Hervás

Tuvo Judería y tiene motos.

En éste paso natural de la Vía de la Plata, esta antigua plaza fuerte templaria tiene una de las juderías mejor conservadas de España, una interesante gastronomía y artesanía, así como un extraordinario museo de motos y coches de época.

Planifica tu escapada a Hervás.

Hay mucho que ver en Hervas; aunque un día completo puede tiempo suficiente para pasear sosegadamente un pueblo con un ambiente único, en el que las piedras reflejan una historia de ciclos de tolerancia e intolerancia. Al día siguiente se puede ir a ver Granadilla, pueblo de «final de carretera» indicado para el turismo activo náutico y de aves; para después dirigirse al cercano yacimiento romano de Cáparra (mirar horarios). Otra alternativa es ir hacia el norte, a ver la importante localidad de Béjar. Muy cerca de esta última localidad está el Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia; por lo que desde Béjar es posible realizar actividades de turismo activo todo el año. Una tercera opción es realizar el turismo activo en el Parque de la Garganta de los infiernos. Finalmente, es posible marchar hacia el sur, para pasar el día en la imponente ciudad de Plasencia. No es una comarca con abundante infraestructura hotelera y hostelera, aunque es posible comer muy bien a buen precio; para encontrar y reservar ofrecemos dos páginas de reservas: la de Dormir y Comer en Hervás y la que tiene los establecimientos de Béjar.

¿Quieres conocer este sitio?

Se asienta en un lugar de obligado paso en la vertiente sur del puerto de Béjar, por donde transcurre la Vía de la Plata por lo que ha sido un lugar de paso constante desde época prehistórica, conociéndose asentamientos más o menos continuos desde el primer milenio a. de C., a través de los que habrían pasado las más importantes culturas que han poblado la Península Ibérica.
Sin embargo, no es hasta finales del siglo XII cuando aparecen las primeras menciones oficiales acerca del lugar. La corona de Alfonso VIII publicó en ese momento una orden para repoblar la zona tras la Reconquista. La Orden de los Caballeros Templarios asumió la labor y fundó la ermita de San Gervasio, pasando a nombrar el vecino río “Santihervás”. Ese templo fue transformado, tiempo después, en fortaleza de esos caballeros. Algunos de los caballeros destinados a Hervás, y los villanos que les acompañaban como peones, se distinguieron por su valor en batallas como las Navas de Tolosa o la toma del castillo de Baeza, recibiendo el título de “Leal”.
En torno al año 1246, el rey Fernando III entregó Hervás como dote nupcial a la princesa Violante de Aragón cuando ésta se casó con su hijo Alfonso (el futuro Alfonso X el Sabio. Durante un siglo y medio la titularidad del señorío pasa de unos nobles a otros hasta incorporarse al ducado de Béjar.
Uno de los acontecimientos más relevantes para comprender la historia de Hervás es el crecimiento de su población judía desde principios del siglo XV. Procedentes de Béjar, los miembros de ésta comunidad, con apellidos como Cohen, Bellida la Rica y Aben Haxiz, se establecieron en las faldas del castillo, organizando una aljama de gran tamaño e importancia. Entre ellos destacó el rabí Simuel, responsable de la sinagoga de la actual calle Rabilero. Tras la firma del decreto de expulsión de los judíos en 1492, solo unas pocas familias se convirtieron al cristianismo, por lo que el barrio se despobló.

Calle del Vado, una de las diecisiete calles de la Judería, a inicios del s. XX

En el año 1816, bajo el reinado de Fernando VII, el Estado concedió el titulo de Villa Libre a Hervás, siendo luego adscrita a la provincia de Cáceres. Desde ese momento, una incipiente industria textil instalada en el curso del río Ambroz fue generando una relevante actividad empresarial. En 1873, durante la breve y conflictiva I República española, contribuyó a la Revolución Cantonal formando parte del efímero Cantón de Béjar. Su posición geográfica le permitió ser una de las primeras localidades de Extremadura en recibir el ferrocarril y la energía eléctrica, lo que facilitó el desarrollo industrial del último tercio del siglo le permitió aumentando su población, riqueza y nivel cultural, hasta el punto de publicarse allí dos periódicos: El Eco de Hervás y El Ariete. Pujanza que le llevó a asumir la cabecera de la comarca, en detrimento de Granadilla.

Hervás es un lugar influido claramente por el encanto de sus alrededores. La belleza natural en la que se enmarca la villa, dentro de las últimas estribaciones de Gredos y de la sierra de Bejár, acentúa su especial carácter. Al entrar en la localidad, el visitante percibirá que la actividad del pueblo gira en torno a la calle peatonal Braulio Navas y a la plaza de La Corredera. En cualquier caso, la parte más interesante de Hervás comienza en la calle Relator González, que asciende y comunica esta parte con la Plaza, el punto de encuentro entre los antiguos barrios de cristianos y judíos.
La antigua Judería es lo principal que hay que ver en Hervas. Se trata de un entorno realmente sorprendente, ya que su excelente estado de conservación invita al visitante a conocer un ambiente prácticamente congelado en el tiempo. El trazado irregular de sus calles estrechas, en ocasiones sin salida, flanqueadas por acogedoras casas de adobe, piedra y madera, que compone el laberinto de la judería, cae por la ladera que se inclina en dirección al río Ambroz. Gracias también a la tradicional protección de entramados de madera de castaño o tejas, prevista contra viento y lluvia, y a los tradicionales balcones y aleros volados, se conserva prácticamente intacto el encanto de una arquitectura popular en perfecta armonía con el entorno. En la calle de la Amistad Judeo Cristiana nº 15 estaban las casas de la cofradía, en las que había un lagar para elaborar vino kosher. El barrio judío fue declarado Conjunto de Interés Histórico-Artístico en el año 1969.

Vista de la localidad

En la parte alta hay mucho que ver en Hervás, donde se encuentran los cimientos de la fortaleza templaría que protegió la villa durante años, se levanta hoy en día la Iglesia de Santa María de Aguas Vivas, cuya portada es un interesante ejemplo de estilo renacentista (siglo XVI). Otro lugar que merece la atención del visitante es la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, último vestigio del antiguo convento de los trinitarios, fundado en 1554. También en unas antiguas dependencias monacales, la antigua enfermería del monasterio franciscano de la Bien Parada (siglo XVIII), se sitúa el Palacio Municipal, sede del ayuntamiento.

La calle Asensio Neila alberga entre su línea de fachadas el Palacio de los Dávila (siglo XVIII), un edificio de barroco que actualmente acoge el Museo Enrique Pérez Comendador-Leroux, dedicado a este prolífico artista natural de la villa (1900-1981), así como a pinturas de su esposa, Magdalena Leroux (1902-1984).
Al otro lado del río Ambroz, el visitante tiene la oportunidad de conocer una de las mejores colecciones de vehículos clásicos a motor de España, el Museo de la Moto y el Coche Clásico expone más de trescientos modelos, entre los que hay también carruajes de época y coches de los años cincuenta y sesenta.

Camino de Plasencia por la autovía, recomendamos tomar el desvío 455 hacia el pueblo de Guijo de Granadilla; a pocos kilómetros se encuentran las ruinas de Caparra, una antigua ciudad romana. Abren a las 10 y la visita puede durar una hora.

Imprescindibles

Detalle de la Judería
Ruinas de Caparra

Datos prácticos

Coordenadas

40° 16′ 27” N , 5° 51′ 27” W

Distancias

Cáceres 115 km, Salamanca 100 km, Plasencia 43 km, Madrid 290 km

Aparcamiento

Sin dificultad en todo el pueblo

Altitud

674 m

Habitantes

4193 (2013)

San Antón (17 de enero), Semana Santa, Fiestas patronales del Cristo de la Salud (14 al 17 de septiembre)

Los Conversos (mes de julio), Feria de Hervás (14 al 17 de agosto), Vaca o Toro de fuego (en agosto y septiembre)

Destaca el trabajo de la madera, con varias fabricas de muebles, y la cestería

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar