Alange

Termas romanas a la orilla del gran embalse.

Alange es una pequeña localidad de la provincia de Badajoz que cuenta con una dilatada historia y un conjunto patrimonial marcado por la presencia de sus termas romanas, consideradas entre las mejores conservadas de toda Europa.

Planifica tu escapada a Alange.

Nos hay muchos monumentos que ver en Alange, una villa pequeña en la que la subida al cerro del castillo es una excursión para la que hay que disponer del equipo adecuado. Conviene llevar bañador y toalla para disfrutar de las aguas de su embalse y de las excelentes aguas balnearias; los amantes del turismo activo tienen varias oportunidades, especialmente de piragüismo, vela y otros deportes náuticos. En un día adicional pueden seguir haciendo turismo activo si toman la autovía de Mérida y continúan hacia el norte para ver la dehesa del Parque natural de Cornalvo; conviene apartar un par de horas para acercarse hasta Montanchez, célebre por su jamón con DO. La visita a Mérida es casi inexcusable para quien no la conozca. Una excursión de medio día es bordear la bella carretera alrededor del embalse y visitar la interesante Almendralejo. Finalmente, un tercer plan de día es visitar la cercana —y todavía bastante desconocida— Badajoz. En nuestra página Dormir y Comer en Alange se encuentra toda la información para disfrutar al máximo de la gastronomía local, así como una lista de establecimientos de los alrededores.

¿Quieres conocer este sitio?

Existen evidencias arqueológicas que demuestran una primera habitación de las tierras de la actual Alange durante el Paleolítico Inferior. Así mismo, se da un continuo y discreto poblamiento que deriva en la aparición durante la Edad del Bronce de un primer núcleo estable fortificado.

Es en época romana cuando comienza a sacarse partido de las aguas medicinales de la zona. Gracias a un ara votiva donada por el patricio Licinio Sereniano en agradecimiento a la sanación de su hija, se sabe que en el siglo III ya existía un pequeño complejo termal que debía de ser muy popular entre las gentes de Emerita Augusta. Posteriormente, bajo dominio musulmán, las termas continúan usándose con frecuencia adaptándose a ellas el nombre de la localidad, que pasará entonces a conocerse como Al-Anghe, “Agua de Alá”.

Durante el siglo IX se construye el castillo musulmán sobre los restos de una antigua fortaleza romana mientras Alange comienza a adquirir cierta relevancia en la zona. En 1230 tiene lugar la batalla de Alange cuando las huestes del caudillo musulmán Ibd Hun al-Mutawakkil se enfrentan a las tropas leonesas de Alfonso IX en su camino hacia el auxilio de Mérida, cercada por los cristianos. La fulminante victoria de los leoneses favoreció en cierto modo la reconquista de la zona al acelerar la caída de Mérida y abrir así camino hacia la toma de otras plazas meridionales. Pocos años después, Fernando III convida a la Orden de Santiago la toma del castillo de Alange quedando así el lugar convertido en una encomienda de la que dependerán varias plazas de menor tamaño situadas en los alrededores. En 1555, y debido tanto a su mal estado de conservación como a la ausencia de conflictos que requiriesen la presencia de una fortaleza, la orden decide abandonar el castillo y alojarse en la Casa de la Encomienda, construida en ese mismo año.

Imagen antigua de la localidad

El papel de Alange crece de nuevo cuando, en 1566, Fernando II le concede el Privilegio de Jurisdicción en Primera Instancia y las aldeas de Zarza y Villagonzalo pasan a depender jurisdiccionalmente de ella. Esta posición de dominio dura poco, pues en 1588, ambas aldeas adquieren privilegios similares a los de Alange y se independizan de ella. Comienza entonces un largo periodo de anonimato histórico para la localidad que dura hasta finales del siglo XVIII, cuando se producen las primeras obras de recuperación de las abandonadas termas romanas.

Desde entonces, la historia de esta pequeña localidad pacense ha estado vinculada al crecimiento y la fama de su recuperada estación termal. Tras su puesta en valor durante los últimos años del siglo XVIII, las obras continúan en el siglo XIX coincidiendo con la gran época de apogeo de los balnearios europeos. En 1930, el conjunto termal es declarado como Monumento Nacional. Mientras, los años sucesivos siguen viendo cómo la fama del lugar crece y termina por consolidar a Alange como uno de los principales puntos de turismo termal en toda la geografía española. En 1985, el balneario de Alange es declarado como Bien de Interés Cultural. En 1993 es incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la U.N.E.S.C.O. como parte del Conjunto Arqueológico de Mérida, aunque curiosamente ni el propio municipio ni la gerencia del balneario fueron conscientes de dicho honor hasta 2012, cuando desde el ayuntamiento de Mérida se ratifica la declaración de las termas y la información llega hasta las autoridades de Alange mediante un mensaje en una red social.

En la actualidad, Alange continúa siendo un importante centro de turismo termal.

Alange es una pequeña localidad pacense emplazada a orillas del embalse que lleva su nombre, cerca de las estribaciones de la sierra de Peñas Blancas. Las calles de su casco urbano son pronunciadas, salvando así la pendiente de la ladera. En ellas es posible contemplar múltiples ejemplos de arquitectura tradicional como las “calzadas”, elevaciones que algunas casas presentan en su entrada para sortear el desnivel del suelo alangeño.

De sus primeros signos de habitación, la localidad conserva algunos yacimientos arqueológicos, pero la mayoría fueron cubiertos por las aguas del embalse. En la actualidad, muchas de las piezas descubiertas en ellos pueden verse en el Museo Arqueológico Provincial de Badajoz.

Las termas romanas, incluidas dentro del complejo del Balneario de Alange, son su mayor recurso patrimonial. Sin conocerse a ciencia cierta la fecha de su origen, se sabe de su existencia en el siglo III gracias a un ara votiva en mármol que puede contemplarse en uno de los patios del complejo. Este complejo primitivo está formado por una edificación de planta rectangular que contiene dos cámaras circulares, una para hombres y otra para mujeres. Cada una de estas cámaras está cubierta por una bóveda semiesférica y contiene una piscina circular en el centro. El acceso a ellas se llevaba a cabo desde una escalera de piedra. En la actualidad, las termas romanas están perfectamente integradas en la estructura del moderno balneario de Alange, siendo consideradas como unas de las mejor conservadas de toda Europa. Además de ser declaradas Monumento Nacional en 1930 y Bien de Interés Cultural en 1985, en el año 1993 pasaron a formar parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la U.N.E.S.C.O. como integrantes del conjunto patrimonial emeritense.

Balneario de Alange

En el centro de la localidad se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de los Milagros, un edificio de estilo gótico mudéjar erigido entre 1508 y 1550. Se trata de un edificio en mampostería y ladrillo que cuenta con una nave central dividida en tres tramos. De sus tres puntos de acceso originales solamente se conservan dos, ya que el tercero fue cegado por la construcción de una vivienda particular. De las dos puertas que quedan visibles, destaca la del Perdón, todo un buen ejemplo de arquitectura mudéjar extremeña. En un lateral de la iglesia se alza la torre, construida en 1556; de planta cuadrada y ordenada en cinco cuerpos cuya máxima altura se corresponde con el campanario, destaca en ella una escalera de caracol que sobresale del muro en alguno de sus tramos. En el interior, puede observarse el retablo de la capilla mayor, obra de la primera mitad del siglo XVIII.

Otro elemento interesante del patrimonio alangeño es el castillo de la Culebra, llamado así por estar emplazado en la cima del cerro del mismo nombre. Dada la ausencia de mayores cotas de nivel en las inmediaciones, desde sus 480 metros de altura se obtienen unas excelentes panorámicas tanto de Alange como de todo su entorno directo. La primera referencia del castillo data de 850, aunque probablemente su origen fuese anterior. Actualmente se conservan restos de época cristiana como la torre del homenaje, claramente visible en lo alto del cerro, y la llamada Puerta del Sol, arco de acceso principal a la edificación. En 1550 el castillo fue abandonado y la encomienda construyó en el pueblo la Casa de la Encomienda, de cuya estructura original todavía queda un patio, restos de columnas y capiteles y un escudo de armas. Actualmente este edificio es de propiedad privada, por lo que su acceso no está permitido.

Hay indicios de la existencia de la ermita de San Bartolomé en 1490, y es posible que este pequeño edificio fuese erigido sobre los restos de una antigua basílica visigótica. Su estructura está ordenada a través de una sola nave y su cabecera está coronada por una cúpula semiesférica que deja pasar la luz al interior a través de un pequeño ojo de buey. En el extremo contrario, se alza una espadaña con dos vanos que alojan campanas y otro superior que sirve de pie para una cruz. La ermita de San Gregorio es otro edificio a tener en cuenta. Su construcción data de finales del siglo XVII y su estructura es similar a la anterior: de planta alargada y con una cúpula semicircular en uno de sus extremos. En la actualidad es propiedad municipal y acoge la sede del Museo Etnográfico de Alange.

Datos prácticos

Coordenadas

38° 47′ 9.01″ N, 6° 14′ 44.12″ W

Distancias

Mérida 28 km, Badajoz 85 km, Cáceres 103 km, Madrid 353 km

Aparcamiento

Sin problemas en la localidad

Altitud

323 m

Habitantes

1.946 (2014)

La Candelaria y San Blas (2 y 3 de febrero), San José (19 de marzo), Santa María (15 de agosto), La Milagrosa (11, 12 y 13 de septiembre)

Cabalgata de Reyes (5 de enero), Procesiones de Semana Santa, Exaltación de la Cruz (3 de mayo), Romería de San Isidro (15 de mayo),

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar