...

Qué ver en Montblanc

Extraordinario conjunto medieval

Montblanc es uno de los conjuntos medievales mejor conservados de España. El estar tan cerca de una histórica vía de comunicación fue una ventaja en el pasado pero hoy la gente pasa sin detenerse allí. ¿Te animas a descubrir que ver en Montblanc?

Planifica tu escapada a Montblanc

Es uno de los conjuntos monumentales medievales mejor conservados de España, producto de su papel como lugar de descanso en la transitada vía de comunicación entre Zaragoza y Barcelona.

Lugar interesante, en el que se puede pasar hasta un día entero contemplando las fachadas de sus numerosas iglesias, conventos, palacios y fortificaciones de muy distintas épocas. También se tiene que ver en Montblanc algunos de sus tres pequeños pero interesantes museos.

Situado en una pequeña elevación rodeada por ríos, es una buena base para un día entero de excursión en el vecino Monasterio de Poblet y el Parque Natural de Poblet, donde se puede practicar turismo activo. Atravesando esa Sierra de Prades por una revirada carretera se llega hasta la también muy interesante Prades. Otra opción de excursión más cercana es la gran población «castellera» de Valls.

No es un destino turístico habitual, por lo que la oferta es reducida, sencilla y económica. En nuestra página de reservas Dormir y Comer en Montblanc explicamos la gastronomía local y las opciones para quedarse.

¿Quieres conocer este sitio?

Para saber que ver en Montblanc es interesante completar la visita conociendo su historia. La comarca estuvo ocupada por primitivas comunidades en la lejana Prehistoria, que incluso legaron manifestaciones de arte rupestre como las de Cova de les Creus y Mas de la Baridana, entre otros muchos yacimientos.

Más tarde, la civilización íbera fundó un poblado entre los siglos IV y I a.C. en el lugar conocido como Pla de Santa Bárbara, solar de Montblanch en el camino entre Lleida y Tarragona a través de las montañas. Por su posición en el camino, los romanos también se instalaron en la zona aunque poco se sabe de aquellos primitivos enclaves.

Y en los siglos X y XI el entorno de la ribera estuvo poblado por los árabes. Una vez concluidas las campañas cristianas en la zona hacia 1150, se estabiliza el núcleo urbano con el nombre de Duesaigües por los dos ríos Anguera y Francolí, que allí confluyen.

En 1155 ya existe en la historia de Montblanc una primera carta de población gracias al conde de Barcelona Ramón Berenguer IV, quien concede privilegios económicos y exenciones a esta localidad que por eximirse de tantos impuestos pasaría a llamarse Vila-Salva. La población se traslada a un lugar más elevado alejándose de las crecidas de los ríos. De este modo, cambiaría su nombre por el de Muntblanc.

En 1163 se otorga, por orden del rey Alfonso I, un nuevo ordenamiento para favorecer la colonización del lugar. Siete años después se construye el castillo de la colina de Santa Bárbara.

Que ver en Montblanc
Imagen antigua de la Torre dels Cinc Cantons

En el siglo XII está en pie la magnífica fortaleza. Era un tiempo de riqueza y favores regios que se continúa y potencia durante la centuria siguiente en que se dota de numerosos edificios de prestigio y administrativos. En el siglo XIV se trataba ya de una población importante. Estaba protegida por una imponente muralla  de 1.500 metros de largo, con 28 torres y cinco puertas. Esto da idea de su grandeza. Por ello, se escogió para acoger cinco reuniones de las Cortes de Aragón.

Producto de esta hegemonía en 1391 el rey Juan I de Aragón constituye el ducado de Montblanch (s. XIV) para el heredero a la corona. Esto da idea de la importancia del lugar. Pero poco después se sumarían varias desgracias, las pestes y problemas con los cultivos provocarían una crisis económica y demográfica.

En el siglo XV el lugar fue escenario de los conflictos bélicos internos de Cataluña que contribuyeron a despoblar el lugar.

En el siglo XVII, Montblanc se ve envuelta en la Guerra dels Segadors. Se destruyó así parte de la muralla y la fachada de la iglesia de Sata María. Con ello, se confirmó su decadencia. Todo se agravó con la Guerra de Sucesión entre Austrias y Borbones. Sin embargo, a este dramático tiempo de violencia y destrucción siguió una leve recuperación gracias a la apuesta decidida por el desarrollo agrícola, principalmente de la vid.

El siglo XIX trajo más conflictos: la Guerra de la Independencia y los sucesivos enfrentamientos carlistas. También se arruinó el campo de Montblanch por las plagas. La localidad entra en un tiempo de profundo retroceso.

Superada la dura posguerra del pasado siglo, en 1947 es declarada Conjunto Monumental. De esta manera, se convierte en un importante centro turístico.

A continuación, corresponde leer el apartado Que ver en Montblanc.

El monumental casco urbano que ver en Montblanc, accesible a través de su Puente medieval (s. XII) sobre el río Francoli, está lleno de iglesias, fortificaciones y mansiones.

Comenzamos la visita a lo que ver en Montblanc recorriendo las bien conservadas murallas (s. XIV), su Baluarte de Sant Anna y las monumentales Puertas de BovéSant Antoni, que conduce a Lleida, Sant Jordi y Castlà (esta última, reservada al delegado del monarca, incluía un jardín de uso exclusivo).

La cerca se completa con la pentagonal Torre dels Cinc Cantons. Tras esto se puede coronar la cima y, desde lo alto del cerro, contemplar la población medieval. Además, en esa zona conocida como Pla de Santa Bárbara se documentó arqueológicamente una ocupación de los íberos.

La gran Iglesia de Santa María La Mayor (ss. XIV y XVIII, imprescindible que ver en Montblanc). Sobresale por su monumental frente barroco, por acoger la capilla del Santísimo y por su célebre talla medieval de la Virgen del Cor.

Y en la plaza homónima está la Iglesia de San Miguel (s. XIII). Es de transición entre el románico y el gótico. Cuenta con una nave dotada de una espectacular techumbre de madera. En su interior se celebraron varias convocatorias de las Cortes en el siglo XIV. Comparte protagonismo con el Palacio-Fortaleza del Castlà (s. XV), antiguamente sede del representante regio. Destaca por su patio.

La Iglesia de San Marçal (s. XIV), relacionada en origen con los pobres de la localidad, llama la atención por la espadaña. Corona su frente principal un mural bajomedieval dedicado a San Cristóbal visible en su interior. Se trata de un templo interesante que ver en Montblanc.

El Santuario de la Virgen de la Serra (ss. XIII-XIV) sigue estando habitado por una comunidad monástica. Es otro de los sitios emblemáticos que ver en Montblanc, pues custodia la imagen de la patrona de la villa, ejecutada en alabastro. En el interior del templo de una sola nave existen varios enterramientos del tiempo fundacional.

También es digna de contemplar la Capilla del Santo Sepulcro. El conjunto se complementa con un hermoso huerto.

iglesia sant francesc montblanc
Iglesia de Sant Francesc

Por otra parte, el Convento del Milagro o de la Mercè (ss. XIII-XIV, ejemplo que ver en Montblanc) presenta un frente urbano de enorme austeridad. Mientras, la antigua Iglesia de Sant Francesc (ss. XIII-XIV), situada extramuros, albergó un importante y activo centro intelectual.

El antiguo Hospital de Santa Magdalena (ss. XV-XVI) tiene a su lado un templo del siglo XIV. Sobresale por su claustro que aún exhibe el solado primitivo. Hoy es sede del Archivo Histórico Comarcal.

Además de las iglesias principales que ver en Montblanc, gozan de gran aceptación popular la pequeña Capilla de Santa Tecla (ss. XVI-XVII), dotada con puerta de cuidada ejecución y la modesta Ermita de Sant Josep (s. XVIII). Ésta última ya fuera del casco urbano.

La antigua Casa de la Vila o Ayuntamiento (ss. XIII-XIV y XVI-XVII) conserva en su fachada de piedra una hermosa ventana gótica anterior. Asociada a este viejo edificio estarían los Portales de Cal Malet (s. XVIII). Aquí se determinaban las medidas oficiales para el grano.

Las calles de esta población catalana aún cuentan con alguno de los característicos pasos propios de las ciudades medievales como la Volta del Carrer.

El Palacio Real (ss. XIII-XIV) fue vivienda regia cuando la máxima autoridad del Reino estaba en Montblanch. Otras viviendas notables que ver en Montblanc son las Casas de Gardeny (ss. XVI-XVII), Aguiló (ss. XIV-XV), Cartanyà (s. XIX), de llamativas decoraciones esgrafiadas en su exterior. Otro ejemplo es Castellví (s. XVIII), de frente clasicista que contrasta con el característico aspecto medieval de la ciudad. Así mismo, son dignos de contemplar los frentes del Palau Alenyà (ss. XIII-XV) y el llamado Casal Declergue (s. XVI), donde destaca la galería abierta en la parte superior.

El Palacio de los Josa (del s. XIV y reformado posteriormente), con hermosas ventanas apuntadas en el piso noble, es sede del Museo Comarcal. Reúne interesantes colecciones arqueológicas y etnográficas además de fondos de arte religioso. Al lado está el curioso edificio que alojó las Escribanías Reales (ss. XIII-XV), con hermosas ventanas doveladas.

El emblemático Museo del Vino, está complementado con numerosas bodegas que ver en Montblanc. También es sobresaliente el edificio que acoge la sede de la Cooperativa de Viticultores.

Por último, el entorno de Montblanch cuenta con importantes testimonios del arte paleolítico protegidos por la UNESCO. Se pueden complementar con el Centro de Interpretación del Arte Rupestre alojado en la calle Pedrera. Las artes plásticas tienen un museo en el Palau de los Ferré de la calle River.

En el mes de abril se celebra un mercado medieval y se recuerda la leyenda de Sant Jordi. En conclusión, esto es todo lo que ver en Montblanc.

Imprescindibles

Dónde dormir en Montblanc
Iglesia de Santa María La Mayor
Dónde dormir en Montblanc
Fortaleza de Montblanc

Datos prácticos

Coordenadas

41º 22’ 32” N, 1º 9’ 40” E

Distancias

Tarragona 39km, Barcelona 118 km, Madrid 512 km

Aparcamiento

Es recomendable dejar el vehículo en las inmediaciones de las vías de acceso al casco urbano.

Altitud

355 m

Habitantes

7 356 (2012)

Son muchas las actividades que hacer en Montblanc. Entre ellas, acudir a la Cabalgata de los Reyes Magos (5 de enero). Las fiestas de San Antonio Abad y Tres Tombs (enero). También el Carnaval, Semana Santa, San Matías (mayo) y el Corpus Christi. No podemos olvidarnos de la Noche de San Juan (23 de junio). Tampoco de las Fiestas de la Virgen de la Serra (8 de septiembre) así como de la Feria de Sant Martí (noviembre).

Entre los eventos a tener en cuenta, destacamos los siguientes. Setmana Medieval de la llegada de Sant Jordi (abril). Además, Aplec Sardanista (julio) y el Festival Internacional de Cerámica de Montblanch Terrània (septiembre). Finalmente, Clicktània Montblanch (Festival del Click de Playmobil (octubre).

Otros destinos próximos


About the author

Otras noticias de interés
Por la Península Ibérica han pasado muchas civilizaciones desde tiempos ancestrales. Sin embargo, pocas han Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Actualmente la conocemos como Tarragona, pero en el siglo III a. C. fue la gran Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="La ciudad que dio nombre a los íberos" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"][vc_column_text]Situada al pie de la Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="Cerámica y arenales con una orden de caballería propia" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"][vc_column_text]Esta antigua zona desértica Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="El último bastión musulmán" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"][vc_column_text]Siurana se encuentra emplazada en un imponente peñón de Más información

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar