Que ver en Solsona

Festiva ciudad episcopal y bastión carlista

La capital de la comarca del Solsonés es una ciudad monumental que ha sido un centro de religiosidad y tradicionalismo que se puede apreciar en su casco histórico y sus fiestas.

Planifica tu escapada a Solsona

La visita a la catedral y su museo diocesano, así como a los lugares del caso histórico que detallamos en el apartado Qué ver en Solsona puede realizarse en medio día. Quienes quieran recorrer la zona pueden practicar la equitación, pues la actividad de turismo activo que se oferta en la localidad son paseos a caballo. La escapada puede continuar hacia el Este por la carretera C-55 para visitar la fortificada Cardona. La localidad tiene un alto nivel de vida y dispone de una importante oferta hotelera y hostelera; para conocer las características de la gastronomía local y elegir donde reservar ofrecemos nuestra página Dormir y Comer en Solsona.

¿Quieres conocer este sitio?

En sus inmediaciones se han encontrado sepulcros del año 3.000 a.C. y también vestigios de un poblado íbero del siglo III a.C en la cercana Castellvell de Solsona. Los romanos edificaron una pequeña población que contó con termas y un templo, que llamaron Setelsis, nombre que derivó a Setelsona. Los visigodos la ocuparon entre el siglo V y VIII, cuando fue tomada por los árabes durante unos setenta años; la presión de los caballeros dependientes del Imperio Carolingio les haría evacuar el territorio.

Durante unos dos siglos de la historia de Solsona, ésta fue territorio fronterizo sujeto a periódicas incursiones de musulmanes y cristianos. En el siglo IX comienzan a aparecer rastros escritos sobre una población llamada Solsona, donde hay una iglesia dedicada a Santa María.

En el siglo X se consagra el mencionado templo; los repobladores dependían de los señores del castillo y del obispado que se radicó en el ya monasterio de Santa María. En 1217, la descendiente de la familia propietaria del castillo, doña Inés Torroja, contrajo matrimonio con el vizconde de Cardona, Ramon Folc IV.

En el siglo XIII la villa recibe el privilegio de celebrar un mercado semanal lo que atrajo a artesanos de otros contornos y el asentamiento permanente de mercaderes, entre ellos a una comunidad de judíos. En 1338 la población tenía suficiente entidad como para formar un Consell que gobernara el municipio; diez años después se desató una epidemia de Peste Negra que hizo estragos en la comarca, dejándola casi despoblada. La llegada de nuevos pobladores permitiría la construcción de nuevas murallas, fuentes públicas y la edificación del hospital de Llobera.

El rey Felipe II solicitó al papa Clemente VIII la constitución de un obispado a Solsona y que la iglesia del monasterio se convirtiera en catedral. En 1594 el monarca le concede también el título de ciudad.

solsona foto antigua
Portal del Pont, entrada principal desde la construcción del puente

En 1620 se crea la Universidad Literaria dirigida por los dominicos. Pero veinte años después se produce la sublevación de Cataluña, comenzando una guerra que se alargará en Solsona hasta 1655. En 1714, tras la derrota de los austricistas catalanes en la Guerra de Sucesión, Felipe V destierra a Francesc Dorda, obispo de Salsona, por haber sido partidario de su rival, el archiduque Carlos. Tres años después el rey decide unificar los estudios de las siete universidades catalanas (Barcelona, Vic, Girona, Tortosa, LLeida, Tarragona y Solsona) en la nueva Universidad de Cervera, de modo que se mejorara la calidad y se pudiera controlar más fácilmente al profesorado.

En 1810, durante la Guerra de la Independencia, Solsona sufrió los efectos de los combates entre la guarnición francesa y las tropas españolas; los invasores llegaron a incendiar la catedral. Al ser una sede episcopal y fuertemente clerical, era muy simpatizante de las ideas integristas del pretendiente carlista. El 14 de junio de 1834 entró solemnemente en la ciudad la Expedición Real comandada por el Infante Carlos de Borbón, junto a catorce mil voluntarios.

Recuperada por los liberales, sería asediada y conquistada en abril de 1837 por el mariscal de campo carlista mossen Benet Tristany, un clérigo natural de un pueblo cercano. Será una base carlista hasta el fin de la guerra tres años después. Tristany regresaría a su comarca natal seis años después, tomando Solsona con trescientos voluntarios, y dando comienzo a la Segunda Guerra Carlista (o “de los Matiners”). Capturado por los Mossos d’ Esquadra al servicio del Gobierno, Tristany fue llevado a Solsona, donde fue fusilado en compañía de otros sacerdotes rebeldes el 17 de mayo de 1847. La recuperación de los monumentos locales fue liderada por el administrador apostólico Ramon Rui i Cabanes, a finales del siglo XIX, el cual fundó el Museo Diocesano de Solsona. Pero al final de la Guerra Civil, el 24 de enero de 1939, al retirarse el Ejército de la República, sus mandos se tomaron la molestia de incendiar la catedral y volar el puente.

Después de tantas guerras, del núcleo urbano antiguo poco nos queda, tan solo algunos restos esparcidos por la ciudad amurallada. Son relevantes tres de las puertas de la muralla: el Portal del Castell, la puerta de entrada al primer castillo, el  Portal de Llobera, abierto en el siglo XVII en época de peste, y el Portal del Pont que pasó a ser la principal entrada de la ciudad al construirse su puente en el siglo XVIII. El sol que preside en el arco de entrada hace referencia al escudo de Solsona.

Pero hay mucho que ver en Solsona, en la plaza Major confluyen las principales calles y donde se celebran las fiestas pero es la Plaza de Sant Joan la más emblemática y donde se realizaban las ejecuciones de los reos de muerte (que solían reunir mucho público). Para santificar el lugar en el siglo XVIII se levantó sobre la fuente pública del siglo XV un templete dedicado a San Juan Bautista.

dormir solsona hotel sant roc
Hotel Sant Roc

La Catedral de Solsona conserva el ábside románico y el campanario del templo original del siglo XII. El resto del templo actual es gótico, iniciado en el siglo XIII pero terminada en el siglo XVIII, época en la que construyo la puerta principal en la barroca fachada de poniente. Consta de solo una nave. En su lado norte tiene la capilla de la Mercé, ornamentada con un altar barroco que preside la Virgen; al mediodía se sitúa la capilla de la Mare de Déu del Claustre, obra neoclásica con planta de en forma de cruz y cimborrio, presidida por la extraordinaria imagen románica de la Virgen con el Niño.

El Palacio Episcopal se construyó en el siglo XVIII sobre el antiguo monasterio. Su excepcional fachada neoclásica da la entrada a la residencia del obispo, los servicios de la Curia Diocesana, el Archivo de la Diócesis y una sala para exposiciones. También el interesante Museo Diocesano y Comarcal.

El Ayuntamiento de Solsona, o Casa de la Ciutat, es una antigua casa de mercaderes construida en el siglo XVI en un estilo entre gótico y renacentista. También es interesante el Hotel Sant Roc, de estilo modernista. Otros edificios atractivos se encuentran a lo largo de la calle de LLobera y la plaza del Camp. Entre los edificios singulares cabe también mencionar la Torre de las Horas.

Se trata de una ciudad con famosas y tradicionales celebraciones. La Fiesta Mayor se celebra a partir del siglo XVIII en las fechas 7 al 11 de septiembre con gigantes, dracs, cavallets y todo el folclore tradicional de la comarca. Durante el carnaval de febrero en Solsona se viven unas jornadas festivas populares en las que se han recuperado viejas tradiciones como la de colgar un asno de cartón de la llamada Torre de las Horas.

A unos trece kilómetro del pueblo, por la carretera LV 3005 (dirección Biosca) de la que se toma luego la desviación por la LV 3002 dirección Riner, se llega al importante Santuario del Miracle, erigido tras la supuesta aparición de la Virgen a unos pastorcillos el 3 de agosto de 1458. En el complejo de edificios está la iglesia donde se custodia una imagen de la Mare de Deu del siglo XVI, en un imponente retablo mayor de estilo barroco (siglo XVIII). También merece atención la capilla del Sacramento, producida en 1530 en estilos gótico y renacentista. A su lado hay un albergue de peregrinos y un monasterio benedictino.

Imagen principal Iakov Filimonov / Shutterstock.com

Imprescindibles

que ver en solsona
Castillo cerca de Solsona
que ver en solsona
Plaza Palacio Episcopal

Datos prácticos

Coordenadas

41° 59′ 52″, N 1° 31′ 15″ E

Distancias

Lleida 103 km, Barcelona 112 km, Zaragoza 258 km, Madrid 560

Aparcamiento

Es conveniente dejar el vehículo en las inmediaciones de las vías de acceso al casco urbano.

Altitud

670 m

Habitantes

2 517 (2011)

Fiesta Mayor (del 7 al 11 de septiembre)

Carnavales (febrero)

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar