El teatro romano de Medellín es uno de esos vestigios del pasado que aguantan el pasar del tiempo estoicamente. Se encuentra en la provincia de Badajoz y es bastante desconocido, pues el pensar en un teatro romano en Extremadura suele ir asociado al de Mérida. No obstante, este monumento también cuenta con un importante legado histórico y unos restos dignos de visitar.

Ubicado en el pueblo de Medellín, cuna del conquistador Hernán Cortés, en la actualidad se ubica entre una iglesia y un castillo medieval. Por ello, llama la atención la variedad arquitectónica del conjunto creado de la casualidad. Para situar los orígenes del teatro hay que remontarse hasta el imperio romano. Estudios arquitectónicos realizados indican que pudo tener un aforo de hasta 1.700 espectadores, dando cuenta del valor de esta estructura.  

El origen romano de Medellín

Teatro romano de Medellín

Teatro romano de Medellín y la iglesia de Santiago | Shutterstock

Medellín cuenta con un importante patrimonio monumental fruto en parte de la antigua Metellinum romana, ciudad fundada en el 74 d.C. por el cónsul Quintus Caecilius Metellus Pius. Así, la primera denominación de esta ciudad se hace en honor a su fundador, llamándose Metellinum. De esta época datan distintos restos que a día de hoy se pueden ver, demostrando la fortaleza de las estructuras romanas. Por ejemplo, restos de un puente, villas y el teatro, situado en la falda del castillo que aquí se ubica. 

La romanización de este territorio está relacionada con villas romanas alrededor del río Guadiana, que tomaron como centro Medellín. Su relación con otros núcleos urbanos de la época está vinculada con Mérida, pues los que tomaban desde allí la vía que conducía a Toledo se encontraban por las inmediaciones del camino con la población. 

castillo de Medellín y puente

Puente romano reconstruido en 1630, pues el original está bajo las aguas del río Guadiana. Al fondo el castillo de Medellín en lo alto del cerro | Shutterstock

De esta manera, el teatro romano de Medellín se ha usado como punto de localización para determinar dónde se encontraba la prácticamente desaparecida Metellinum romana. Sin embargo, a lo largo de la historia se ha ido descubriendo, poco a poco, el pasado romano de esta población. En la época moderna, fuentes históricas afirmaban que las estructuras que se encontraban entre el castillo y la iglesia de Santiago eran parte de un circo romano

Teatro romano de Medellín

Estatua romana en el teatro Medellín | Shutterstock

Sin embargo, a principios del siglo XX el estudio de estos restos romanos y antiguos muros sacó a la luz la verdad, que en realidad se trataba de un teatro romano. La primera excavación arqueológica sobre los vestigios del monumento se realizó entre 1969 y 1970, durante la cual se desenterró una parte de la planta del mismoNo fue hasta el año 2007 cuando se retoman las excavaciones del teatro romano de Medellín, documentando toda su estructura. Gracias a los trabajos de restauración lleva abierto al público desde julio del 2013. 

Ubicado entre un castillo y una iglesia

teatro romano de Medellin

Teatro romano de Medellín con el castillo en lo alto | Shutterstock

El teatro es el edificio más importante que a día de hoy se conserva de la antigua Metellinum romana. Se encuentra situado en el centro de la ladera sur del cerro del castillo de Medellín, aprovechando el desnivel del terreno para establecer su estructura, de manera que se adapta a su topografía perfectamente. Entre los motivos para establecer un espacio escénico en este espacio, está el de contar con una amplia visión del entorno, lo que acentúa todavía más su grandeza. Sorprende su monumentalidad y su ubicación, no solo por estar asentado en la ladera de un cerro, sino por encontrarse entre una fortaleza y una iglesia. 

Iglesia de Santiago a los pies del teatro romano de Medellín

Iglesia de Santiago a los pies del teatro romano | Shutterstock

Esta ubicación a los pies de un castillo medieval y detrás de una iglesia del siglo XIII conforma una estampa en la que destacan las diferentes formas propias de las distintas épocas y estilos. La ubicación de estas tres estructuras ha sido totalmente arbitraria, fruto del paso del tiempo y el uso del terreno. 

Sobre el teatro se encuentra el castillo de Medellín, una fortaleza medieval declarada Monumento Histórico-Artístico. Está localizado en lo alto de un cerro justo en la margen izquierda del río Guadiana. Algunos escritos de historiadores musulmanes ya hacían referencia al castillo en los siglos X y XII. Del cuerpo principal de esta espectacular fortaleza hay que hacer hincapié en las dos altas torres que la dominan. Se comunican entre sí y entre las plantas de cada atalaya mediante escaleras y conductos, facilitando las capacidades defensivas del castillo. 

Castillo de Medellín y la iglesia de Santiago

Castillo de Medellín y la iglesia de Santiago | Shutterstock

Por otra parte, a los pies del teatro está la iglesia de Santiago, que se construyó sobre las ruinas de un templo romano a finales del siglo XIII, aunque posteriormente se hicieron reformas en el XV y en el XVII. Su estructura se relaciona con un edificio protogótico que coge de modelo las estructuras construidas en Mérida y Plasencia. El templo llegó a alcanzar gran fama convirtiéndose en iglesia archipresbiterial. En la actualidad es el Centro de Interpretación del teatro romano de Medellín.



Todo lo que ver en el teatro romano de Medellín

Gradas del teatro romano de Medellín

Gradas del teatro romano de Medellín | Shutterstock

Gracias a todos los trabajos arqueológicos que se han desarrollado en el recinto desde el 2007 se han conseguido rescatar en buen estado distintos elementos del escenario y graderío del teatro romano de Medellín. También ha llegado hasta la actualidad la decoración pictórica, marmórea y escultórica de algunas zonas, así como piezas de la columnatio situada en el frente escénico. De las gradas originales se mantienen 800 sillares. 

Estatua romana en el teatro Medellín

Estatua romana en el teatro Medellín | Shutterstock

Pese a que el estado del graderío está increíblemente bien conservado, no se puede decir lo mismo del muro perimetral exterior, puesto que ha desaparecido buena parte de su sección. Además hay roturas donde antes se disponían las puertas de acceso al teatro. Además, la fuerte pendiente de la ladera en la que se ubica ha provocado que las aguas de lluvia erosionen los muros. 

Teatro romano de Medellín

Estatua romana en el teatro. Sobre ésta puede verse el castillo | Shutterstock

Una de las cosas que más llama la atención es que, en la mayoría de las columnas, se ha conseguido recuperar el estuco que las recubre como detalle decorativo. Puede parecer algo sin importancia, pero es un hallazgo muy relevante, ya que el estuco es un material muy endeble y las piezas han estado enterradas durante 16 siglos. Por lo tanto, en la actualidad se pueden ver la decoración de los capiteles jónicos y fustes realizados en granito. También se descubrieron dos estatuas femeninas y una esfinge, ambas hechas en mármol. En el teatro se han hallado también restos enlosados de una calzada y la cloaca bajo la misma. El escenario tuvo que ser reconstruido.

El teatro romano de Medellín en la actualidad

Tal es la importancia de este teatro que lleva siete años siendo una extensión del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Unos cuantos días al año el teatro romano de Medellín vuelve a adquirir su función original de escenario teatral y expone obras grecolatinas para que el público pueda asistir y disfrutarlas.