuvo el castro de Untia que dió lugar a la población. Allí está el bello Ayuntamiento de piedra labrada, en estilo neoclásico. También allí está la iglesia de Santiago, edificada en el siglo XV en estilo gótico por el noble Fernán Pérez de Andrade O Mozo, sobre otra más antigua románica. Se entra por la calle de Lanzón. Tiene planta basilical, tres naves y tres ábsides; en el siglo XVI, se construyó adosada a esta iglesia la Torre del Reloj o Municipal.

Volviendo a la plaza, callejeando hacia el norte por las calles Roldán y Pescadería se llega a la plaza de Fernán Pérez de Andrade “el bueno”, presidida por un cruceiro. Hay allí dos extraordinarias iglesias góticas, ambas declaradas Monumento Nacional. La iglesia de Santa María del Azogue fue edificada entre los siglos XIV y XV en planta basilical con tres naves y cubierta a dos aguas. Su portada principal tiene un arco de medio punto y un rosetón. A pocos metros está la iglesia de San Francisco, considerada el mejor ejemplo de la arquitectura ojival mendicante gallega. Sobre la base de un edificio del siglo XIII, éste edificio fue edificado en 1387 por el conde Fernán Pérez de Andrade “el bueno”; con planta de cruz latina, una sola nave y arcos transversales que sosotienen los arcos de madera del tejado. Éste templo fue empleado como panteón de la familia fundadora de los Andrade, destacando el espectacular sepulcro gótico de Andrade “el bueno”, sostenid

o sobre unas esculturas de un jabalí y un oso.

En el valle que circunda la población se encuentran los emparrados del vino de Betanzos. La producción viene declinando pero aún se pueden catar sus ácidos y afrutados licores en aquellas tabernas que lucen una rama de laurel en la puerta. Para la elaboración y conservación del vino se desarrollaron varias actividades artesanas, como la industria de prensas, tinas, toneles y sellas, cuyas sedes dejaron su huella en el paisaje urbanístico de la ciudad. Otros oficios gremiales que perduraron en el tiempo, y que dan título a algunas de las calles de la ciudad, son la hojalatería o la fabricación de zocas o zuecos. En los alrededores hay también un taller de gaitas del país.

Durante las fiestas de agosto en honor a San Roque hay dos grandes eventos: el Lanzamiento del Globo y las romerías de Os Caneiros. El mayor globo de papel del mundo, con 25 metros de altura, 50 de diámetro y unos 120 kilos de peso, se lanza en la noche de San Roque (16 de agosto) desde la Plaza de los hermanos García Naveira. Luego llegan las dos Jiras de Os Caneiros a través del valle del Mandeo en barcas engalanadas. Se celebran los días 18 y 25 de agosto con un carácter campestre, báquico y gastronómico. El 28 y 29 de septiembre tiene lugar la romería de San Miguel o de los Alborotados, que suele coincidir con la Festa do Mosto. Hay otra fiesta del vino en Betanzos el segundo fin de semana del mes de mayo.

Pero la vida local de la ciudad de As Mariñas continúa el resto del año con diferentes eventos lúdicos o tradicionales. Los días 1 y 16 del mes se hacen las ferias quincenales (instituidas por Sancho IV en el siglo XIII). Las de Santos (1 de noviembre), primero del año y 1 de mayo son las más conocidas y concurridas. Feria conocida a la par que histórica es la Feria Franca Medieval, que se celebra el segundo fin de semana del mes de julio. Supone una vuelta atrás en el tiempo, pues durante esas fechas todo el casco antiguo betanceiro se convierte en una ciudad típicamente medieval en la que aparecen diversos puestos de artesanos, con actividades de la época, así como gran variedad de representaciones teatrales y música de calle.

Iglesia de Santiago

Otras iniciativas culturales de cierto arraigo son la Bienal de las Balconadas que se celebra en los año pares, durante los meses de julio y agosto, y en la que se cuelgan al aire libre hasta 200 lienzos de pintores en las populares solanas, y el concurso de grabados Gráfica en el Liceo, relacionado con los mencionados cursos de la Fundación CIEC.

Imprescindibles

Iglesia de San Francisco
Plaza de los Hermanos García Naviera

Datos prácticos

Coordenadas

43° 17′ 0″ N, 8° 13′ 0″ W

Distancias

A Coruña 23 km, Santiago 66 km, Madrid 581 km

Aparcamiento

Subterráneo en la Plaza de los Hermanos García Naveira

Altitud

36 m

Habitantes

13 445 (2013)

Fiestas patronales en honor a San Roque (14 a 25 de agosto)

Feria franca medieval, ferias quincenales (los días 1 y 16 del mes), Bienal de las Balconadas (julio-agosto), Concurso de grabados Gráfica, Fiesta de la Tortilla

Artesanía Lagoa: sellas (para transporte y almacenamiento de agua), toneles de roble y castaño, jarras, zocas (madreñas), prensas y tinas para el vino, calderos y perolas de cobre para cocer el pulpo etc…

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Comments

  • Pilar 28 July, 2016 at 10:23 pm

    Quería felicitaros expresamente por vuestro post sobre Betanzos. Hicimos una parada cortita y nos encontramos con la oficina de turismo cerrada; siguiendo las indicaciones de vuestro post pudimos hacer la ruta por el centro histórico de forma ágil, sencilla y bien documentada. Felicidades porque a menudo los posts de los sitios de viajes se pierden en “literatura” o recomendaciones vagas. Se agradecen los posts con información precisa y datos útiles. Tenía que decíroslo: buen trabajo y enhorabuena 😉

    Reply
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar