Bocairent – Bocairente

Tradiciones y mantas sobre piedra viva

La Real Villa de Bocairente, declarada Conjunto Histórico-Artístico, está edificada como una piña (bekirén) sobre una roca al pié de la bella y aromática Sierra Mariola. Se trata de una industriosa villa, famosa por sus mantas, que celosamente preserva su historia y tradiciones a través de numerosas fiestas de gran participación popular. A pocos kilómetros tiene media docena de lugares de excursión.

Planifica tu escapada a Bocairent- Bocairente

Situada al pié de la Sierra Mariola, —excelente destino de turismo activo— es una de las ciudadelas medievales más cautivadoras de la Comunidad Valenciana. Este municipio de época árabe está integrado por calles estrechas con mucha pendiente, plazoletas y pequeñas ermitas. Destacan el campanario de  la Iglesia de la Virgen de la Asunción, el Barrio Medieval y el Ensanche. Además en los alrededores del pueblo se encuentran las Covetes dels Moros un grupo de 52 cuevas que junto con la visita del patrimonio histórico-artístico de este paraje, la escapada a Bocairente nos ocupa al menos un día y medio. Entre los lugares cercanos que visitar, Ontinyent está a tan solo 10 kms.; o si prefieres la costa, puedes dirigirte hacia la turística Gandía por la CV-60. Hacia el sur está la pequeña y recoleta Banyeres de Mariola y las históricas poblaciones de Villena y Biar. Si quieres disfrutar de lo mejor de la gastronomía local y conocer los alojamientos de la comarca, hemos reunido toda la información necesaria en nuestra página Dormir y Comer en Bocairent.

¿Quieres conocer este sitio?

En la zona se han hallado diversos restos arqueológicos de los periodos paleolítico, neolítico, ibérico y romano. Al filo de la Era Cristiana se sitúa la destrucción por los romanos del poblado ibérico del Cabezo de Mariola, siendo estos íberos de la Contestanía los fundadores de la mayor parte de pueblos que circundan la Sierra Mariola. De ellos ha quedado el famoso León Ibérico de Bocairent, del siglo IV a.de C., actualmente en el Museo de Bellas Artes de Valencia.

Durante la época musulmana, Bocairent fue pueblo de cierta relevancia, debida a sus mercados, y estaba altamente especializado en el tejido de linos y en la fabricación de paños blancos que lograron gran renombre, asociándose la localidad a esta clase de productos.

Al descomponerse el califato de Córdoba, hacia el año 1010 pasó a formar parte del Reino de Taifa de Denia, siendo el castillo Bukaïran uno de los más importantes de este reino. En el año 1076 ese reino fue anexionado por la poderosa taifa de Zaragoza. A finales del siglo XI en la localidad nació el poeta Abu Marq Muhamar lbm Ruhaim autor de “mozarkas” o jarchas.

Inauguración del Monumento a la Manta, del escultor J. Gonzalvo, en 1970

En 1245 fue conquistada por Jaime I de Aragón. Los incumplimientos de los pactos con la población musulmana motivaron que en 1247 esta comience una sublevación que tardará meses hasta ser sofocada. En 1418 pasa a tener estatus de Villa.

En 1587 el monarca Felipe II le otorgó el título de Real Fábrica de Paño que incluía el Libro de los Privilegios, la reglamentación corporativa de las actividades textiles, actividad que ha continuado hasta hoy, pues las mantas fabricadas en la localidad gozan de merecida fama y son habitual compra de los viajeros que la visitan.

Como todas las poblaciones de la zona sufrió especialmente la Guerra de la Independencia, con intensa actividad guerrillera y las consecuencias de las guerras carlistas.

Junto a la entrada del puente de Sant Blai se levanta el Monumento a la manta, que reconoce la importancia de este producto textil para la economía del municipio.

La Iglesia parroquial de la Virgen de la Asunción, del siglo XVI, fue construida sobre una iglesia anterior gótica que a su vez había sido construida sobre el antiguo castillo árabe. Sufrió los efectos del terremoto que sacudió la zona en 1747; en 1766 se reconstruyó el campanario actual. El edificio barroco de comienzos del siglo XVII tiene planta cuadrangular y carece de crucero y cúpula; a destacar en su interior sus excelentes retablos del baptisterio de la Purísima y San Jaime, obra de Juan de Juanes, que quedaron inacabados pues murió mientras los ejecutaba. Muy importante es la capilla de Sant Blai, patrón local. En sus dependencias se ha instalado el Museo Parroquial, con obras de Ribera y el Guió de Sant Blai pintado por Joaquín Sorolla en 1902. Está también en la exposición el Cáliz de Benvenuto Cellini, una obra maestra de orfebrería donada a la ciudad por San Juan de Ribera.

Cercano a la iglesia, en la Plaça de l’Ajuntament, se encuentra el peculiar Convento-monasterio Rupestre que data de mediados del XVI. Se trata de un antiguo cenobio subterráneo de monjas de clausura, excavado en la roca con una superficie de 48 m2 al que se le superponen dos conventos de construcción posterior. En su interior se encuentran diferentes dependencias: vestíbulo, capilla con decoración en el techo excavado en la roca, comedor en el que destaca la gran chimenea troncocónica de 10 metros de altura, dormitorio, etcétera. Fue empleado como vivienda veinte años y como lugar de oración hasta el siglo XIX.

Junto al templo también hay que ver en Bocairent, en la Barrera Vella, la Font de Sant Jaume y, al lado, el Museo Arqueológicoque muestra la recopilación de hallazgos en los yacimientos repartidos por el término municipal. Guarda además una copia del objeto más valioso encontrado, el Lleó Ibèric (León Ibérico), una figura tallada en piedra en el siglo V a. de C., hallado en la Loma de Galbis, cuyo original expone el Museo de Bellas Artes de Valencia.

Castillo de las Fiestas de Moros y Cristianos

El Barrio Medieval queda en un pequeño promontorio a orillas del río y conserva su trazado original. Está cruzado por calles sinuosas y abundan en él los atzucacs (callejones estrechos sin salida). A estas calles dan las fachadas de algunas casonas nobles, góticas y renacentistas, caso de la Casa de Monseñor Miquel Ferre, del siglo XVI. El casco antiguo lo conforman diferentes barrios, el Barrio de la Mare de Deu dels Desemparats, con su Ermita y la Casa en que se hospedó San Juan de Ribera, santo patriarca latino del siglo XVI. El Barrio de Sant Joan cuenta con la casa renacentista del Barón de Zafra y las fuentes del Raval y de Asensio. El Barrio de la Mare de Déu d´Agost conserva la única de las puertas originales del municipio, el Portal d´Agost o del Almaguer. En el Barrio de Sant Pere, entre sus edificios señeros, se halla el Antiguo Ayuntamiento, en la plaça de la Vila, junto a algunas casas renacentistas como la de Bayle.

El municipio se fue extendiendo y dando muestras arquitectónicas de su pujanza económica desde finales del siglo XIX, bajo el promontorio medieval en lo que se conoce como El Ensanche.

En el Ensanche se encuentra la Plaza de Toros, construida a mediados del siglo XIX. Gran parte de sus gradas se encuentran excavadas directamente en la roca de La Serreta, un pequeño montículo que ha quedado hoy en el centro de la localidad.

Por el Camino del Calvario se accede a 700 m al norte del barrio medieval donde se erigió la Ermita del Santo Cristo, un templo muy venerado. El origen de su construcción se funde con la leyenda. Un año después, en 1537 se la dotó con el Cristo obra de Joan de Salas. El eremitorio consta de tres cuerpos bastante homogéneos: el templo, en el centro; la hospedería(antiguo Convento de las Beatas Emparedadas) a la derecha y la vivienda del antiguo capellán a la izquierda. La Cruz de hierro que se colocó cercana a ella conmemora las pérdidas humanas durante la renombrada batalla carlista de 1873.

En el lado opuesto al casco antiguo son visibles les Covetes dels Moros, unos habitáculos, realizados directamente en la roca. Se puede acceder al interior de este conjunto de túneles y galerías con 52 ventanas irregulares desde la parte baja a través de unas escaleras. Diversas teorías intentan explicar la función de estas oquedades. O bien son cenobios visigóticos (con el paralelo de Giribaile, en Jaén) o graneros de la época beréber usados por los campesinos de los entornos (los tazaghin beréberes del Alto Atlas). Su gran relevancia hizo que fueran declaradas Monumento Histórico-Artístico Nacional.

Los amantes de la espeleología tienen además cerca la Sierra de Mariola, la Cueva del Vinalopó, la Cueva de la Guerra con un enterramiento colectivo y la Cueva Emparedada.

Imprescindibles

Vista de la Iglesia de la Asunción
Puente de Sant Blai

Datos prácticos

Coordenadas

38º 45’ 57’’ N, 0º 36’ 46’’ W

Distancias

Valencia 94 km, Madrid 388 km

Altitud

660 m

Habitantes

4 456 (INE 2012)

Moros y cristianos (principios de febrero, los más antiguos de la Comunidad Valenciana), Fiesta de la Mare de Déu de Agosto ( coincide con la Virgen de la Asunción, e1 5 de agosto), Danzas en honor a San Agustín (23 a 27 de agosto, actuaciones de baile tradicional y folclórico en la Plaza Mayor), La Despertà (septiembre, en la madrugada del primer sábado, los vecinos acompañan a la imagen de la Divina Aurora con música y entonando los gozos), Fiesta patronal de la Purísima (8 de diciembre, Novenario, Misa solemne y Procesión)

Tejidos de lino y lana empleada en la fabricación de afamadas mantas

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar