Que ver en Alicante – Alacant

Alicante. La Ciudad del Sol

La ciudad de Alicante es conocida por su extraordinario clima y calidad de vida, sus playas y su gastronomía; pero además cuenta con importantes yacimientos arqueológicos, museos y su castillo, complementados por una dinámica oferta cultural. Hay mucho y muy variado que ver en Alicante.

Planifica tu escapada a Alicante

Alicante es una ciudad que cuenta con encantos suficientes como para pasar un fin de semana completo conociendo sus rincones y disfrutando de sus playas. Sus paseos, monumentos y museos los explicamos en el apartado Que ver en Alicante. Para los amantes de la naturaleza hay una interesante excursión para ver flamencos en las salinas de Santa Pola y El Hondo, conociendo los secretos de Santa Pola y sus inacabables playas; es muy recomendable coger en su puerto el barco y recorrer la fascinante isla de Tabarca, célebre refugio de piratas. Otra opción es tomar el barco en Alicante y pasar el día buceando en la reserva marina de Tabarca. Entre las excursiones de medio día una opción cercana es Xixona —famosa por sus turrones—  o pasar el día en Elche y su palmeral.

¿Quieres conocer este sitio?

Los íberos se asentaron en el monte Benacantil, desde el siglo IV a. de C. En las afueras los griegos fundaron la colonia Akra Leuka que ocuparon los cartaginenses en el 231 a. de C. En el Tossal de Manises, cercano a la playa de Albufereta, se encuentran los restos de la ciudad romana de Lucentum. Otro sitio poco frecuentado y que ver en Alicente.

Con la llegada de los árabes, Alicante, Villena y Orihuela formaron la Cora de Tudmir, que pactó el gobernador visigodo Teodomiro. Tras un año, los árabes se hacen con el control de Al-Laqant, donde edificarían una medina y un alcázar. Tras ser parte del califato de Córdoba, formaría parte de los reinos taifas de Denia y Almería. A comienzos del siglo XIII, era parte de la taifa de Murcia, su rey Mohamed Ben Hud la puso bajo protectorado castellano en 1243. Al año siguiente se firma el Tratado de Almizra, por el que se confirma la pertenencia de Alicante a Castilla.

Tres años después, el gobernador musulmán Zayyan Ibn Mardanish deja paso a las tropas castellanas que toman el Alcázar de Banu-l-Qatil (Benacatil) llamado a partir de entonces “de Santa Bárbara”; un lugar clave que ver en Alicante hoy.

El rey Jaime II conquista el castillo de Santa Bárbara en 1296, incorporando Alicante al Reino de Valencia. En 1356, al comenzar la Guerra de los Dos Pedros, los castellanos vuelven a ocupar la localidad, controlándola durante una década, cuando es devuelta a los aragoneses. En 1391 se produce un asalto de la judería, marchándose los judíos. El rey Fernando el Católico le otorgó el título de ‘ciudad’ en 1490.

En el verano de 1521 se produce la ocupación de la ciudad por los rebeldes agermanados (“hermanados”) que fueron expulsados por las tropas del rey poco después. Por la lealtad de la población, en 1524, el Emperador Carlos V le otorga a la ciudad la máxima condecoración dinástica: el Toisón de Oro.

Al ser el puerto mediterráneo con un camino para carretas mejor comunicado con Madrid incluso, durante los siglos XVI y XVII se convierte en la tercera ciudad mercantil de España.

En 1691 una flota francesa bombardeó la ciudad durante una semana seguida. Alicante se mantuvo fiel a Felipe V hasta que en agosto de 1706 es tomada por los ingleses; estos resistirían hasta 1709. En 1785 se crea un consulado del mar para dirimir los asuntos del creciente tráfico mercantil.

Alicante fue capital provisional del Reino de Valencia durante la Guerra de la Independencia. En 1813 se construyó el castillo de San Fernando sobre el monte Tossal; contribuyendo a impedir que las tropas napoleónicas la conquistaran.

El ferrocarril conectó la ciudad con el centro de la península y eso dinamizó su economía.

En 1844 se produjo la rebelión de los liberales progresistas comandados por Pantaleón Boné, que llevó al asedio de la ciudad y acabó con el fusilamiento de la treintena de oficiales implicados. Pocos años después se demolieron las murallas, dejándose solamente los dos castillos.

antigua foto casa carbonell
Postal antigua de la Casa Carbonell

Durante la Guerra de 1936 en su prisión fue fusilado José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española. Sería la última ciudad en caer en manos de las tropas del General Franco.

Pasar ahora a la sección Que ver en Alicante.

Comenzamos la visita a lo que ver en Alicante en la Explanada de España, gran paseo con cuatrocientas palmeras pavimentada de mosaico; cuenta con un Auditorio y mercados ambulantes. La bordean edificios señoriales como la Casa Carbonell (1924), la Casa Lamaignere y el Casino de Alicante. Continúa luego como Paseo de Gómiz, frente a la playa de Postiguet. Esta debe su nombre al postigo del Portal Nou, donde se emplazaba la antigua judería.

Desde el paseo se puede tomar un ascensor para subir al Castillo de Santa Bárbara. Situado en la cima del Benacantil es el monumento más característico de la ciudad (sitio que siempre ver en Alicante). De origen cartaginés, fue habitado por romanos, bizantinos, visigodos, árabes y cristianos. En el siglo XIX fue prisión de militares “políticos” como Prim o Torrijos. De la primera época musulmana se conserva un muro, la Torre del Homenaje estaba en la parte más alta. Del periodo castellano son la mal llamada ‘Torre de los Ingleses’, la sala de armas y el antiguo foso donde los historiadores sitúan la muerte del alcaide castellano Nicolás Pérez a manos del propio Jaime II.

El Castillo aloja dos de los principales museos que ver en Alicante: el Museo de las Hogueras de San Juan (recuerdos de la fiesta, fotos y ninots indultados) y el Museo Medieval con escudos y armas de la Edad Media.

Cerca de la Avenida Vázquez de Mella se encuentra el MARQ (Museo Arqueológico Provincial de Alicante) con sus colecciones de pueblos ibéricos, arte visigodo y musulmán; destaca la Dama del Cabezo Lucero, coetánea de la Dama de Elche. Es la pieza de arte más importante que ver en Alicante; no dejar de visitarlo.

De vuelta al Casco Antiguo nos dirigimos a la Calle de Labradores, por residir allí las grandes familias de terratenientes locales. Allí se encuentra la gótica Iglesia de Santa María (1264). La fachada principal es barroca con esculturas de la Virgen y santos; del Interior destaca el Altar Mayor, la pila bautismal de mármol de Carrara del siglo XVI, el coro y el tabernáculo del siglo XVIII. En esta plaza se hallan también el Museo Casa de la Asegurada y el MACA Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (no es de lo prioritario que ver en Alicante). Cerca se localiza el Convento de la Sangre de las monjas agustinas de clausura (s. XVIII).

La Concatedral de San Nicolás de Bari (s. XVII) tiene en su fachada principal una hornacina de La Virgen del Remedio. El altar guarda una imagen del santo titular del templo de finales del siglo XVII; también destacamos el camarín de la Virgen  de estilo plateresco, el claustro del siglo XV, la rejería barroca, el grupo escultórico de Cristo y los dos ladrones, el retablo barroco con un relieve de La Anunciación tallado en mármol de la Capilla de la Comunión y la imagen del Cristo de la Buena Muerte, del siglo XVIII.

Ayuntamiento de Alicante
Ayuntamiento de Alicante

Próximo a la catedral hay que ver en Alicante el Real Colegio de la Compañía de Jesús (s. XVIII), ocupado ahora por monjas capuchinas. Por esa zona se encuentran los Pozos de Garrigós, antiguos aljibes excavados en roca para almacenar el agua. En ellos se encuentra el Museo de la Cerámica.

El Ayuntamiento, de estilo barroco (s. XVIII) se identifica por las columnas salomónicas, la balconada y los dos leones rampantes que sostienen el escudo de la ciudad; dos torres macizas flanquean sus extremos. Dentro puede verse una reproducción de la carta de Fernando el Católico con el título de ciudad (1490). Entre sus estancias de interés está la capilla con azulejos de Manises y el Salón Azul.

Por la calle de San Agustín se accede al Museo de Belenes, con dioramas navideños y excelentes colecciones de figuras.

En el Palacio Gravina, del siglo XVII, se halla el Museo Provincial de Bellas Artes o MUBAG (Museo de Bellas Artes Gravina) sobre artistas alicantinos desde el siglo XIX a nuestros días (no es un lugar esencial que ver en Alicante).

El Castillo de San Fernando que se levantó en el monte Tossal durante la Guerra de la Independencia ofrece buenas vistas de la ciudad.

En la carretera de la costa, en dirección a la Playa de San Juan, muy cerca de la Playa de la Albufereta está el importante Yacimiento de la ciudad romana de Lucentum, que antes fue íbera. Es un lugar muy especial, que ver en Alicante si el tiempo lo permite.

A 8 km de Alicante puede visitarse el Monasterio de la Santa Faz (s. XVIII) con portada barroca, flanqueada por columnas. Destacamos su retablo renacentista y el relicario de la capilla tras el altar (cuya reliquia es considerada milagrosa).

Y esto es lo principal que ver en Alicante.

Imprescindibles

Dónde dormir en Alicante
Concatedral de San Nicolás de Bari
Dónde dormir en Alicante
Vistas desde el Castillo

Datos prácticos

Coordenadas

38º 20’ 43’’ N, 0º 28’ 59’’ W

Distancias

Murcia 80 km, Albacete 168 km,
Almería 290 km, Madrid 421 km

Aparcamiento

Parking La Mezquita

Altitud

0 m

Habitantes

334 678 (INE 2012)

Hogueras de San Juan (desde el 21 de junio con la Plantá de Ninots hasta la cremà, la Noche de San Juan, el día 24),
San Pedro (28-29 de junio, mascletats y castillos de fuegos en la playa del Postiguet; Nit del Foc, el día 29), Romería de la Peregrina (jueves siguiente a la semana de Pascua, los caminantes dirigen sus pasos al Monasterio de la Santa Faz donde se conserva la reliquia milagrosa del paño de la Verónica. Se combina la religiosidad con los rollets de aguardiente y mistela)

Los Carnavales van ganando fuerza en los últimos años

Artesanía de mimbre en Mirca, Reybu y de cerámica en V. Pascual

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar