Orihuela

La Capital más épica.

Esta heroica ciudad fue capital de la lugartenencia que gobernaba la mayor parte de la actual provincia de Alicante. Cuenta con numerosos e importantes monumentos, destacando su extraordinario convento de Santo Domingo.

Planifica tu escapada a Orihuela

Ubicado en la Vera baja del Segura, Orihuela es un histórico municipio que puede recorrerse en un día. En la parte más alta de este paraje se encuentran los restos del castillo de Orihuela; desde allí también podemos gozar de bellas vistas hacia la sierra y su hermoso palmeral. Otros encantos que no puedes perderte son el santuario de Monserrate, el convento de Santo Domingo, la iglesia de Santas Justa y Rufina, y sus atractivos museos. Para los que opten por las excursiones, pueden ver aves en el parque natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja o en las salinas de Santa Pola y El Hondo; o para los que deseen ver el mayor palmeral de Europa se puede pasar el día en Elche. También es posible ir al puerto de Santa Pola y coger el barco para visitar la isla de Tabarca y su reserva marina. Orihuela cuenta con establecimientos hoteleros y restaurantes que recogemos en nuestra sección Dormir y comer en Orihuela.

¿Quieres conocer este sitio?

El general cartaginés Amilcar Barca construyó allí una fortaleza. Romanos y visigodos la ocuparán después, conociéndosela como Aurariola. Allí el conde visigodo Teodomiro pactó en el año 713 su “reino” de Tudmir con los musulmanes; fue autónoma hasta finales del siglo, cuando el emir de Córdoba Abderramán I derogó unilateralmente el pacto. Posteriormente la llamada Uryúla sería una próspera ciudad parte del reino taifa de Murcia.

Según la tradición, el 17 de julio de 1246, una madre de familia cristiana, llamada Armengola, nodriza de los hijos del alcaide musulmán Bezaddon, supo que los moros iban a masacrar a los cristianos que vivían en los arrabales para evitar que ayudaran al ejército cristiano que se acercaba. Invitada a refugiarse en la fortaleza, disfrazó a dos robustos jóvenes cristianos como si fueran sus hijas y éstos, al entrar con ella en el castillo, consiguieron matar al alcaide y propiciar el asalto de los demás cristianos. En cumplimiento de los tratados de reparto de territorios, pocos años después, los aragoneses la entregaron a Castilla; volviendo al poder de Aragón en 1304.

A mediados del siglo XIV, durante la Guerra de los Dos Pedros, la población resistió ataques de los castellanos, durante doce años, así como un prolongado asedio en el que se llegó a practicar el canibalismo. Los sacrificios realizados fueron recompensados por los reyes de Aragón quienes otorgaron el título de Ciudad a la localidad y la concesión del estatus de hidalguía a todos sus habitantes. Por respeto hacia los residentes, solo podían acceder a caballo a la ciudad el Rey y los nobles “Grandes de España”.

Entre los siglos XIV y XVII fue la capital de la Lugartenencia de Orihuela, entidad que gobernaba la actual provincia de Alicante. En el siglo XV se comienza a bordar la Real y Gloriosa Bandera del Oriol que cada 17 de julio, día de la Reconquista, es sacada al balcón del ayuntamiento, cumpliendo la tradición de que solo se inclina ante Dios y el Rey.

Los agermanados (“hermanados”) artesanos y campesinos locales atacaron a nobles y moriscos, siendo derrotados en agosto de 1521 por las tropas del Marqués de los Vélez. En 1564 se crea la diócesis de Orihuela, segregada de la de Cartagena.

Postal antigua de la Vereda del Molino de la Ciudad

Al caer Valencia en manos de los austricistas durante la Guerra de Sucesión, el rey Felipe V traslada la capital del Reino a la Lugartenencia de Orihuela. Pero en 1706 la ciudad se pone de parte del Archiduque, siendo tomada por las tropas del rey Felipe V al año siguiente; a muchos les fueron confiscadas sus tierras por la traición. Para colmo de males cayó un rayo sobre el polvorín del castillo, saltando por los aires la fortaleza. El terremoto de 1829 derruyó lo que quedaba del castillo.

Durante la Guerra Civil de 1936 sus templos fueron asaltados y saqueados, perdiéndose gran parte de sus imágenes y obras de arte; sin embargo, tantas había en Orihuela, que todavía quedan importantes fondos a disposición del visitante. Durante esta época vivió uno de los más ilustres vecinos de Orihuela, el poeta Miguel Hernández, quien murió encarcelado en el seno de la represión fascista, debido a su activa militancia republicana.

En 1968 la diócesis de Orihuela se fusiona con la de Alicante. Desde finales del siglo XX la ciudad ha tenido un extraordinario crecimiento económico, incluido el desarrollo turístico de su costa.

En lo alto del monte de San Miguel hay que ver en Orihuela las ruinas del épico Castillo de Orihuela, que ya existía en el año 713 y famoso por el épico asedio que sufrió en la Guerra de los Dos Pedros. Una explosión del siglo XVIII, un terremoto y la desidia solo han dejado en pie fragmentos de muros y torres. Aconsejamos aprovechar las vistas desde esa altura; especialmente la parte entre el monte y la sierra de Orihuela, donde está el Palmeral de Orihuela, el segundo más grande de Europa.

En la ladera sur se halla el Seminario, edificado en el siglo XV, al que se le incorporó una fachada barroca.

La ciudad está dividida por el río Segura, estando el casco histórico alrededor del monte; numerosos puentes facilitan el tránsito. Empezamos la visita en la parte Este, frente en la Iglesia de Santiago, edificada en el siglo XIV en estilo gótico catalán; especil atención merecen la Puerta de Santiago, gótico-isabelina y la Capilla de San José, donde se puede disfrutar de la excelente obra de Salzillo La Sagrada Familia (1766). Una última estancia destacable es la barroca Capilla de la Comunión.

Un poco más al norte se levanta el Santuario de Monserrate, donde se guarda la imagen de la Virgen encontrada por un pastor al escuchar tañer una campana. Su fachada es neoclásica y la decoración interior, barroca. Cerca está el Palacio Rubalcava (neobarroco, s. XX), sede del Museo de la Reconquista que guarda objetos relacionados con las Fiestas de Moros y Cristianos. En su parte de detrás está el importante Museo Arqueológico, con colecciones prehistóricas y el espectacular paso procesional “La Diablesa”.

Más al sur, en la Plaza de las Salesas, se ubica la Iglesia de Santas Justa y Rufina, con su torre campanario de comienzos del siglo XIV, con aspecto de fortaleza y decorada con gárgolas de animales fantásticos. En el exterior, la Puerta de las Gradas (ejecutada por Villanueva en 1753) y la renacentista Puerta Norte merecen ser disfrutadas. Ya dentro, tras pasear por la gran nave única de estilo gótico vamos a la sacristía de decoración rococó; finalmente, en paralelo a la nave está la Capilla de la Comunión (1747) con un importante retablo.

Al Este, en la calle Mayor encontramos la Catedral, edificada en estilo gótico. Se puede acceder por las góticas Puerta de las Cadenas y la Puerta de Loreto, o por la renacentista Puerta de la Anunciación; el claustro es renacentista. En el interior gótico destacamos el coro del siglo XVIII y las rejerías. En la Sala capitular está el Museo Diocesano, con varios importantes retablos; su pieza clave es La Tentación de Santo Tomás, atribuida a Velázquez. Muy cerca, en la calle Ramón y Cajal, está el Palacio Episcopal, Monumento Nacional del siglo XVIII.

Palmeral de Orihuela

El Convento de Santo Domingo, conocido como “El Escorial de Levante”, fue sede de una universidad desde el siglo XVI hasta XIX cuando se transforma en colegio del que fue alumno el escritor Gabriel Miró. Su espectacular fachada sur, con más de cien metros de largo, da idea de su grandiosidad. A destacar también en su exterior la Puerta del Convento, con elementos renacentistas, barrocos y neoclásicos; y la renacentista Puerta de la Universidad. En su interior se pueden ver sus impresionantes claustros renacentistas y la Iglesia, en cuyo refectorio hay unos importantes azulejos elaborados en Manises en el siglo XVIII.

Al lado del Convento, en el lugar de la antigua muralla de la ciudad, se encuentra la Puerta de la Olma, donde se representa el pájaro Oriol, símbolo de la ciudad.

En la plaza de la Merced se halla el Museo de la Semana Santa que guarda importantes pasos procesionales del gran imaginero Salzillo (s. XVIII).

En el campus universitario, próximo al monte, se encuentra está la Casa Museo de Miguel Hernández, que guarda recuerdos del poeta nacido en Orihuela y, en sus inmediaciones, se ubica el moderno Centro de Estudio dedicado a su obra.

En la calle Salesas, frente al río, encontramos el Museo de la Muralla, que recoge fragmentos de esta y de los baños musulmanes anexos.

Si cruzamos el río, no lejos está el Museo Etnológico, que representa los modos de vida de los huertanos oriolenses.

Orihuela cuenta, en sus alrededores, con preciosos acantilados y numerosas playas y calas -muchas de ellas galardonadas con la Q de Calidad Turística- a lo largo de 16 km de costa, entre ellas Playa Mil Palmeras, Playa Punta Prima y Cala Capitán.

Datos prácticos

Coordenadas

38° 5′ 8″ N, 0° 56′ 49″ W

Distancias

Alicante 52 km, Murcia 20 km, Madrid 411 km

Altitud

Alicante 52 km, Murcia 20 km, Madrid 411 km

Habitantes

91 260 (2013)

San Antón ( domingo más cercano a, 17 de enero, día de San Antonio Abad , con la peculiaridad de la celebración de un Concurso de Charlatanes), Semana Santa (declarada de Interés Turístico Internacional ), Moros y Cristianos (8 días en torno al 17 de julio), Virgen de Montserrat (8 de septiembre, fiesta patronal)

Feria del Ganado (4 días en torno al 15 de septiembre), Mercado medieval (durante tres días en febrero se rememora la importancia de Orihuela en el reino de Castilla y que en ella los RRCC celebraron Cortes Generales)

Mercadillo de la Montserratina (martes, 8:00-14:00, artesanía, textiles, utensilios domésticos…), Mercadillo de la Murada (domingos, 8:00-14:00)

Otros destinos próximos

Imagen principal: Free Wind 2014 / Shutterstock.com

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar