Que ver en Horta de Sant Joan

Plaza fuerte templaria e inspiración de Picasso

Este conjunto histórico artístico enclavado en el Parque Natural dels Ports fue una plaza fuerte templaria. Se mantuvo fiel al Felipe IV en la Guerra de los Segadores y que sería fértil escenario de la creatividad de Pablo Picasso. En sus cercanías está un gran parque natural y escenarios de la batalla más terrible de la Guerra Civil. ¿Te animas a descubrir que ver en Horta de Sant Joan?

Planifica tu escapada a Horta de Sant Joan

Lo que hay que ver en Horta de Sant Joan puede recorrerse en una mañana. La escapada puede continuar en dirección a Gandesa. Aquí uno puede orientarse en su centro de interpretación sobre los múltiples hitos de la Batalla del Ebro situados en la zona.

Desde allí se puede continuar para visitar la fortaleza templaria de Miravet y tener la experiencia de cruzar el Ebro en barcaza. Otra alternativa es viajar por la carretera T-330 hacia el Este hasta la C-12 que conduce hasta Benifallet. Allí es posible recorrer su larguísima cueva de las Maravillas. Los amantes de la naturaleza pueden aprovechar el vecino Parque natural dels Ports, acompañados por alguna de las empresas de turismo activo.

Para encontrar lugares adecuados donde pernoctar en una comarca con los establecimientos muy dispersos geográficamente, conviene comprobar las localizaciones de cada uno de ellos. Para reservar en los que hemos seleccionado ponemos un hipervínculo con nuestra página Dormir y Comer en Horta de Sant Joan. A continuación, encontrarás la historia y lo que ver en Horta de Sant Joan.

¿Quieres conocer este sitio?

Para conocer lo que ver en Horta de Sant Joan es interesante leer antes su historia. Se han hallado restos de un poblado íbero fortificado en la parte alta de la colina donde está asentado el pueblo. Hay quien defiende que la palabra Orta, quiere decir en lengua íbera “Lugar Elevado”.

No hay noticias del periodo musulmán, que duraría entre los años 714 y 1097. Momento en el que la conquista por primera vez el conde de Barcelona Ramón Berenguer III. Posteriormente debió de perderse, pues la familia Montcada la retoma en nombre del conde de Barcelona en el año 1153.

En el año 1165 el rey Alfonso I de Aragón otorga a Horta una carta de población con el fin de repoblarla. Para asegurar su defensa y desarrollo, en el año 1174, su hijo, el rey Alfonso II, cede a la Orden del Temple su parte del lugar. Por otra parte, la familia Montcada, que compartía el señorío del lugar, cedió la suya, ocho años después, unificándose la autoridad en los templarios.

Su repoblación no debió de ser algo satisfactorio pues en el 1192 el maestre templario Ponce de Reginaldo concede una nueva carta de población más generosa. Así, atrajo a pobladores procedentes de LLeida. Al año siguiente se nombra un comendador templario para la nueva encomienda, procediéndose a construir edificios religiosos.

Que ver en Horta de Sant Joan
Plaza del Ayntamiento en una antigua fotografía

En 1236 la localidad se libera de la tutela de la Encomienda Templaria de Miravet . En 1265 se ponen por escrito las costumbres del lugar, como fuente del derecho local.

Al suprimirse la Orden del Temple, la plaza fuerte pasa a ser propiedad de la Corona en 1307. A su vez, éstos la entregan a los Caballeros Hospitalarios, quienes la administrarían desde la castellanía que tenían en Amposta. En el reinado del rey Pedro El Ceremonioso se amuralla la villa y se planifica la plaza Mayor, así como algunos importantes edificios góticos.

Durante la Guerra de los Segadores la villa permanece fiel al rey Felipe IV. En 1640 resulta asaltada y saqueada por las tropas francesas aliadas de la Generalitat.

Transcurriendo la Primera Guerra Carlista, en 1835, el general Cabrera toma por asalto la plaza, la cual habían fortificado las tropas del Gobierno.

Al ser el pueblo natal de Manuel Pallarés, gran amigo de Pablo Picasso, éste residió y pintó allí unos meses entre 1997 y 1898. Regresó para desarrollar allí su estilo cubista en 1909. El pintor llamó cariñosamente al pueblo “Horta del Ebro”.

A continuación, leer el apartado Que ver en Horta de Sant Joan.

Destacamos aquello que ver en Horta de Sant Joan y cómo debe realizarse la escapada. La visita al antiguo recinto amurallado de la colina puede comenzar por el arco ojival de la muralla que todavía subsiste. Del castillo templario no quedan restos.

Seguimos en la Plaza Mayor. Posee un diseño medieval y está conformada por los edificios con pórticos o soportales que protegen a los lugareños de las inclemencias del tiempo.

Aquí encontramos otra infraestructura que ver en Horta de Sant Joan. Es el edificio del Ayuntamiento. De estilo renacentista, tiene grandes soportales y un colorista mural sobre el rey Fernando VII y las Cortes de Cádiz. Allí encontramos las dependencia de la antigua cárcel del pueblo. Además, podremos ver una exposición sobre la arquitectura histórica del pueblo.

En la Casa de la Encomienda Templaria y Can del Diezmo, hay un Centro de Interpretación donde se recrea el periodo templario. Allí mismo, la Iglesia de San Juan Bautista es un gran templo gótico del siglo XIV. Cuenta con una austera fachada, dotada de una imponente espadaña del siglo XVII.

Entre las intrincadas calles de configuración medieval, hay mucho que ver en Horta de Sant Joan, con numerosas viviendas de estilo tradicional de la zona. Algunas de ellas con características góticas. Entre estas viviendas que ver en Horta de Sant Joan, destacamos la llamada Casa del Delme. En el siglo XIII fue residencia del comendador templario de la villa e identificable por su galería en la parte superior y la garita en la esquina.

Dónde dormir en Horta De Sant Joan
Santuario de la Madre de Dios de los Ángeles

El antiguo Hospital Templario (s. XII, ejemplo de lo que ver en Horta de Sant Joan) para asistir a los pobres, se reformó en el siglo XVI. Después de eso, se adaptó para ser la sede del Centro Picasso. Allí pueden verse copias de las principales pinturas del artista elaboradas durante su estancia en el pueblo. Descubrirás además una explicación de sus dos viajes allí y los vínculos que realizó.

En la carretera de Horta a Bot, a unos quinientos metros, se encuentra un olivo conocido, como Lo Parot, que ha sido declarado Árbol Monumental. Se trata de un olivo, de una variedad no determinada, con unos frutos más alargados que los de los contornos.
Posee una edad estimada superior a los dos milenios. Es algo interesante y curioso que ver en Horta de Sant Joan.

Apartada del pueblo se halla la Torre del Prior, o de Galindo, al pié del monte de Santa Bárbara. También de fundación templaria, fue más tarde ampliada con una vivienda anexa.

No lejos, en la vertiente sur del monte, se encuentra el importante Convento de San Salvador o Santuario de la Madre de Dios de los Ángeles (s. XII). Se trata de un santuario fortificado, recogiendo en sus formas la transición entre el estilo románico y el gótico. Algunos lo consideran el principal templo erigido por los templarios en Cataluña. Por lo tanto, es una parada imprescindible en lo que hay que ver en Horta de Sant Joan.

Tras una imponente escalinata encontramos un enorme pórtico de acceso. El interior del templo tiene una sola planta, es de forma rectangular, con capillas a los lados. Su bóveda está sustentada en grandes columnas de más de cinco metros de altura. En su atrio están las tumbas de algunos caballeros templarios. Por su gran dimensión son conocidas como de “Los Gigantes”.

En la festividad de Santa Águeda las mujeres de la zona acostumbraban a recoger el polvo de las tumbas. Después lo daban a beber disuelto en agua a sus hijos pequeños a la vez que oraban por ellos. El fin era que se convirtieran en hombres tan altos y sabios como los caballeros allí enterrados. Detrás del convento parte un sendero que conduce a la Ermita de Santa Bárbara.

En el próximo pueblo de Gandesa hay un importante centro de interpretación de la Batalla del Ebro. Desde aquí nos podemos orientar por los numerosos lugares donde se recuerda aquella batalla. Ambos bandos enfrentados rivalizaron en heroismo.

En la cercana localidad de Benifallet se encuentra la interesante Cueva de las Maravillas.
Son quinientos metros de recorrido entre estalactitas y estalagmitas. Comprobar antes el horario de apertura.

En conclusión, esto es todo lo que ver en Horta de Sant Joan.

Imprescindibles

Dónde dormir en Horta De Sant Joan
Plaza de Horta de San Juan

Dónde dormir en Bagà
Iglesia de Sant Joan d'Avellanet

Datos prácticos

Coordenadas

40° 57´23″ N, 0° 18´59″ E

Distancias

Tarragona 101 km, Barcelona 208 km, Madrid 428 km

Aparcamiento

Sin problemas en la localidad.

Altitud

542 m

Habitantes

1 280 (2012)

Si deseas saber que hacer en Horta de Sant Joan te sugerimos acudir a sus fiestas. Primero, Sant Antoni (17 de enero). Segundo, las Fiestas Mayores (8 de septiembre). Por último, la Fiesta de la Costa (tercer sábado de septiembre).

Por ejemplo, la Romería de Sant Salvador (18 de marzo).

Feria de Artesanía Dolça Tardor (octubre)

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar