El Chorrador, la gran cascada de 70 metros oculta en Castillo de Villamalefa

El Chorrador, también denominado Chorro del Villar es una espectacular cascada de agua ubicada en el pueblo de Castillo de Villamalefa. Cuesta creer que este salto de agua de 70 metros de altura no sea todavía más popular, pues su destacada belleza sorprende a los que lo visitan. Ubicado en el curso del barranco del Centenar, esta gran cascada es uno de los secretos mejor guardados de Castellón.

Dividiendo los pueblos de Castillo de villamalefa y Zucaina, el Chorrador es una cascada natural digna de visitar en verano, momento perfecto en el que disfrutar en sus frescas aguas de un chapuzón, o en invierno como parte de una ruta de senderismo en la que disfrutar de la naturaleza. Se trata de la cascada más alta localizada en Castillo de Villamalefa.

Chorro del Villar

Chorro del Villar | Foto: Ayuntamiento Castillo de Villamalefa

Sin embargo, se recomienda la visita a la cascada durante temporadas en las que anteriormente ha llovido bastante, pues en épocas de poca lluvia el Chorrador se ha llegado a ver seco, pues la poca agua que aparece desde el salto se cuela por las grietas de las rocas superiores que configuran la pared de la cascada. En las épocas que más llueve, la pared del Chorrador se llena de musgo y da a la estampa un aspecto todavía más idílico. 

El Chorrador

Foto: Ayuntamiento Castillo de Villamalefa

Eso sí, en los años en los que ha llovido considerablemente la cascada del Chorro del Villar sacude el entorno con su fuerza y llena la poza en la que cae, deleite de los que se bañan en ella durante la temporada estival. No obstante, este rincón no desea perder su esencia, por lo que el aforo está reservado para máximo 100 personas

Como curiosidad, en la parte superior de el Chorrador se encuentran hasta cinco cascadas que van desde los cinco hasta los diez metros de altura y también cuentan con sus correspondientes pozas. Sin embargo, estos espacios es recomendable visitarlos con expertos en barranquismo así como con un equipo adecuado.

Cómo llegar al Chorrador

El Chorrador

El Chorrador | Foto: Ayuntamiento Castillo de Villamalefa

Para llegar a la cascada del Chorrador desde Castillo de Villamalefa hay que tomar la carretera que se dirige hasta Zucaina. Tras pasar el puente sobre el río Villahermosa, a unos pocos metros a la derecha se puede aparcar el coche en la curva de una antigua carretera aquí establecida. Desde esta curva nombrada anteriormente, comienza un camino que se eleva por un sendero unos cuantos metros. No habrá que esperar mucho para alcanzar la cascada, pues el camino se hace en unos pocos minutos.

Qué ver en Castillo de Villamalefa

El Chorrador se encuentra en Castillo de Villamalefa, un pequeño pueblo de poco más de 100 habitantes situado en la comarca del Alto Mijares, en la provincia de Castellón. Se caracteriza por estar ubicado a la sombra del pico de Peñagolosa, por lo que se trata de una zona montañosa que está rodeada de bosques en los que abundan los pinares. Para completar la visita a la cascada con otro espacio natural, desde el pueblo es posible acceder a Peñagolosa gracias a la pista del Mas Quemao. Otro de los atractivos del pueblo es el río que lo atraviesa, denominado Villahermosa. 

Castillo de Villamalefa

Castillo de Villamalefa | Foto: Ayuntamiento Castillo de Villamalefa

Castillo de Villamalefa descubrir tranquilamente paseando por sus calles. En lo alto del pueblo se encuentran los restos del castillo de la villa de Castillo de Vilamalefa, una antigua fortaleza ubicada en lo más alto del monte en el que se halla el pueblo. El origen de esta fortaleza es musulmán, y a partir de él se construyó el pueblo a su alrededor. De los restos que han logrado mantenerse en pie hasta el día de hoy destacan los de la antigua capilla de Santa Lucía, aunque bastante deteriorados. El castillo está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Para completar la visita en el pueblo la iglesia parroquial dedicada a San Pedro Apóstol, de estilo románico y restaurada recientemente. Otros templos en Castillo de Villamalefa son la ermita del Calvario y la ermita de Cedramán, dedicada a San Juan Bautista. 

Además del pueblo en sí mismo, Castillo de Villamalefa está formado por distintos núcleos de población entre los que destaca Cedramán. El tramo del río que transcurre por esta localidad es uno de los pocos ríos que actualmente conservan la trucha autóctona y donde se practica la pesca deportiva de trucha.

Zucaina

Ermita de Santa Ana en Zucaina

Ermita de Santa Ana en Zucaina | Foto: Juan Emilio Prades Bel

El Chorrador sirve como una especie de límite natural entre los pueblos de Castillo de Villamalefa y Zucaina. Por lo tanto, por su cercanía merece la pena acercarse a ver lo que Zucaina tiene que ofrecer. La localidad cuenta con templos bastante bonitos como la iglesia parroquial de la Transfiguración de El Salvador, construida entre los siglos XVI y XIII. En su interior se exponen tallas de madera que datan del XVIII. 

En lo que a ermitas se refiere Zucaina cuenta con varias. Una de ellas es la, situada en la parte alta del pueblo. Otra es la ermita de Santa Ana, dedicada a la patrona de Zucaina. Aunque se encuentre a cuatro kilómetros de distancia, lo que puede resultar un poco lejano, esto se compensa por estar ubicada en un paraje de notable belleza natural. Se construyó en el margen derecho de un afluente del río Villahermosa. Aunque si por algo es conocido este pueblo es por el Calvario de Zucaina, un Bien de Relevancia Local formado por un conjunto religioso a las afueras del pueblo.