Dénia – Denia

Este post también está disponible en: English (Inglés) Français (Francés)

Ciudad de Diana y reino taifa

El promontorio dominado por su castillo ha sido huésped de poderosas civilizaciones desde hace unos tres mil años. Su temperatura regular e inviernos suaves ha hecho que sus habitantes levanten un monumento en honor a un clima que les garantiza visitantes durante todo el año. Además de sus playas, es un centro estratégico de toda clase de planes durante todo el año.

Planifica tu escapada a Denia

Hay mucho que ver en Denia, pues además de hermosas playas y calas, como la de Las Rotas, cuenta con un casco urbano muy atractivo. Destacamos su castillo musulmán, la iglesia de San Antonio y sus tres interesantes museos.  La visita completa nos puede llevar una jornada. Desde allí de pueden hacer numerosas excursiones muy variadas. Recomendamos visitar el cercano Parque del Montgó u optar por subir por la AP7 hasta el parque natural del Marjal de Pego Oliva, un interesante humedal con aves y fauna; si se sigue la autopista hacia el norte se llega a la playera y monumental Gandía. La otra opción es ir hacia el sur y conocer la localidad costera de Calpe, donde está el espacio natural del Peñón de Ifach. Para los aficionados a refrescarse en la montaña, al oeste está el parque natural de la sierra Mariola. En nuestra página Dormir y comer en Denia hacemos una selección de los mejores establecimientos de la zona.

¿Quieres conocer este sitio?

Los griegos fundaron en el siglo VI a. de C. una colonia que llamaron Hemeroscopeion. Siglos después, los romanos edificaron un castro en el promontorio, y, a sus pies, una ciudad que llamaron Dianium, debido al cercano templo de la diosa Diana. Debió de ser una ciudad importante pues los visigodos ubicaron una diócesis con su propia catedral.

Desde el siglo VIII estuvo bajo el poder del emirato de Córdoba, formando parte de la cora de Balansiya (Valencia), hasta que, en el año 1010, un guerrero extranjero llamado Muyahid Al-Muwafaq, antiguo comandante del caudillo Almanzor, aprovecha la descomposición del califato para convertir Denia en capital de un reino taifa. En el año 1015, con una flota de más de cien naves conquista las islas Baleares y, durante un año, la isla de Cerdeña. También se expandió territorialmente hacia el centro de la Península, dominando plazas fuertes como las de Alcoy, Villena, Biar, entre otras.

Por aquellos años atrajeron a numerosos escritores y ulemas, formando una brillante Corte. Su heredero Al-Dawla, hijo de una cristiana, destacaría por su tolerancia religiosa (incluso adscribió las iglesias de su territorio a la diócesis de Barcelona) y por su refinamiento. En el año 1076, Al-Muqtadir, rey taifa de Zaragoza conquistó éste reino, formándose un reino taifa en Mallorca.

Después de depender de los gobernadores almorávides y almohades de Valencia, el rey Jaime I de Aragón conquistaba la alcazaba en 1244. La derrota supuso la salida de gran parte de la población musulmana de la historia de Denia. En 1298 el rey Jaime II cede el lugar al caballero Poncio de Ampurias y, en 1356, pasa a depender de Gandía. Los Reyes Católicos en 1487 se la cedieron a la familia castellana de Sandoval-Rojas, marqueses de Denia desde 1494.

Fotografía antigua del Castillo de Denia

En 1521 los artesanos y labradores valencianos que formaban el ejército de agermanados ”hermanados”, comandado por Vicente Peris, tomaron el castillo de Polop, bombardearon, incendiaron y saquearon la localidad; y asesinaron a unos setecientos moriscos.

En 1599 el Marqués de Denia (y Duque de Lerma), amigo del joven Rey Felipe III, le ofreció unas magníficas fiestas en su castillo; Lope de Vega las alabó en su obra poética Las Fiestas de Denia. Cinco años después, la pionera monja agustina local, apodada “La Santeta”, convence al Rey para que financie la edificación del convento de su Orden y, diez años más tarde, Felipe III le concedió la categoría de Ciudad.

En la Guerra de Sucesión fue la primera ciudad española en proclamar rey al archiduque Carlos de Austria. En 1708 fue asediada por las tropas de Felipe V, rindiéndose. La ciudad volvería al patrimonio de la Corona en 1804. Después de las destrucciones de la ocupación francesa, durante la Guerra de la Independencia, en 1859 deja de ser una plaza militarizada, comenzando un periodo de expansión económica en la que jugó un papel fundamental la exportación de pasas a Inglaterra. Ese negocio propició el estilo de la construcción típica de la zona: el riu-rau.

En las últimas décadas se centra en sus actividades portuarias, la pesca y el turismo. Además, en ella han rodado películas Samuel Bronston, el hijo de Errol Flynn, Faye Dunaway, Gina Lollobrigida, Mia Farrow, Cristopher Lee, Rachel Welch y Richard Chamberlain, entre otros.

Empezamos la visita en el Castillo de origen musulmán, emplazado en una colina rodeada por la población. Para subir se puede coger el tren turístico que sale de la estación de tren o caminar desde la Plaza de la Constitución, por las calles de la antigua medina árabe, las actuales calles del Hospital, de la Brecha y del Cid. Así se llega hasta el Portal de la Vila, construido por los almohades en el siglo XII. Está flanqueado por la Torre Roja -edificada en el s. XV con arenisca local rojiza- y por la Torre del Cos (del s. XII y remodelada en los ss. XVI y XVII). La Torre del Consell (s. XV) es así llamada por ser el lugar de celebración de las reuniones del Concejo de la ciudad.

La Carretera asfaltada recorre el área de la Vila Vella cristiana hasta la Explanada del gobernador y Palau del Gobernador (XVI-XVII), donde se sitúa el Museo Arqueológico. En el hay colecciones que permiten entender las dominaciones ibérica, romana, musulmana y cristiana del lugar; entre sus piezas destacadas está el balsamario de Mercurio (siglo II a. de C.), los bronces islámicos de los siglos XI y XII, la colección de cerámica andalusí y el Tesoro de Les Rotes, del siglo XV. El lugar es escenario de conciertos y de las fiestas de Moros y Cristianos.

Atravesando el Portal del Baluart (s. XVIII) se desciende hasta el bastión defensivo de la Punta del Diamant. Un poco más abajo se halla el aljibe utilizado para aprovisionar de agua a la guarnición en caso de asedio.

De vuelta en la Plaza de la Constitución, en ella destaca la Iglesia de la Asunción, barroca del siglo XVIII, con una cúpula de tejas azules. En el altar destaca la imagen de la Virgen de la Asunción, acompañada de los Santos Vicentes, Ferrer y Mártir, patronos de Valencia; también los frescos del interior de la cúpula (s. XVIII) con representaciones de los Evangelistas y de los Santos Padres de la Iglesia Occidental. Allí también está el Ayuntamiento, neoclásico del siglo XVII, con seis arcos de medio punto en su fachada con inscripciones romanas provenientes del Foro de Dianium. Una placa recuerda la llegada de Cervantes al puerto de Denia tras su cautiverio en cárceles argelinas.

Iglesia de la Asunción

Por la Calle Cavallers se accede el Museo Etnológico, ubicado en una mansión del siglo XIX, donde se exhiben vestimentas, instrumentos de trabajo y utensilios de la época gloriosa de la exportación de pasas, que tanto enriqueció a su burguesía. Otros edificios de las calle Cavallers, San José y Loreto son de ese periodo; en esta última se sitúa el Convento de las Agustinas o de Nuestra Señora de Loreto (1604) financiado por Felipe III.

Interesa ver el exterior de dos almacenes de pasas del siglo XIX: en el Carrer del Mar está el Almacén de Morand, y en el Carrer Cándida Carbonell el de la Cooperative Wholesale Society, con sus treinta y un ventanas de arco escarzano y enrejadas en su primera planta. Este último edificio hace esquina con la Plaza del Convento, donde se halla la Iglesia de San Antonio (ss. XVI y XVIII).

Aconsejamos pasear por la Calle Marqués de Campos, la más animada de la ciudad, para ver el ambiente local; desde allí, pasando por las calles Cándida Carbonell y Calderón accedemos al Centro de Arte L´Estaciò, dedicado a exposiciones temporales, y en el que también se halla el Museo del Juguete, con una colección de piezas de metal y madera.

El transitado Puerto Comercial que ver en Dénia es punto de partida de las numerosas embarcaciones turísticas que ofrecen actividades por la costa, también del ferry que conecta con Ibiza. Caminando hacia el norte nos encontramos la antigua Lonja de Pescado donde a partir de las 17 h. puede adquirirse la captura recién desembarcada. En la Explanada Cervantes un busto recuerda que Denia fue la primera tierra peninsular que pisó el escritor tras su cautiverio argelino. También allí se ubica el Monumento al Clima, a la media anual de 20º de la población, representado por una figura femenina. El edificio de Las Antiguas Atarazanas o Drassanes (XVI-XVII) es ahora un hotel de cuatro estrellas. En el edificio de la Nueva Lonja (1997) la subasta de pescado es automatizada (para profesionales).

En el Puerto Deportivo se ubican el Monumento a los Bous a la Mar, que conmemora esta fiesta típicas, y el Monumento a la Mar. El Barrio Baix a la Mar con sus bajas casas de pescadores y sus estrechas calles merece ser recorrido.

En las afueras se encuentra la Torre del Gerro (s. XVII) próxima a los acantilados del cabo de San Antonio, declarado Reserva Marina.

Por la carretera hacia Jávea se llega al Parque Natural del Montgó.

.

Imprescindibles

Castillo de Denia
Las Rotas

Datos prácticos

Coordenadas

38º 50’ 25’’ N, 0º 6’ 31’’ W

Distancias

Alicante 90 km, Madrid 448 km

Aparcamiento

Abundantes aparcamientos municipales en el casco histórico y en torno al puerto

Altitud

120 m

Habitantes

44 450 (2013)

Medio año de Moros y Cristianos (último fin de semana de febrero), Fallas (16 al 19 de marzo), Fiestas de Jesús Pobre (17 al 25 de mayo), Fiestas patronales de la Santísima Sangre (primera quincena de julio, Bous a la Mar, Fiesta de Interés Turístico Nacional), Moros y Cristianos (en honor a San Roque, del 13 al 16 de agosto), Fiestas de la Xara (finales de agosto, principios de septiembre), Fiestas del Cabrerot de Jesús Pobre (9 al 11 de octubre)

Música al Castell (finales de julio-principios de agosto)

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar