Olivenza

El pueblo que reivindica Portugal.

Éste pueblo originalmente castellano situado a la derecha del río Guadiana fue cedido a los portugueses, que edificaron buena parte de su excelente patrimonio monumental. Pertenece a España desde hace dos siglos aunque su soberanía sigue siendo reclamada por Portugal.

Planifica tu escapada a Olivenza.

El paseo por las fortificaciones y demás lugares que seleccionamos en nuestro apartado Qué ver en Olivenza nos puede ocupar medio día. El resto puede invertirse viajando hacia el Este para visitar Almendralejo. Subiendo por la Ex-107 en muy poco tiempo se llega a Badajoz, interesante lugar para un día de visitas. Otro plan para el día entero es continuar desde Almendralejo por la carretera Ex-105 hasta la villa medieval de Alange, donde se puede disfrutar de las termas romanas y de su enorme embalse (un buen sitio para realizar actividades de turismo activo como navegar y bañarse). Quienes no conozcan Mérida, debería visitar esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad durante una jornada completa. Para conocer los platos típicos y encontrar un lugar en el que reservar habitación, ofrecemos nuestra página Dormir y Comer en Olivenza.

¿Quieres conocer este sitio?

Perteneció al próspero reino taifa de Batalyaus (Badajoz) hasta el 1170, en que fue conquistada por el rey Afonso Henriques de Portugal. En el año 1189 lo recuperan los musulmanes. En 1228 el rey Alfonso IX de León lo reconquista entrega a la Orden del Temple para su defensa frente a los musulmanes. Los templarios crearon una encomienda y levantaron la iglesia de Santa María.

En 1267, por la Convención de Badajoz, el rey Alfonso X delimitó la frontera con Portugal en los cauces de los ríos Caía y Guadiana. A raíz de esto, Olivenza y su territorio fueron entregados al obispado y el concejo de Badajoz.

En 1295, por la Convención de Ciudad Rodrigo, el rey Dinis de Portugal consigue aprovechar la debilidad de Castilla para recuperar tierras de la orilla del Guadiana que habían sido portuguesas; dos años después, por el Tratado de Alcañices, Olivenza queda legalmente anexionada a Portugal. Al año siguiente el rey portugués le concede una carta foral, la amuralla y la repuebla con portugueses.

Durante la guerra civil portuguesa de 1383, el alcaide de Olivenza se inclina por la legitimidad de Juan I de Castilla como rey de Portugal. Aunque la plaza volvería a ser conquistada por el nuevo rey portugués Juan de Avis que la mantiene hasta 1390 (cinco años después de la derrota castellana en la batalla de Aljubarrota).

En 1510, para comunicar directamente Elvas y Olivenza, el rey Manuel I construye el puente fortificado de Nossa Senhora da Ajuda (Nuestra Señora de la Ayuda) sobre el río Guadiana.

En 1580 se realiza la Unión Ibérica de los reinos portugués y castellano, bajo Felipe II de España (y primero de Portugal). Pero el 1 de diciembre de 1640 se produjo el levantamiento que propició la Guerra de la restauración de la independencia de Portugal. Cinco años después el Marqués de Leganés asedió Olivenza sin éxito. En 1657 otro ejército español volvió a atacar Olivenza, y, tras derrotar a un ejército de socorro, tomó la plaza. Ésta sería devuelta a los portugueses en 1668, como consecuencia del Tratado de paz de Lisboa.

Durante la Guerra de Sucesión Española los portugueses apoyaron al archiduque Carlos de Austria, lo que provocó que el ejército borbónico destruyera la fortificación del puente de Nuestra Señora de la Ayuda.

Antiguo Ayuntamiento en la Plaza de la Constitución

En mayo de 1801 se desarrolla la Guerra de las Naranjas, en la que los españoles ocupan una docena de pueblos portugueses; entre ellos Olivenza, cuyo gobernador prohibió que se disparara contra los españoles. Por el Tratado de Badajoz se devolvieron todas las localidades menos Olivenza y Vila Real, quedando de nuevo fijada la frontera en el río Guadiana.

En abril de 1811, durante la Guerra de la Independencia española los portugueses expulsan a los franceses de Olivenza. Pero el mariscal inglés Bereford, comandante del Ejército portugués, les ordena entregarla a los españoles. En los años siguientes se celebraron varias negociaciones sobre la devolución a Portugal de Olivenza.

En 1858 la reina Isabel II le concedió el título de ciudad.

La disputa acerca de la titularidad de Olivenza continuó en las décadas siguientes. En 1936, durante la Guerra Civil, militares portugueses planearon tomarla por la fuerza; pero su Gobierno se lo prohibió. En esos años algunos oliventinos partidarios de la anexión a Portugal desaparecieron misteriosamente.

En 1958 se funda el “Grupo dos Amigos de Olivença” para reivindicar su recuperación. En 1981 éste grupo es liderado por el almirante Pinheiro de Azevedo, causando una importante tensión por una visita reivindicativa. En 1990 se constituye el comité “Olivença Portuguesa”. Actualmente el Gobierno de Portugal no reconoce que Olivenza sea parte de España.

Sus murallas incluyeron hasta un total de 14 torres. Hacia el año 1334 se inició la construcción del Alcázar o Castillo de Olivenza, que conserva integras sus gruesas murallas sin almenas, así como su foso inundable (poco habitual). En su interior, y en la llamada Panadería del Rey (s. XVIII), se encuentra el Museo Etnográfico González Santana, con una espectacular recreación de la vida en la comarca de Olivenza. En el año 1488 se alzó la Torre del Homenaje, con aproximadamente 37 metros de altura y 18 metros de lado. Se puede subir recorriendo 17 rampas para disfrutar de una vista panorámica del entorno de Olivenza. El visitante debe saber que el recinto amurallado conserva en la actualidad dos puertas en estado casi original, la puerta de Alconchel y la puerta de los Ángeles, ambas enmarcadas por dos torreones circulares, y restos más difusos de otras dos: la del Duque de Cadaval y la de San Sebastián. En Olivenza gran parte de las defensas antiguas han sido asimiladas por casas o absorbidas por otros edificios.

En los alrededores del alcázar se encuentra la Iglesia de Santa María del Castillo. Su estructura se halla sostenida por unas enormes columnas jónicas, cuyo entorno está teñido por una curiosa una luz ambarina. En su capilla del Evangelio es posible admirar un singular retablo en madera tallada y policromada, que representa un árbol, de tronco imponente y con seis ramas sobre las que aparecen los doce reyes de la casa del rey David, con 15 metros de altura, bajo cuyas raíces descansa Jessé, el padre de David.

Otro punto interesante que ver en Olivenza es la Iglesia de la Magdalena, del siglo XVI. Observar el curioso juego que hace la luz hacia el mediodía con las vidrieras multicolor y las columnas entorchadas. El bellísimo templo de estilo manuelino está decorado con falsas almenas, pináculos y gárgolas.

Torre del homenaje

La Iglesia de la Hermandad de la Misericordia es del siglo XVI. La capilla, de una sola nave y recubierta en su interior por azulejos barrocos de estilo portugués; no concluyéndose sus obras hasta 1732.

El Convento de Clarisas o San Juan de Dios fue construido entre 1556 y 1631. Con motivo de la Guerra de Restauración (1640-1668) entre España y Portugal, las monjas abandonaron el monasterio, que fue transformado entonces en hospital militar y atendido por los Hermanos de San Juan de Dios hasta 1801. Desde principios del siglo XIX, el edificio estuvo ocupado por los carabineros primero, y la Guardia Civil después. Actualmente ha sido reconvertido en centro cultural y escuela de Teatro y Danza.

En Olivenza existen fortificaciones abaluartas como el Polvorín de Santa Bárbara, los cuerpos de guardia de las puertas, y los cuarteles. A lo largo del siglo XVIII, los ingenieros portugueses introdujeron reformas y mejoras, y añaden detalles a la ornamentación, como puertas con mármoles almohadillados. A finales de siglo se percibe el progresivo abandono de estos recintos, lo cual pudo propiciar la rendición incondicional de 1801 frente a los españoles. Las fortificaciones abaluartas sufrieron graves daños al conquistarse en 1811, por lo que murallas y fosos fueron enajenados en subasta pública en 1869.

Otros lugares de interés son la Iglesia de Valdecebadar (de la que se conservan las ruinas y la planta original gracias a la intervención arqueológica del Instituto Arqueológico alemán), y el Puente de Nuestra Señora de la Ajuda. Esta vía de comunicación tiene un aspecto colosal gracias a sus 390 metros de longitud. Fue construido en el siglo XVI sobre el río Guadiana, siendo seriamente dañada en 1709, durante la Guerra de Sucesión española. Actualmente los vecinos utilizan sus ruinas fronterizas como paseo, mirador y merendero.

Imprescindibles

Puente fortificado de Nossa Senhora da Ajuda
Puerta del Calvario

Datos prácticos

Coordenadas

38° 41′ 8” N, 7° 5′ 58” W

Distancias

Badajoz 27 km, Madrid 430 km

Aparcamiento

Sin problemas en toda la localidad

Altitud

267 m

Habitantes

12 043 (2013)

Fiestas de Santa María (12 al 15 de agosto), Santa Lucía (22 de diciembre)

O Entrudu o Carnaval (febrero), Apertura de la temporada taurina y Feria taurina (marzo), La Maya o fiesta de la Primavera (mayo), Muñecas de San Juan (23 de junio)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar