Qué ver en Morella

La capital del Tigre del Maestrazgo

La villa en que el caballero medieval Vinatea comenzó a demostrar su legendaria concepción del honor fue durante los últimos años de la primera guerra carlista un escenario guerrero conocido en todo el mundo. Un lugar de aspecto impresionante y hondas tradiciones. ¿Te animas a descubrir que ver en Morella?

Planifica tu escapada a Morella

Encaramada sobre una montaña, Morella está considerada como uno de los municipios más bellos de España. A pesar de las miles de bombas que han caído sobre ella en los últimos siglos, destaca por sus fortificaciones, museos y hermosos edificios góticos que describimos en detalle en nuestro apartado Qué ver en Morella.

Para continuar la escapada por las abruptas sierras castellonenses, se puede optar por descubrir los encantos de la recóndita Todolella. Después de eso, bajar hacia Villafranca del Cid. También conocer acercarse por la  N232 a la costa de Peñíscola.

Entre la costa y Morella hay también dos bellos pueblos al sur de la N232 que merecen al menos medio día cada uno: Catí y Sant Mateu. Para organizarse la escapada a tan inolvidable lugar, nuestra página Dormir Comer en Morella selecciona los establecimientos y explica la gastronomía local.

¿Quieres conocer este sitio?

Para completar lo que ver en Morella es interesante leer antes sobre su historia. A lo largo de su historia, el gran peñasco sobre el que se sitúa Morella ha sido testigo de muchas victorias de líderes de ejércitos pequeños frente a otros más numerosos.

En agosto de 1084, la localidad estaba controlada, en nombre del reino taifa de Zaragoza, por el Cid Campeador. Éste derrotó al gran ejército conjunto del rey de la taifa de Lérida Al-Mundir y de Sancho Ramírez de Aragón.

El 26 de octubre de 1232 el caballero aragonés Blasco de Alagón -con la ayuda del antiguo gobernador de Valencia Zayd Abu Zayd- se adelantó al ejército de su rey, conquistando para sí la ciudad. Al negarse a cedérsela al rey Jaime I, éste mandó su ejército para conseguir que le entregara el castillo. El territorio lo conservó Alagón, el cual entregó partes del mismo a sus propios vasallos.

A finales del siglo XIII allí nació el caballero Francesc de Vinatea. Mató a su esposa, la hija del Señor de Todolella, al encontrarla en brazos de un amante. Después de ser absuelto por el rey, será quien se enfrente al rey de Aragón, en 1333, en defensa de la foralidad valenciana.

En este contexto pronuncia la famosa frase “cada uno de nos somos tanto como vos, pero todos juntos mucho más que vos”. Ese mismo año Vinatea moriría en circunstancias desconocidas.

Durante el cisma de Occidente -que provocó que hubiera hasta tres Papas en activo-, el 18 de julio de 1414, llegó a Morella el Papa Luna. Se reunió con el rey Fernando I de Aragón y con Fray Vicente Ferrer. Después de cinco días y sin un acuerdo, el Rey y Vicente Ferrer decidieron desvincularse del Papa Luna. Éste se retiró al castillo de Peñíscola hasta el día de su muerte.

Cuando, en 1521, se produjo la Insurrección de Las Germanías, Morella fue una de las pocas ciudades de Levante que apoyó militarmente al emperador Carlos V.

A principios del siglo XVIII, durante la guerra de Sucesión, las autoridades locales permanecieron fieles al legítimo rey Felipe V. Este hecho provocó dos ocupaciones por parte de los partidarios del Archiduque Carlos de Austria. A esto hay que sumarle la destrucción del barrio de San Miguel.

Qué ver en Morella
Iglesia Arciprestal de Santa María la Mayor

En 1833, Morella fue una de las primeras poblaciones que proclamaron rey al Pretendiente absolutista Carlos V de Borbón. Sin embargo, la localidad fue recuperada por los liberales meses después. Estos la mantuvieron de manera precaria durante los siguientes cuatro años.

Después de eso, en enero de 1838, el general carlista Ramón Cabrera, el Tigre del Maestrazgo, la recuperó mediante un asalto. Tal hazaña le hizo famoso en el mundo entero.

En los siguientes meses Morella se convertiría en la capital de un emergente “Estado”, tratando de montar unas administraciones con su propia burocracia. Cabrera no se rindió tras el Abrazo de Bergara. De esta forma, en mayo de 1840, después de semanas de bombardeos, el castillo y gran parte de la población fueron destruidos y saqueados por las tropas gubernamentales.

En 1878 el rey Alfonso XII concedió a Morella el título de Ciudad. La localidad se mantuvo fiel a la República en 1936. Los milicianos saquearon lo poco que quedaba del patrimonio artístico religioso. Las tropas franquistas la tomaron el 4 abril de 1938.

En la posguerra, la orografía del maestrazgo permitió que operaran en él numerosas partidas de maquis antifranquistas quienes resistieron hasta la llegada del general Pizarro en 1947.

A continuación, corresponde leer el apartado Qué ver en Morella.

Todo lo que ver en Morella merece una visita. La localidad de Morella, declarada Bien de Interés Cultural, es un magnífico ejemplo de ciudad gótica amurallada. Los 1560 metros de murallas se construyeron en los siglos XIV y XV, modificándose en el XVIII. Tienen entre 10 y 15 metros de altura y un espesor de 2 metros.

Para poder visitar el casco urbano debemos acceder por una de las seis Puertas. Primero, la bella Puerta de San Miguel. Segundo, la Puerta de San Mateo. Tercero, la Puerta del Forcall, la Puerta del Rey (por donde entró Jaime I). También, la Puerta Ferrisa (por la cual entró Blasco de Alagón al conquistarla a los musulmanes). Finalmente, la Puerta de la Nevera (el acceso al lugar donde se almacenaba la nieve para conservar los alimentos).

Para sentir la épica de la ciudad conviene marchar a pie por la Calle Blasco de Alagón, llena de pórticos comerciales, y recorrer su Barrio Judío. Se trata de algo imprescindible que ver en Morella.

Las familias de caballeros que la vienen habitando desde hace siglos han dejado mansiones. Por ejemplo, la Casa Rovira (donde se dice que fray Vicente Ferrer obró uno de sus milagros). Además, el Palacio del Cardenal Ram, del s. XVI, actualmente un establecimiento hotelero… Otro edificio emblemático que ver en Morella es el Ayuntamiento (1360-1420). Cuenta con bellas salas góticas y una gran lonja.

El principal edificio que ver en Morella es la Iglesia Arciprestal de Santa María la Mayor. Se considera uno de los templos góticos más bellos del Mediterráneo. En 1700 el papa Inocencio XII le concedió el privilegio de incorporarse a la basílica de San Juan de Letrán de Roma, adquiriendo con ello todos los privilegios de ésta. La mayor parte del templo fue realizado entre 1265 y 1343. Algunos elementos decorativos se finalizaron en 1569, en estilo renacentista.

El coro, de principios del siglo XV, tiene la particularidad de estar en un lugar elevado al que se accede por una escalera enroscada a una columna. Destacamos también su importante retablo churrigueresco en el altar mayor.

Nuestro paseo entre las murallas que ver en Morella puede acabar frente al Convento de San Francisco. Se trata de un conjunto gótico del siglo XIII compuesto por la iglesia, el claustro y la sala capitular. Aquí hay un excepcional mural gótico de principios del siglo XV que representa la Danza de la Muerte. Al lado está el bello Jardín de los Poetas (así llamado por los muchos versos que se han escrito sobre la villa) y un magnífico mirador. Es algo que ver en Morella y no te puedes perder.

El convento es el punto de acceso al Castillo de Morella. Sus piedras se han sostenido desde el III milenio a. de C., pues fue ya edificado por los íberos. Han permanecido hasta la actualidad el aljibe que horadaron los romanos para almacenar agua. Así como la mayor parte de la estructura del castillo árabe que corona “La Mola”. En su interior, en varias alturas, en el siglo XIX se instalaron baterías de artillería, un gran patio de armas y el palacio del gobernador.

Qué ver en Morella
Vista de la Iglesia Ancipestral de Santa María la Mayor desde el Castillo

En la antigua Iglesia de San Nicolás está alojado el Museo de Sis en Sis. El museo está dedicado a las Fiestas del Sexenio (por celebrarse cada seis años en honor de la Virgen de la localidad).

Otros museos han sido instalados en diversas torres, así en la Torre de San Miguel hay que ver en Morella el Museo Temps de Dinosaures (Tiempo de Dinosaurios). Presenta restos arqueológicos y un dinosaurio de tamaño natural.

Por su parte, en la Torre Benëito se halla el Museo Tiempo de Imagen sobre la historia de la ciudad desde el siglo XIX.Así, en la Torre de la Nevera se ubica el Museo Tiempo de Historia. Está dedicado también a la historia pero en su caso a la anterior al siglo XIX.

No se puede dejar de ver el Acueducto de Santa Lucía (1318), a las afueras de la ciudad. Es de estilo gótico y del que tan sólo se conservan dos tramos. Sin embargo, desde allí se puede disfrutar de unas impresionantes vistas de la comarca de Els Ports.

Las ermitas que ver en Morella alrededores se fusionan con el paisaje natural, como en el Santuario de la Balma.

El viajero que finalice su estancia en la ciudad hará bien en esperar a que se haga de noche para emprender el camino. Podrá detenerse en la carretera para contemplar desde la distancia la épica imagen de la ciudad completamente iluminada.

Finalmente, aquí acabaría nuestro recorrido por todo lo que ver en Morella. ¿Incluirías algo más?

Imprescindibles

Qué ver en Morella
Castillo
Qué ver en Morella
Acueducto

Datos prácticos

Coordenadas

40° 37′ 9″ N, 0° 6′ 2″ W

Distancias

Castellón de la Plana 106 km, Madrid 401 km

Altitud

984 m

Habitantes

2794 habitantes ( 2012)

Además de todo lo que ver en Morella, nada como acudir a sus fiestas. Primero, San Julián, patrón de la ciudad (7 enero) y San Antonio (fin de semana posterior al 17 de enero). Segundo, Carnaval, Corpus Christi y Rogativa al Santuario de Vallivana (primer fin de semana de mayo).

Tercero, San Juan (sábado más próximo al 24 de junio) y Toros de San Roque (primer domingo tras el 15 de agosto). Cuarto, Sexenio de Morella (Fiesta Grande que se celebra cada 6 años en honor a la Virgen de la Vallivana). Quinto, El Anuncio (se celebra el año anterior al Sexenio y anuncia la celebración de éste).

Son varios los eventos a tener en cuenta. Por ejemplo, el Ciclo de Rollos y Primas (del 25 abril al 10 de julio). También, la Feria Agrícola y Ganadera (segundo fin de semana de septiembre).

Artesanía textil: mantas, alforjas y telas de gran calidad y belleza. En los últimos años también se trabaja la artesanía de punto, que se puede encontrar en la mayoría de comercios.

Pastelería Pallarés.

Otros destinos próximos



About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar