Qué ver en Nules, La Vilavella y Mascarell

Un pueblo para cada religión

Al pié de la Sierra del Espadán y de su alcázar musulmán, la Villavieja y la Villanueva de Nules, así como la fortificada Mascarell, se distinguieron durante siglos por sus comunidades religiosas. Muy populares por sus aguas termales y sus cítricos, son escenario de afamados encierros de reses bravas. ¿Te unes a nuestro recorrido por todo lo que ver en Nules?

Planifica tu escapada a Nules, La Vilavella (Villavieja) y Mascarell

La visita a estos municipios —ubicados en las faldas de la Sierra de Espadán— puede ocuparnos una jornada. Es recomendable comenzar el recorrido a lo que ver en Nules viendo las vistas de la comarca desde la atalaya del castillo musulmán de Villavieja para después bajar a la localidad.

Desde allí continuar hacia Mascarell y terminar la visita en Nules, disfrutando de las diferentes iglesias y museos de esta histórica zona.  Para quien no desee hacer plan de playa, al día siguiente puede recorrer los pueblos de los alrededores como BurrianaVillarreal (capital mundial de la cerámica) o visitar la ciudad de Castellón.

Para completar la visita nuestra sección Dormir y Comer en Nules reúne toda la información sobre la gastronomía local, restaurantes y hoteles en los que alojarse.

¿Quieres conocer este sitio?

Para completar lo que ver en Nules es interesante conocer antes su istoria. Los yacimientos de la Muntanyeta del Castell, de Santa Bárbara y del Tosall ponen de manifiesto los asentamientos prehistóricos del lugar.

Sus vestigios que se exponen en el Museo de Villavieja. Estos ya aprovechaban las aguas termales. También las emplearon los romanos que edificaron la villa de Benicató en el siglo I a. de C. lo que denota el poblamiento y la explotación agraria.

Los musulmanes construyeron su castillo hacia el siglo X. Se da la curiosidad de que ya en 1178 los cristianos creyeron que iban a conquistarlo. El motivo es que en un documento, encontrado en la catedral de Tortosa, le estaba asignado a esta diócesis.

Fue un buen ejemplo del dicho “vender la piel del oso antes de cazarlo”. Así, se tardarían 160 años en conquistarlo. Tiempo suficiente para olvidarse de aquella asignación al obispado de Tortosa, pues en 1251, el rey Jaime I se lo entrega al noble catalán Guillermo Ramón de Montcada.

Muchos moros de Burriana, evacuados al otorgarse la carta de población y perder sus casas, se instalaron en la aldea de Mascarell. En 1316 el rey Jaime II aprueba el traspaso del feudo Gilabert de Centelles. Éste procurará a su feudo una feria y un embarcadero en la costa.

Por esas fechas se funda en la llanura, a escasa distancia del núcleo original, una “Villa Nueva” (el actual Nules), en la que se asienta la población cristiana. La población morisca permanece en sus casas, al pié del castillo, en la denominada “Villa Vieja”.

En 1520 Nules es una de las plazas fuertes desde la que las tropas leales al rey Carlos I se enfrentan a la revuelta de las Germanías. Seis años después el Rey decide dar por válidas las conversiones forzosas al cristianismo por los rebeldes agermanados. Esto provocó que muchos moriscos de la Vilavella se sumaran a la Revuelta del Espadán, encabezada por Zelim Almanzor, elegido “Rey” por los rebeldes.

Poco después la baronía que abarcaba ambas poblaciones pasó a formar parte del Marquesado de la Oliva. Dada la población musulmana de Mascarell y los frecuentes asaltos de corsarios, en 1553 se amuralla esta aldea de Nules. Los pobladores de Nules comenzaron un pleito contra su Señor que ganarán en 1582, cuando vuelven a la jurisdicción del Rey.

En 1609, al expulsarse a los moriscos, se perdió a un tercio de la población, quedando la Vilavella y Mascarell prácticamente desiertas.

Qué ver en Nules
Antigua postal del Balneario “Termas Galofre” en Villavieja

En la Guerra de Sucesión, la baronía de Nules se mantuvo fiel a Felipe V, aunque en 1706 se debió de rendir ante el ejército del Archiduque de Austria. Durante la Guerra de la Independencia Nules es ocupada por las tropas del general Suchet. Instalaron una guarnición en la ermita de San Miguel, conocida desde entonces como El Fort.

Las tropas fueron hostigadas por un célebre guerrillero del pueblo, fray Asensi Nebot, de ideología liberal. Tuvo que exiliarse cuando expulsaron a los franceses y el rey Fernando VII regresó de su cautiverio. En las décadas siguientes sus aguas termales pusieron al pueblo de moda entre la burguesía valenciana. De esta manera, se edificaron hasta once establecimientos balnearios para acoger a los bañistas en busca de tratamientos.

La zona fue fortificada con búnkeres en 1938, algunos de los cuales pueden visitarse. Al ser frente de guerra, estas poblaciones sufrieron devastadores bombardeos.

A continuación, corresponde leer el apartado Qué ver en Nules.

Comenzamos con todo lo que ver en Nules. Quien desee comenzar por el origen histórico del lugar, puede dirigirse al cerro de San Sebastián. Aquí se encuentran las ruinas del Castillo musulmán, del siglo X. Solo se conservan algunos restos de murallas y torres, la cisterna, y un pavimento de azulejos de Manises del siglo XV.

De la Fuente Calda, en el Jardín de la Glorieta, mana agua a 27 grados. Éste ha sido el principal atractivo para los visitantes desde la época romana. De ahí se puede descender a Villavieja (Vilavella). El Balneario de Villavieja es un edificio del siglo XIX dotado de modernas instalaciones que ver en Nules.

Cada mes de septiembre las calles de Villavieja son escenario de animados encierros de reses bravas durante las Fiestas de la Villa.

Mascarell -declarada en su conjunto Bien de Interés Cultural- se distingue por sus murallas. Se erigieron en 1553 para asegurar la defensa ante ataques de corsarios a una localidad con una importante población morisca. A las murallas se puede acceder por la Puerta de Levante y la Puerta de Poniente.

Qué ver en Nules
Convento de la Sagrada Familia (antiguo Convento de Carmelitas Descalzos)

En Nules, la histórica Ermita de San Miguel (1752-1757, templo imprescindible que ver en Nules) es conocida como “El Fort” desde que sirviera de cuartel para las tropas francesas. Alberga el interesante Museo de Medallística Enrique Giner.

La llamada Iglesia de la Sangre (s. XVI), de estilo gótico tardío, es la sede del Museo de Historia de Nules. Se trata de un museo interesante que ver en Nules. Reúne vestigios arqueológicos, del esplendor termalista del siglo XIX y de recuerdos de la Guerra Civil. De estilo neoclásico es la Iglesia del antiguo Convento de Carmelitas Descalzos (ss. XVII al XVIII).

Cada lunes posterior al lunes de Pascua hay que ver en Nules la Fiesta dels Fadrins. En ella, pasacalles y cuadrillas desfilan por la población, realizándose una gran hoguera en la calle San Vicente. El 24 de agosto, San Bartolomé, patrón del pueblo, se celebran las fiestas con una “crida” (chupinazo), desfiles y animados encierros de reses bravas.

En las afueras del pueblo, en el Camino Viciado, se encuentra la Villa romana de Benicató. Aquí pueden observarse los muretes de las edificaciones y sus habitaciones. También en las afueras pueden visitarse numerosos bunkers edificados por las tropas franquistas en el verano de 1938.

En conclusión, esto es todo lo que ver en Nules.

Imprescindibles

Qué ver en Nules
Plaza Mayor
Qué ver en Nules
Convento

Datos prácticos

Coordenadas

Nules 39° 51′ 9″ N, 0° 9′ 2″ W
La Vilavella 39° 51 31.68″ N, 0° 11′ 0.52″W
Mascarell 39° 51′ 36.18″ N, 0° 8′ 27.31″ W

Distancias

Desde Nules:
La Vilavella 3 km, Mascarell 1,7 km, Castellón de la Plana 19 km, Madrid 402 km

Altitud

Nules 13 m
La Vilavella 38 m
Mascarell 15 m

Habitantes

Nules 13 636 (2012)
La Vilavella 3281 (2012)
Mascarell 233 (2011)

Entre todo lo que ver en Nules, nada como asistir a sus fiestas. Primero, Semana Santa y San Vicente Ferrer (la tradicional Festa del Fadrins se celebra el lunes siguiente al Lunes de Pascua). Segundo, Les Barraquetes ( Fiesta de Interés Turístico, jueves siguiente al Corpus Christi). Tercero, San Juan (24 de junio).

Continuamos con San Roque (en torno al 16 de agosto) y San Bartolomé (Fiestas patronales, semana del 24 de agosto). San Joaquin (septiembre, se celebra también una Feria Agrícola y de Maquinaria). Finalmente, la Virgen de la Soledad (fiestas patronales en la 1ª quincena de octubre).
En La Vilavella se celebra: San Sebastián (20 de enero). También la Fiesta de la Villa (septiembre).
En Mascarell: Fiestas (última semana de agosto).

Nules: Diversas competiciones deportivas en torno a San Roque (16 de agosto).
La Vilavella: Feria de San Sebastián (enero), Mercado Morisco (diciembre).
Mascarell: Feria Medieval de Mascarell.

Otros destinos próximos

[image-carousel category=»nules vilavella y mascarell lugares»]


About the author