Que ver en Alcoi – Alcoy

Ciudad de perseverantes, Moros y Cristianos

Una reveladora anécdota de un partido de fútbol ha dado celebridad a esta ciudad monumental, en la que hubo numerosas sublevaciones moriscas y en las que surgió la célebre Fiesta de Moros y Cristianos en el siglo XVI. Es un lugar desde el que hacer numerosas excursiones por el norte de Alicante.

Planifica tu escapada a Alcoy

Rodeado del parque natural de la Sierra Mariola, este municipio destaca sobre todo por sus numerosos puentes y su maravilloso paisaje. Durante la visita a Alcoy el viajero disfrutará de edificios modernistas y neoclásicos además de dos museos importantes: el Museo Arqueológico Camilo Visedo y el Museo Alcoi en Fiestas, dedicado a las sensacionales fiestas de Moros y Cristianos y la Cabalgata de los Reyes Magos. Lo que hay que ver en Alcoy se puede conocer en un día y por ello os proponemos que el día siguiente visitéis las cuevas y las cavas de Agrés u optar por hacer turismo activo en la sierra Mariola o el parque natural del Carrascal de la Font Roja. Pueden hacerse excursiones hacia la costa vía la agreste villa de Guadalest (donde parar un par de horas) a las costeras de Calpe (especialmente su espacio natural del Peñón de Ifach) o Altea.  Para conocer la gastronomía local y los mejores alojamientos donde poder recobrar fuerzas no dudes en consultar nuestra sección Dormir y comer en Alcoy.

¿Quieres conocer este sitio?

El yacimiento de El Salt y los abrigos naturales con pinturas del llamado “Arte esquemático levantino” testimonian asentamientos humanos, algunos de hace diez mil años. Los íberos habitarían en los poblados fortificados de El Puig y La Serreta. Se conoce la necrópolis romana de L´Horta Major.

El territorio fue ocupado por las tropas del rey Jaime I de Aragón en 1238, mediante tratados de paz en los que el rey se comprometía a respetar las propiedades y costumbres de los moriscos. Para consolidar una zona densamente poblada por moriscos, en 1256, los aragoneses edifican un castillo. Las ocupaciones de propiedades musulmanas por colonos cristianos provocaron que en 1248 comience la revuelta de Al-Azrag (Ojos azules), un caudillo que mantendrá su desafío durante una década y que volverá a repetirlo en 1276; cuando se encontraba sitiando Alcoy, muere Al-Azraq y se desactiva la rebelión.

En 1291 el Rey le entrega a su tío el almirante Roger de Lauria esta localidad tan conflictiva pero en 1304 vuelve la violencia, esta vez fue una cabalgada de moros granadinos que trató de tomar al asalto las murallas, siendo rechazados.

En 1431 la villa regresa al patrimonio de la Corona, como castigo al conde de Luna, Señor de Alcoy, que se había sublevado.

Las luchas de los siglos XIII y XIV quedaron muy fijas en el imaginario local, provocando que hacia 1511 comience a celebrarse la Fiesta de Moros y Cristianos, una costumbre muy extendida por el territorio y que pudo haber comenzado en Alcoy. La Fiesta rememora la batalla de 1276 cuando los cristianos de Alcoy derrotan a los moros de Al-Azraq.

En 1561 ya hay una fábrica de paños. En el siglo XVIII se establece la “bolla” como sello de calidad certificado después de una inspección en una casa dedicada a semejantes pruebas.

Entre 1705 y 1707 Alcoy fue partidaria del Archiduque Carlos, siendo asaltada por el ejército borbónico, pero el resto del siglo fue de continuo crecimiento, lo que permitió la construcción de cuatro importantes puentes para conectar con las nuevas barriadas en que albergar al crecimiento de la población.

En 1800 la Fábrica de Paños recibe el apelativo de “Real” por gracia de Carlos IV y en 1821 se producen revueltas de anti-maquinistas de los obreros para preservar su empleo en las industrias textil y papelera. Éstas generarán una gran riqueza que se plasmará en los edificios y sepulturas historicistas y modernistas.

El 7 de julio de 1873, durante la Primera República, comienza una revuelta obrera denominada “La Revolución del Petróleo”. La represión del alcalde progresista, Agustín Albors, causó varias muertes; tres días después, será asesinado y su cuerpo mutilado. El comité obrero se proclamó cantón independiente y cuatro días más tarde Alcoy es controlada por el Ejército. Sede en España de la Asociación Internacional del Trabajo, será una importante localidad del movimiento obrero.

Al comenzar la Guerra Civil los milicianos derruyeron las importantes iglesias barrocas de Santa María y Santo Mauro, asesinaron a quince sacerdotes, así como a dos centenares de católicos locales; el resto de templos fueron saqueados, perdiéndose la práctica totalidad de las obras de arte e imágenes. La industria local se reconvirtió para apoyar el esfuerzo bélico, colectivizándose lo que también atrajo hasta seis bombardeos de la ciudad por los fascistas.

antigua foto viaducto alcoy
El Viaducto Canalejas en una antigua postal

En 1944, estando en juego el partido de fútbol de ascenso a Primera División entre el Español de Barcelona y el Alcoyano, con tanteo de 7 – 1 y, dado lo abultado del resultado, el árbitro decidió dar el pitido final dos minutos antes de finalizado el tiempo reglamentario, con el fin de ahorrarles el mal rato a quienes iban perdiendo. Este hecho fue protestado airadamente por los jugadores del Alcoyano, argumentando que todavía tenían tiempo para empatarlo; de ahí la frase “tienes más moral que el Alcoyano”. En esa década el club llegaría a militar durante cuatro temporadas en Primera División, haciéndose famoso por su garra, pero sin buenos resultados.

Como suele ser habitual, por motivos defensivos, el origen de la población estuvo en una colina desde la que se fue extendiendo esta importante ciudad atravesada por tres ríos que confluyen en el Serpis: el Molinar, Benisaidó y Riquer. La compleja orografía requiere estar conectada por puentes, algunos de gran altura, para salvar los importantes desniveles y barrancos que dificultan el tránsito de una zona a otra de la misma. Por sus características, dichas obras de infraestructura son un atractivo que hay que ver en Alcoy: el Puente de María Cristina (1838), el Puente de San Roque (1862), el Puente de Pechina (1863), el Puente de San Jorge (1928) y los Viaductos de Canalejas (1907), Tossal (1712), Antiguo de San Roque (1731), Alcázares (1780) y Casidenyo (1790) además de una docena más de puentes menores sobre los barrancos. Por último, fuera del casco urbano y, en dirección al Parque Natural de la Font Roja, encontramos en un descampado el Puente de las Siete Lunas, destinado al ferrocarril y nunca empleado; es una decoración de su entorno campestre.

llotja sant jordi alcoy
Llotja de Sant Jordi (Santiago Calatrava)

Visitados los puentes que conectan la colina central con los contornos recorremos el amplio número de edificios modernistas y neoclásicos en un urbanismo decimonónico. En la Plaza de España se encuentra la sala de exposiciones subterránea de la Llotja de Sant Jordi, con forma de ballena, finalizada en 1995 por el polémico arquitecto Santiago Calatrava; en la superficie se encuentra el edificio neoclásico del Ayuntamiento. Si se toma la calle Sant Nicolau se llega hasta la célebre vivienda modernista La Casa del Pavo (por la escultura sobre su dintel) y el edificio del Círculo Industrial. Más adelante están la Iglesia de San Mauro y San Francisco (1948) y el Parque de la Glorieta (siglo XIX) lugar de celebración y paseo.

Si se vuelve a la Plaza de España, en la parte opuesta está la Iglesia de Santa María, una versión de 1955 copia de la iglesia barroca destruida en 1936. Por la calle Casanovas se accede a la Placeta El Fossar, zona de gran ambiente; muy cerca, en la placeta del Carbó está el renacentista edificio del antiguo ayuntamiento, ahora sede del Museo Arqueológico Camilo Visedo. En el pueden contemplarse las importantes colecciones de piezas de los yacimientos de la zona. Próximo también está el Museo Alcoi en Fiestas, sobre las espectaculares fiestas de Moros y Cristianos y la Cabalgata de los Reyes Magos, que es la más antigua de España. En la cercana calle de Santo Tomás se halla la iglesia barroca del Santo Sepulcro (1598), que es la única antigua que subsistió a los saqueos de 1936; muy cerca está la Iglesia de San Jorge, construcción historicista de mediados del siglo XIX.

A unos kilómetros, en la carretera hacia Bañeres, se encuentra una colina en la que se aprecian las ruinas del Castillo de Barchell, edificado por los musulmanes hacia el siglo XII. Se pueden apreciar perfectamente los muros y su gran torre principal de veinte metros de altura.

Imprescindibles

qué ver en Alcoy
Puente de María Cristina
qué ver en Alcoy
Viaducto

Datos prácticos

Coordenadas

38° 41′ 54″ N, 0° 28′ 25″ W

Distancias

Alicante 54 km, Madrid 416 km

Altitud

562 m

Habitantes

60 105 (2013)

Procesión del Jesuset del Miracle (1 de febrero), Moros y Cristianos (a finales de abril o, si coincide con Semana Santa, en mayo; Fiesta de Interés Turístico Internacional, en honor a San Jorge)

Feria de Artes Escénicas de la Comunidad Valenciana Muestra de Teatro de Alcoy

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar