Playa de la Almadraba en Alicante

En la zona oriental de Alicante ciudad espera la pequeña playa de la Almadraba. Se encuentra en una zona residencial cerca de las ruinas romanas de Lucentum. Mientras que al noroeste se halla la playa de la Albufereta, siguiendo la línea de costa al sur se extiende el cabo de las Huertas. Al fondo queda la extensa playa de San Juan. Por tanto, se halla en un entorno muy interesante, representando una alternativa a los arenales de la provincia alicantina como los de Villajoyosa, Santa Pola o Denia. Además, gracias a estar encarada hacia el oeste permite contemplar las mejores puestas de Sol del lugar.

Playa de la Almadraba en Alicante

Playa de la Almadraba en Alicante. | Shutterstock

Su arena es oscura, dura, y también abundan las piedras, pese a lo que es cómoda. El mayor inconveniente de la playa de la Almadraba es la presencia de aguas fluviales subterráneas, que en ocasiones provocan que se enfangue. Con todo, es una alternativa estupenda para acudir con niños en época tanto estival como invernal. Gracias a ser tan contenida, permite vigilar a los más pequeños con suma facilidad. Además, al estar en un terreno abrigado, las aguas son bastante seguras. Cuenta con servicio de salvamento durante el verano, periodo de máxima afluencia.

Cómo llegar a la playa de la Almadraba

Es muy fácil llegar a la playa de la Almadraba desde el centro de Alicante, en el entorno de su castillo y casco histórico. En transporte público hay dos alternativas. Por un lado queda el tranvía. En tal caso, habría que coger la línea 4 en Marq-Castillo o Sangueta y llegar hasta Sergio Cardell, lo que supone un cuarto de hora. Desde allí solo hay que andar unos cinco minutos. Por otro lado está el bus. Basta con tomar la línea 21 o 22, por ejemplo en la parada de Villajoyosa 2, e ir a la Estación Marina.

Playa de la Almadraba en Alicante

Atardecer en la playa de la Almadraba en Alicante. | Wikimedia

También es posible ir andando, paralelo o a través de la avenida de Villajoyosa. Se debe seguir la costa hasta enlazar con la de la Condomina y la de Costa Blanca. Sin embargo, son más de cuatro kilómetros, en torno a una hora. Sin embargo, si es más accesible desde los apartamentos del Cabo de las Huertas. Mientras tanto, si se va en coche desde el centro el recorrido es similar al andado. Para aparcar lo mejor es callejear, especialmente fuera de temporada, ya que es bastante posible encontrar sitio.

Playa de la Almadraba en Alicante

Playa de la Almadraba en Alicante. | Wikimedia

Comer en la playa de la Almadraba

Al estar en un entorno urbano, hay muchas opciones para comer en la playa de la Almadraba. Andando cinco minutos por la avenida Costa Blanca se llega a las avenidas de la Goleta y, paralela a ella, de la Condomina. En ellas hay multitud de comercios y restaurantes de todos los estilos. También es posible comer mirando al mar, muy cerca de la playa o en ella misma.

Taberna To-Bar

Hacia el norte, en el Club Náutico Alicante Costa Blanca, se enclava la taberna To-Bar. Ofrece menús cerrados por unos 15 euros. Arroces, tapas y productos del mar son las especialidades de su carta. Destaca sobre todo su terraza, en la que se puede tomar un aperitivo o comer. Desde ella hay buenas vistas del pequeño puerto del club, con el ajetreo que aporta sus escuelas de deportes marinos.

Chiringuito Almadraba

En la propia playa está el Chiringuito Almadraba, que permite salir de un apuro sin tener que alejarse de la arena. Tiene clásicos de la gastronomía playera, como calamares a la plancha o patatas bravas. La carta cuenta tanto con carnes como con pescado. Aunque no resulta muy económico, su ubicación es excelente.

Trattoria da Michele

A unos cinco minutos, en la calle Nasa, este pequeño local italiano es muy popular en la zona. Se trata de un lugar especializado en en platos del entorno de Roma. Su dueño, que da nombre al lugar, realiza sobre todo recetas de pasta y la pizza brilla por su ausencia. Si se está con niños, es una alternativa perfecta y muy cercana a la playa de la Almadraba.

Ficha de la Playa

Longitud

100 metros y seis de profundidad.

Arena

Oscura, con rocas.

Clima

Mediterráneo.

Bandera Azul

No, pero posee el sello de calidad SICTED.

Servicios

Cuenta con acceso para minusválidos, vigilancia en verano, lava-pies, aparcamiento, hamacas y sombrillas.

About the author