Zalamea de la Serena

Cuna del alcalde más digno y de la gramática española.

Zalamea de la Serena es mundialmente famosa por ser escenario de una obra de teatro de Calderón de la Barca y por escribir allí Nebrija la primera gramática castellana; merece visitarse por su importante yacimiento arqueológico de época tartésica y muchos otros monumentos de distintas épocas.

Planifica tu escapada a Zalamea de la Serena.

Lo que tenemos que ver en Zalamea de la Serena (caso histórico, cueva y yacimiento) nos puede ocupar hasta un día completo. Entre las excursiones posibles la más cercana es ir a hacer senderismo y ver aves en la Sierra Grande de Hornachos. Otra opción es subir hacia el nordeste a hacer actividades de turismo activo en las bellas dehesas y en el Embalse de Orellana y la Sierra de Pela. Los amantes de la historia deberían de dirigirse al norte para pasar medio día visitando Medellín. Para conocer la gastronomía de la comarca y poder reservar, sugerimos la página Comer y Dormir en Zalamea de la Serena y alrededores.

¿Quieres conocer este sitio?

Al menos desde el siglo VI a. de C. el pueblo de los Tartessos tuvo una importante población a tres kilómetros de la actual villa, en lo que actualmente se conoce como Yacimiento de Cancho Roano. Según el historiador Tito Livio, los romanos fundaron su ciudad en ese lugar hacia el año 300 a. de C., a la que dieron el nombre de Iulipa y la dotaron de numerosos edificios de excelente calidad, lo que demuestra la riqueza de sus habitantes. La localidad fue ocupada por los visigodos en el siglo V, que construyeron un castillo.

Los moros también la ocuparon, dándole el nombre de Miknasa Al Asnam, que quiere decir “la de las columnas” en referencia a las que había en los numerosos edificios y casas nobles de la época romana.

El rey Fernando el Santo encargó a la Orden de caballería de Alcántara que la reconquistase. En 1236 el Gran Maestre Pedro Yáñez consiguió ocupar la zona, que sería administrada por la Orden en los siglos siguientes.

Actores en una representación del Alcalde de Zalamea, en 1909

En 1494 el rey Fernando el Católico adquirió la titularidad del maestrazgo de la Orden de Alcántara; para ello debió de conseguir previamente la renuncia del Gran Maestre Juan de Zúñiga al que se compensó con el dominio de la comarca de La Serena. En 1496 Zúñiga construyó adosado al castillo un palacio, que se convertiría en la primera “Corte literaria” de Castilla, pues allí atrajo al escritor Elio Antonio de Nebrija, al astrólogo Abraham Zacuto y al poeta Hernán Núñez, entre otros. Se dieron lecciones, redactaron códices y celebraron toda clase de veladas culturales hasta 1502 en que Zúñiga fue nombrado Arzobispo de Sevilla. En ese periodo Nebrija redactó la primera gramática de la lengua castellana.

En mayo de 1580 un contingente de tropas del Duque de Alba, que se dirigían a invadir Portugal, se paró a descansar unos días en Zalamea. Las actuaciones galantes de algunos soldados y la aplicación de la justicia por parte del alcalde Pedro Crespo inspiraron al dramaturgo Calderón de la Barca, que en 1636 escribió la obra El Alcalde de Zalamea. Sus vecinos participan en una representación anual de la obra.

Hay mucho que ver en Zalamea de la Serena, permitiendo disfrutar de su espectacular pasado romano, medieval y moderno. En la céntrica Plaza de la Constitución está un monumento conmemorativo llamado el Dístylo y fechado en el año 102 de nuestra era. Tiene un carácter funerario y estuvo instalado fuera del recinto amurallado de la antigua Iulipa, si bien procede del remoto Delfos (Grecia) y desde ahí consta que fue trasladado a Siria, estando vinculado en su largo periplo a grandes personajes como Alejandro El magno y el emperador Trajano. Curiosamente, hasta 1961 fue empleado como campanario de la iglesia parroquial. Ejecutado enteramente en granito, conserva aún el pódium, el basamento y el entablamento. Alcanza una altura de 23,23 metros y fue declarado Monumento Nacional ya en 1931.

En la misma plaza que el Dístylo está la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de los Milagros, muy reformada en los siglos XV y XVII. Por ello tiene un aspecto ecléctico, en el que se mezclan sus portadas bajomedievales, con su puerta románica que conduce al campanario – coronada por el escudo de los Zúñiga -. En su interior hay elementos góticos como la escalera y el púlpito de la sacristía.

En el patio de una vivienda de la actual calle Prisca, actualmente empleada como pajar, hay una Cisterna Romana conformada por cuatro estancias dispuestas en línea.

El Castillo de Arribalavilla se encuentra en un lugar no demasiado elevado y responde a las características propias del siglo XV. Tiene cuatro torres angulares: la del HomenajeOscuraLa Higuera y Mocha.

También interesan las ruinas del Palacio de Don Juan de Zúñiga (finales del S. XV), adosado a la fortaleza. Por el pasaron algunas de las personalidades más importantes de la cultura española. En el aposento situado a mayor altura del palacio, Juan de Zúñiga hizo que le pintasen el cielo, con sus planetas, astros y hasta los signos del Zodíaco, todo ello por influencia del célebre astrólogo Abasurto. Entre 1485 y 1502 vivió allí temporadas Antonio de Nebrija, escribiendo la primera gramática castellana y un pionero diccionario.

Distylo o Torre de Trajano

Llama la atención por su sencillez la Casa de Pedro Crespo (SS. XV-XVI), un labrador acomodado. Su breve fachada presenta un hermoso arco escarzano y muchos rasgos aún góticos (pomas en la escalera de acceso al “doblao”, hornacinas, molduras), incluso conserva el suelo de granito. Además, se conserva la viga del techo de la que fue ahorcado el Capitán Álvaro de Ataide en 1580. Será la futura sede del Museo El Alcalde de Zalamea.

Otra construcción relevante se encuentra en la Plaza del Santo Cristo y es la Real Capilla del Santísimo Cristo de la Quinta Angustia (S. XVII). Se trata de una obra adscrita al estilo herreriano trazada en forma de cruz latina de una sola nave coronada por una bella cúpula de casetones. Edificada en 1607, incluía también un hospital y destaca por la azulejería exhibida en el presbiterio y en la Sacristía. En la zona del altar los azulejos explican la Pasión del Señor; mientras, en la Sacristía se relata el Génesis.

Otras fundaciones eclesiásticas de interés son los Conventos de San Francisco (1584) y de lasMonjas de la Concepción (1606) y de la Trinidad (1665).

La Casa de los Caños era el solar de la mujer del conquistador de Chile Pedro de Valdivia. También tenían residencia habitual numerosos linajes como los Dávila, Arce o los Zúñiga. Antonio de Nebrija tuvo casa en el barrio de Arribalavilla, muy cerca del castillo.

A tres kilómetros de Zalamea se puede visitar el Yacimiento de Cancho Roano sobre la cultura de Tartessos. Situado en la carretera de Quintana de la Serena y asentado en una llanura rodeada de dehesas, estuvo ocupado en los siglos V y VI a.de C. debido a la explotación de las riquezas mineras próximas. Hay tres construcciones superpuestas. Muy probablemente se practicaría la prostitución sagrada en uno de sus santuarios, algo habitual en construcciones similares de Chipre, Sicilia o Siria. Desconocemos cuál sería la divinidad titular de Cancho, pero es claro que se hacían numerosas ofrendas muchas de ellas vinculadas con la comida.

Al oeste (a 3 km) de este importante lugar arqueológico está la Cueva del Valle, un abrigo artificial del que han salido numerosas muestras de cerámica contemporáneas de las del Cancho.

Por último, se confirma nuevamente la ocupación temprana de la zona en el Cerro del Tesoro donde está el túmulo protohistórico de La Serena, un recinto-torre luego aprovechado por los romanos.

Imprescindibles

Castillo de Arribalavilla
Iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Milagros

Datos prácticos

Coordenadas

38º 38’ 59” N, 5º 39’ 25” W

Distancias

Badajoz 155 km, Mérida 95 km, Madrid 363 km

Aparcamiento

Existen zonas habilitadas de aparcamiento en las zonas de salida de la localidad

Altitud

483 m

Habitantes

3853 (2013)

Semana Santa, Romería de San Isidro (fin de semana más próximo al 15 de mayo), Corpus Christi, San Antonio de Padua (13 de junio), Feria de la Cruz de Septiembre (del 13 al 19 de septiembre)

Feria Chica o de la Cruz de Mayo (1, 2 y 3 de mayo), Romería de San Cristóbal (segundo domingo de julio), Teatro El Alcalde de Zalamea (tercer fin de semana de agosto)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar