Gandia – Gandía

Cuna del siglo de oro de la literatura valenciana

La monumental ciudad ducal de la saga Borgia es uno de los destinos de turismo de playa más conocidos de la comunidad valenciana. Entre los siglos XIV y XV se convirtió en una rica y refinada población en la que nacieron los tres escritores que conforman el siglo de oro de la literatura valenciana. Se trata de un destino de viaje de primer orden con numerosos planes cercanos.

Planifica tu escapada a Gandía

Hay mucho que ver en Gandia más allá de bañarse y tomar el sol en sus cuidadas playas: el famoso Palacio Ducal de los Borjas, la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción, el Ayuntamiento, el Monasterio de Santa Clara; además de sus museos y otros muchos lugares que detallamos en una especialmente extensa sección de Que ver en Gandia. Para quienes deseen conocer alguno de los pueblos típicos del interior, pueden optar por hacer excursiones para descubrir Xátiva —la Ciudad de las mil fuentes— u Ontinyent. En dirección sur por la autopista es muy recomendable parar en el singular parque natural del Marjal de Pego Oliva; se puede luego continuar para visitar la interesante Denia. Hay toda clase de restaurantes, alojamientos así como muchos locales de ocio nocturno que encontrarás en nuestra página Dormir y Comer en Gandía.

¿Quieres conocer este sitio?

Ya en el Paleolítico -hace 29.000 años- se asientan pobladores en la cercana Cueva del Parpalló, donde aparecen representaciones pintadas y raspadas de figuras, y en la Cueva de las Maravillas cuyos hallazgos pueden verse en el Museo de Prehistoria de Valencia; ambas grutas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Hacia el siglo IV a. de C., el Cerro del Castillo debió de estar poblado por íberos, y posteriormente por romanos, pues se han encontrado vestigios de ambos pueblos.

El rey Jaime I la conquistó en 1252, otorgando el Señorío a su hijo, el infante Pedro, en 1323. Después de pasar por las manos de miembros de la realeza y algunos nobles de la más alta alcurnia, que la convierten en una importante Corte, con sus escritores y artistas, se edifican el palacio ducal, monasterios y la colegiata. El ascenso del prestigio del lugar se reafirma en 1399 cuando el rey Martín I de Aragón crea el Ducado de Gandía. Después de alguna transmisión más y un duro pleito, en 1461, el ducado vuelve a ser propiedad de la Corona de Aragón. Allí nacieron y escribieron célebres personajes como Ausiàs March, Joanot Martorell (autor del célebre Tirant Lo Blanc) y Joan Roís de Corella, los grandes de la Literatura del Siglo de Oro valenciano.

En 1485 los Reyes Católicos le venden al cardenal Rodrigo Borja -futuro Papa Alejandro VI- el ducado de Gandía para su hijo ilegítimo Pedro Luís de Borja. Esa merced daría enormes réditos a la Monarquía Hispánica, que se vería extraordinariamente beneficiada por el padre del duque durante su papado. A partir de ese momento la historia de Gandía estará unida a la internacionalmente conocida saga de los Borgia, que tantos escándalos y entretenidas desventuras procuraron al sur de Europa durante los siglos XV y XVI. El arraigo de los Borja en Gandía promovió construcciones y el comercio, aumentanddo la población. Como contrapunto a una familia tan escandalosa, en 1510, nace en Gandía Francisco de Borja, IV duque de Gandía y patrón de la ciudad.

Vista panorámica de Gandía (Col. García Garrabella)

A finales del siglo XVII comenzó un periodo de decadencia. El duque de Gandía – como la mayor parte de la aristocracia y el alto clero- era botifler (partidario de los Borbones, del nuevo rey Felipe V) pero la mayor parte de la población local era maulet (partidaria del archiduque Carlos de Austria). Por lo tanto, cuando en 1704 se acercó el ejército austricista que había desembarcado en Altea, el duque debió de huir y el pueblo les abrió las puertas. Una elección de bando que motivó el asalto del ejército borbónico en 1707.

En el siglo XIX la ciudad recuperó su economía gracias al cultivo de la naranja, a la inauguración de su puerto en 1886 y al ferrocarril Alcoy-Carcagente. El Grao sigue siendo hoy el primer puerto exportador de naranjas del país.

Comenzamos la visita en el interior, en el casco viejo de la población, frente al monumento más emblemático de la localidad: el Palacio Ducal de los Borja o Palacio San Duc (gótico del siglo XV, reformado en el siglo XVI y en 1890). Además de su valor arquitectónico su importancia radica en que allí nació San Francisco de Borja. Destacamos los salones de estilo barroco destinados a grandes celebraciones; en ellos se puede encontrar cerámica de Manises del siglo XVIII que representa a los Cuatro Elementos. Cuenta con dos patios y dos portadas decoradas en estilo gótico y renacentista respectivamente. El edificio estaba adosado a la muralla que rodeaba antes la ciudad. Hoy es también sede de la Universidad Internacional de Gandía y del Centro de Interpretación denominado Espacio de las Emociones, sobre el esplendor de Gandía en el siglo XV.

En el Paseo de las Germanías está la Casa de Cultura Marqués de González y Quirós, una familia burguesa del siglo XIX que habitó ese palacio fortificado.

En dirección opuesta al puerto, el barrio del Raval se distingue por sus calles estrechas y la Iglesia de Sant Josep construida sobre la mezquita musulmana.

En la calle de San Martín de Porres hay que ver en Gandía el Museo Fallero, que representa los típicos pasacalles, mascletàs y cremàs que caracterizan a la Comunidad Valenciana; también muestra la artesanía del bordado en seda y la fabricación de ninots.

Otro edificio relevante es el Convento de Sant Roc (1588), que se encuentra en la Plaza del Rey Jaime. Se le añadió la Iglesia del Beato Andrés Hibernón en el siglo XVIII. De su interior destaca su retablo mayor y la capilla neoclásica trazada por el arquitecto Francisco Pechuán. Ahora alberga el Instituto Municipal de Archivos y Bibliotecas.

La Plaza de la Constitución incluye el Ayuntamiento de finales del siglo XVIII. Su fachada principal de rasgos neoclásicos está rematada por una balaustrada adornada con las cuatro Virtudes Cardinales (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza). Enfrente está la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción ejemplo del gótico tardío catalano-aragonés pues fue construida entre los siglos XV y XVI. Su rango de colegiata se lo concedió el Papa Alejandro VI (Rodrigo Borja) mediante una bula en 1499. Consta de una sola nave con capillas laterales dispuestas entre los contrafuertes y está cubierta con bóveda de crucería gótica. Bajo su fachada con arcos en relieve tuvieron lugar los hechos que dieron lugar a la leyenda de “La Delicada”, apodo que los lugareños le dieron a una bella joven al saber que falleció por caerle en la cabeza un pétalo de jazmín; lo que no sabían los graciosos es que se trataba de un pétalo de piedra procedente de la fachada…

Playa de Gandía

El Hospital de San Marc o de San Marcos fue levantado en el siglo XIV remodelado en el siglo XVI en torno a un patio central con dos salas principales, dedicadas a hombres y mujeres, y separadas por la capilla. Actualmente alberga el Museo Arqueológico de Gandía. Conserva una colección importante de útiles de sílex y hueso hallados en las cuevas de los alrededores, declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Muy próximo se halla el Monasterio de Santa Clara fundado por Sor Violante de Aragón en 1425, en estilo gótico tardío. En esta zona se pueden ver restos de la muralla defensiva de la ciudad.

En la Plaza de las Escuelas Pías ese colegio fundado en 1549 por Francisco de Borja para convertir a los moriscos de la zona. Finalizado en 1609, una bula papal crea la Universidad de Gandía en 1547 que fue encomendada a la Compañía de Jesús y ocupó el lugar del colegio. En su parte trasera se sitúa el Torreón del Pino, así llamado porque crece un pino en su interior, es lo que resta de las murallas del siglo XVI.

Además, hay que ver en Gandia la zona del Puerto de Gandía, pasear y disfrutar de su animada vida comercial, que se intensifica con el mercadillo de los jueves de la Plaça d´Orient.

La playa de Gandía, con de 7 km de extensión de arena blanca y fina, es una de las mas cuidadas del país y que ha recibido más galardones de calidad. El arenal se prolonga y toma distintos nombres. La más conocida es la Playa Norte, donde se sitúan los hoteles y apartamentos del paseo marítimo.

Desde el barrio de Beniopa se puede ascender a la colina donde se encuentran los restos del Castillo de Bayren, edificado por los musulmanes hacia el siglo XII; posiblemente sobre los restos de una fortaleza romana anterior.

En el barrio de Nazaret, en un emplazamiento con espectaculares vistas, se construyó entre los siglos XVII y XVIII la Ermita de Santa Ana.

La Alquería del Duc, al norte de Gandía, es una construcción rural fortificada musulmana que fue reformada en el siglo XVI, época de frecuentes desembarcos de corsarios. Tiene tres fachadas dotadas de troneras para disparar a los asaltantes y otro ocupado por una torre musulmana. El reloj de sol construido en 1780 es uno de sus elementos más llamativos.

A 7 km de Gandía en la carretera hacia Albaida, en el municipio de Alfauir, encontramos el Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba, mezcla de estilos mudéjar, gótico y renacentista. Fue fundado por el primer Duque real de Gandía, Alfonso de Aragón, siendo supervisada la primera edificación por Pere March, padre del famoso poeta Ausiàs March.

Imprescindibles

Casas típicas
Puerto de Gandía

Datos prácticos

Coordenadas

38º 58’ 0’’ N, 0º 10’ 56’’ W

Distancias

Valencia 68 km, Madrid 412 km

Altitud

22 m

Habitantes

78 543 (2013)

Fallas (16-19 de marzo, Declaradas de Interés Turístico Nacional), Noche de San Juan (24 junio), Semana Grande de San Francisco de Borja (1 al 4 de octubre, Cabalgata y Pasacalles “El Tío de la Porra” que satiriza desde 1310 a los cargos municipales, Mascletas, Castillos de fuegos artificiales y otros eventos culturales y deportivos)

Pastelería Ramiro (ganadora del premio a la mejor pasteleria de la Comunidad Valenciana en 2013)

Mercado estival de artesanía

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar