El primer entierro en el cementerio de Reus, en la provincia de Tarragona, se efectuó en enero de 1871. Anteriormente, existieron otros recintos funerarios que se encontraban ubicados en otros puntos de la ciudad. Actualmente ocupa aproximadamente más de siete hectáreas y dispone de unas 14.000 sepulturas. Su distribución urbanística obedece a un fiel reflejo histórico de la sociedad, pues dibuja perfectamente los diferentes estamentos sociales. Su visita será otra manera de conocer Reus y su historia.

El primer cementerio aconfesional del Estado

Escultura de Cronos

Escultura de Cronos | Carme Pechoabierto

El cementerio de Reus fue el primer cementerio general del Estado y, excepto durante el período de la dictadura franquista, se ha mantenido siempre aconfesional. Se construyó en 1870, siguiendo los cánones del neoclasicismo, en los terrenos de Josep Sardà i Cailà, que los cedió a cambio de que no se hiciera ningún tipo de distinción por motivos religiosos ni económicos. Como mejor ejemplo de ello, cabe destacar que es una escultura de Cronos, dios del tiempo según la mitología griega, la encargada de custodiar su entrada y no una cruz. Esta escultura fue retirada en 1939 cuando se declaró el cementerio únicamente católico. Posteriormente, ya en época democrática volvió para ocupar un lugar de honor.

Cruz en honor a Josep Sardà

Cruz en honor a Josep Sardà | Carme Pechoabierto

Este símbolo, en cambio, marca el lugar de descanso eterno de Josep Sardà, empresario y político de la ciudad que fue regidor y diputado en las Cortes por el Partido Liberal Progresista. Después de 40 años de convivencia con el cementerio de la ermita del Roser se decidió unificarlos y trasladar a este todos los restos, dejando como testimonio de ello una placa.

Un paseo por la historia

Placa de la fosa de la Guerra Civil

Placa de la fosa de la Guerra Civil | Carme Pechoabierto

Los diferentes hechos históricos que han ido marcando la vida de la ciudad también lo han hecho en el cementerio. Desgraciadamente, la Guerra Civil española dejó un importante número de muertos, muchos de los cuales descansan actualmente en una misma capilla, la de la familia Llobet.

Al parecer, en uno de los bombardeos se produjo una gran cantidad de muertos y el doctor Llobet, que atendió a buena parte de los heridos, decidió ceder la capilla familiar para el entierro de las víctimas. En el recinto funerario se encuentra una fosa donde descansan los restos de aquellos que nadie reclamó y cuyo recuerdo señala una placa que nombra al president Lluís Companys. Como curiosidad, señalar también, que existe una entrada a un refugio antiaéreo a escasos metros de la entrada del cementerio.

Residentes ilustres

Els tres gitanets

Els tres gitanets | Carme Pechoabierto

Como es de esperar, son muchos los personajes importantes de Reus que han encontrado en este cementerio su último descanso. El panteón de Macià Vila, obra de Leandre Albareda, acoge a los hijos ilustres de la ciudad de Reus como el economista Romà Perpinyà, el pintor Ceferí Olivé o el político Albert Vilalta. El escultor Joan Rebull hizo la obra que habría de adornar su tumba, els tres gitanets, que le representa a él y a sus dos amigos de infancia, uno a cada lado. El nombre viene del barrio en el que vivieron, el llamado barrio de los gitanos de Reus. Rebull es también el autor de la estela funeraria que marca la tumba del político Evarist Fàbregas. Heribert Barrera, primer presidente del Parlament de Catalunya del período democrático, también se encuentra en este cementerio.

Sarcófago general Prim

Sarcófago general Prim | Carme Pechoabierto

El sarcófago del general Joan Prim i Prats preside la entrada del lugar. Fue trasladado desde Madrid en la conmemoración del centenario de su muerte y se trata de una auténtica obra de arte damasquinado de Plácido Zuloaga. El sarcófago, de hierro con incrustaciones de oro y plata, dispone de cuatro columnas en las esquinas y cuatro robustas patas cuadrangulares. Los relieves muestran por un lado la batalla de Castillejos y por el otro la entrada de Prim en Madrid. De la misma época es la capilla en honor a los héroes de Morel y Villalonga, jóvenes milicianos vecinos de Reus que murieron en 1838 en una emboscada carlista.

Banco en honor a Alexandre Frias

Banco en honor a Alexandre Frias | Carme Pechoabierto

Aunque no residente, cabe destacar la figura del doctor Alexandre Frias, un experto pediatra que ayudó a salvar la vida de miles de recién nacidos, a pesar de que no pudo salvar a los suyos. Muchas veces se le podía ver sentado en un banco delante de su capilla familiar y por ello se honró su memoria instalando un banco en ese lugar.

Patrimonio artístico

Tumba familia Pratdesaba

Tumba familia Pratdesaba | Carme Pechoabierto

La visita al cementerio de Reus revelará la importancia artística no solo de sus panteones y mausoleos, como el del general Prim, sino también de las diferentes capillas. La capilla modernista de Margenat, realizada por Lluís Domenech i Montaner en 1905 contiene lápidas e inscripciones en las paredes. Se encuentra presidida por un altar con una cruz sobre mosaico de mármol.

Hay que destacar también la existencia del monumento modernista más antiguo de la ciudad, que está en el propio cementerio. La tumba de los Pratdesaba, obra de Jeroni Francesc de Paula Granell i Manresa. Se trata de una losa decorada con motivos florales como la amapola real, símbolo de la muerte, hojas de acanto y pétalos de pensamiento. El espectacular mausoleo de la familia Ódena-Iglesias, cuenta con una capilla interior en forma de mastaba, al más puro estilo egipcio.

Datos de interés

Estela funeraria de Evarist Fàbregas

Estela funeraria de Evarist Fàbregas | Carme Pechoabierto

Serveis Funeraris Reus i Baix Camp organiza una serie de actividades con el objetivo de divulgar el patrimonio histórico, artístico y cultural del cementerio. Es posible, por ejemplo, efectuar una visita teatralizada en los días previos a la celebración de todos los santos. En el año 2015 se puso también en marcha un centro de interpretación del cementerio en el lugar que antes ocupaba el mausoleo de Prim. Recientemente se ha organizado el Concierto para el recuerdo interpretado por la Banda Sinfónica de Reus. Mediante la música y la lectura de fragmentos literarios, se recuerda a las personas que descansan en el recinto funerario.